Inicio internacional Bolivia: Resistir hasta lograr el triunfo popular. Entrevista a Adriana Guzmán

Bolivia: Resistir hasta lograr el triunfo popular. Entrevista a Adriana Guzmán

237
0
Compartir
17 agosto, 2020 Natalia Pravda Luchas sociales-Mundo
 
Foto: Adriana Guzmán. Feminismo Comunitario Antipatriarcal
 
Adriana Guzmán: «Nos parece importante la reaparición de Felipe Quispe porque tiene historia, tiene fuerza y es garantía de lucha para nosotras»
 
Por Carlos Aznárez y María Torrellas/ Resumen Latinoamericano.
 
Adriana Guzmán se define como feminista comunitaria y antipatriarcal, es una referencia de esa lucha en Bolivia y también siempre está volcada en la pelea por los derechos ancestrales de su pueblo. Desde los inicios del golpe fascista ha planteado la resistencia y ahora en el marco del levantamiento popular tiene mucho que decir sobre las formas de hacer política desde abajo que se plantea su gente.
 
-¿Cómo estás viendo este levantamiento generalizado de todo Bolivia contra la dictadura?
 
-Gracias por el espacio, es importante poder sacar diferentes voces desde Bolivia, por el cerco mediático que estamos teniendo no solo desde el golpe, sino el cerco mediático que está viviendo el mundo por el coronavirus y que se ocupa solo de eso y no de las masacres que están comiendo los gobiernos. Entonces hay dos momentos, el golpe que no ha sido reconocido por muchos, es el golpe al pueblo, que ha terminado en un golpe de estado. Fue necesario el golpe al pueblo para hacer el golpe de estado porque el poder reside en el pueblo, el pueblo ha decidido no ser más sirviente, empleado, peones de los terratenientes y las oligarquías. Es el pueblo el que ha decidido denunciar y resistir a seguir construyendo esas clases oligárquicas, conservadoras, principalmente en el oriente del país, aunque están en todo el país. Por detrás de eso los capitales internacionales, pero son los terratenientes, los mismos que en 2008 querían una limpieza étnica, querían acabar con los indios. Son ellos los que sostienen económicamente este golpe. Durante el golpe fue difícil reaccionar, porque no nos esperábamos un golpe durante 13 años no nos hemos tenido que movilizar o enfrentarnos a los militares. Ha sido difícil reaccionar. Siento que este segundo momento es la reacción de ese anterior momento, un poco tardía, un poco por la ingenuidad, por el miedo que se ha generado desde el gobierno de facto. Pero es la rabia que traemos desde el golpe, son las humillaciones, el racismo impune en todos los espacios, en los medios de comunicación, la persecución a las mujeres de pollera, las quemas de las casas de los compañeros de las organizaciones sociales, de los indígenas, de los movimientos al socialismo, indígenas también. Entonces tenemos una rabia acumulada. Es dignidad, no es rabia por la rabia misma. Es por la dignidad, no pueden matarnos así. No pueden matar así a nuestros hermanos. La humillación ha seguido, y permanece en el gobierno. Y sigue siendo impune con la postergación de las elecciones, como si nosotros no tuviéramos la palabra, como si no importa lo que pedimos. Creo que es una rabia acumulada y creo que estos meses del gobierno de facto han profundizado, no solo la rabia sino una cuestión de supervivencia. Porque si no sacamos al gobierno de facto, nos morimos por el virus o nos morimos de hambre.
 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.