Inicio Cultura y Arte ARDE MADRID CON AVA GARDNER

ARDE MADRID CON AVA GARDNER

554
0
Pepe Gutiérrez-Álvarez

 El pasaje de Ava Gardner por Madrid fue incendiario. Despertó la imaginación de los hombres que contaban historias que le habían contado, su libertad como mujer era una bofetada entre las beatas de un régimen que llegó a sospechar sí era “comunista” aunque no se atrevió a tocarle un pelo porque temía recibir mayor desprestigio del que ya tenía, molestar al “amigo americano”. De todo esto y de otras subtramas se trata en la miniserie serie “Arde Madrid” (Paco León&Anna R. Costa), Para quienes aproximarse a esta singular historia de una mujer que había decidido vivir a su manera al amparo de su belleza y de su prestigio de “star”, le gustará “La noche que no acaba” (Isaki Lacuesta, 2010), centrada en el rodaje de “Pandora y el holandés errante” (Albert Lewin, 1951), un drama onírico-vanguardista rodado en la Costa Brava junto a James Mason, Nigel Patrick y Mario Cabré. Por entonces, el personal aficionado sabía que Ava se dio a conocer especialmente gracias al drama negro basado en una historia de Ernest Hemingway Los asesinos (Robert Siodmack, 1946) donde se lucía junto a un también jovencísimo Burt Lancaster y a Edmond O’Brien, sí bien no pudieron ver la The hucksters (Clarence Brown, 1947) junto a Clark Gable y Deborah Kerr, que sin ser nada del otro jueves contiene una radical y sorprendente diatribita de Gable contra el egoísmo de los capitalistas, obra a la que le siguió y Soborno (Robert Z. Leonard. 1949), estupendo thriller dramático donde actúa junto a Robert Taylor, según la leyenda otra de sus conquistas amorosas, pero sobre todo un sudoroso Charles Laughton. Fue a partir de entonces que comenzó su reinado al encadenar producciones de muchos medios para los grandes estudios, y realizar grandes interpretaciones. Sobresalen: El gran pecador (drama moral basada en la obra Dostoievski con Gregory Peck y Ethel Barrymore; Mundos opuestos (Mervin LeRoy, 1949), una mediocre melodrama, pero fue con Pandora donde sus relaciones con Mario Cabré llenó los titulares de la prensa adicta (no había otra). En esta etapa comienzan sus escalas en Madrid, sus estancias en España y sus amores (con Luis Miguel Dominguín, Carlos Larrañaga, etc.).
Ulteriormente rodó el musical “Magnolia”, remake de una legendaria obra musical de Broadway, pero finalmente los productores decidieron que no utilizase su propia voz en las partes cantadas, a la que le siguió “Odio y orgullo” (Robert Stevenson, 1951), con quien mantuvo otro de sus amoríos. Siguieron las películas: «Las nieves del Kilimanjaro» «Mogambo» (1953), film de inusitada popularidad dirigido por John Ford y donde Ava actúa junto a la bella Grace Kelly, al lado del “rey” Clark Gable, aunque en realidad fueron ella y los gorilas los reyes de la función. Trabajó en todo lo que le mandó la Metro, fue una española muy especial en La condesa descalza (Joseph L. Mankiewicz, 1955) en un papel inspirado en la vida de Rita Hayworth, donde da lo mejor de sí misma y logra una de sus mejores caracterizaciones de esta época, acompañada por Humphrey Bogart,
Desde 1955. Ava Gardner empieza a residir de manera habitual en España; dice no encajar en el tipo de vida de Hollywood y en Europa vive en un relativo anonimato, menos perseguida por la prensa. En 1954 compra por 66.000 dólares de la época una casa en La Moraleja, a las afueras de Madrid, y años después se muda a la capital. En el barrio residencial de El Viso (Chamartín) es vecina del general Juan Domingo Perón, expresidente de Argentina, quien la denuncia por el alboroto que generan sus fiestas, en una pendiente de lo que en el régimen se llamaba “libertinaje” (en oposición de la libertad que aceptaban boca fuera), todo ello en una opción de vida que recuerda bastante a la de Errol Flynn, con un coherencia y un integridad que contrastaba con las miserias del entorno y sobre las que aquí ya existe un magnífico documental y una serie televisiva sobre todo lo que se dice es bueno. Después Ava siguió haciendo películas, y no es verdad que no se mostrara como una buena actriz. Pero de eso ya hablaremos otro día.

Artículo anteriorMovimiento Democrático Popular Condena alevoso asesinato de Camilo Catrillanca y exige la renuncia del Ministro del Interior Andrés Chadwick
Artículo siguienteNoticias breves

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.