Open top menu
El Estado chileno y los derechos del pueblo-nación mapuche.

El Estado chileno y los derechos del pueblo-nación mapuche.

Celso Calfullan,

Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

¿Descubrimiento o genocidio? ¿Quiénes eran los salvajes?
Absolutamente nada puede justificar el genocidio indígena que comenzó ese fatídico 12 de octubre de 1492,  dado que esto fue lo realmente ocurrió y no lo que nos cuenta la versión oficial de la historia, sobre un supuesto descubrimiento de América.

Pero increíblemente una de las principales excusas fue precisamente de que los europeos llegaron a nuestro continente para “civilizarnos”. Históricamente esta ha sido una excusa que utilizan los países poderosos para llevar a cabo guerras para apropiarse de las riquezas de otros pueblos a los que se les considera salvajes o atrasados, algo que continua hasta nuestros días. Esta es la excusa que utilizo Estados Unidos, para invadir Afganistán o Irak, para hacerles llegar la “democracia” y la “civilización occidental”, a esos países “atrasados” y “terroristas”

¿Llegaron a descubrirnos o robarse nuestras riquezas?

Es importante resaltar que si bien las civilizaciones y pueblos que habitaban América no habían desarrollado una clara diferenciación de clases como ya se había dado en Europa y el tema de la “propiedad privada”.  En este continente todavía no existía la propiedad privada sobre la tierra, sino que era colectiva. Algo que no gustaba a los conquistadores europeos y utilizaban de argumento para considerar “salvajes” a sus habitantes.

El Estado chileno y los Mapuche  “atrasados” y “terroristas”

Es increíble que después de 525 años, la clase dominante que controla el Estado chileno siga usando los mismos argumentos, de los criminales y ladrones que llegaron a saquear nuestro continente hace más de cinco siglos.
Los mapuche éramos una nación independiente hasta hace poco más de cien años y este es un hecho muy importante tomando en cuenta que Chile recién acaba de celebrar su bicentenario, esta es la razón porque la perdida de independencia de los mapuche aún está muy fresca en nuestra memoria.

Los mapuche nunca fuimos controlados, ni derrotados militarmente por los imperialistas españoles y sólo después de 80 años de la constitución de Chile como una república “independiente”, lanzaron la ocupación militar bautizada como “pacificación de la Araucanía”, al unísono con la “Campaña del Desierto” del Estado Argentino,  lograron apropiarse del territorio de la nación mapuche. Al igual que en Argentina, para anexar nuestro territorio a Chile tuvieron que llevar a cabo una masacre, la eliminación física de miles de mapuche, una de las “hazañas” más criminales y genocidas del valiente ejército chileno y todo en el nombre de “la pacificación de la Araucanía”.

La democracia, la violencia y los mapuche.
La larga resistencia del pueblo mapuche nunca se ha apagado, sino que renace una y otra vez y lo seguirá haciendo a pesar de la represión criminal que ejerce el Estado chileno en contra de nuestro pueblo.
La usurpación no sólo es un concepto histórico, sino una realidad que ha cruzado los siglos. La usurpación no es de hace 500 o  200 años, es de ayer con la dictadura de Pinochet, es de hoy con las forestales y las transnacionales de la madera que siguen usurpando nuestro territorio. También continua con la actual “democracia” y con los abusos diarios de la policía, que los actuales gobiernos de la Nueva Mayoría (ex Concertación) amparan y les garantizan impunidad.
Los “demócratas” de la Nueva Mayoría, son los que hoy justifican, los allanamientos de nuestras comunidades, amedrentamientos, atropellos, vejámenes, torturas y asesinatos de nuestros hermanos

La prensa y la justificación del uso de la violencia contra los mapuche.
La campaña mediática es simplemente aplastante y de nuevo vemos el uso malicioso del lenguaje: “conflicto mapuche”, “asociación ilícita terrorista”, “incendios terroristas”, “amenaza terrorista”, “actos terroristas”, todos estos titulares de los medios de prensa, tienen un claro uso tendencioso y apuntan a justificar el uso de la violencia contra los mapuche, pero acusándonos a nosotros de violentistas.
Acusar a los mapuche de violentos es una clara tergiversación de la realidad, los mapuche hemos sido masacrados, se nos ha robado nuestro territorio, se nos ha discriminado, criminalizado, encarcelado, o sea, en pocas palabras históricamente lo único que hemos recibido de la elite dominante del Estado chileno ha sido violencia y no cualquier violencia, sino una violencia criminal  y no estamos hablando sólo de la historia, dado que estos hechos están pasando hoy en nuestras comunidades.

Como solucionar el conflicto.
La violencia empleada por los gobiernos de la Nueva Mayoría, la derecha y los empresarios, no puede amedrentarnos, inevitablemente sólo engendrara niveles superiores de organización y lucha. La única conclusión que podemos sacar frente a esta represión que es más necesario que nunca retomar la lucha para defender nuestros derechos.

La solución del conflicto pasa primero que nada por la devolución de los territorios “usurpados” léase robados a los mapuche, esta medida debe estar en el centro de cualquier intento por resolver este conflicto. Al mismo tiempo impulsar un estado plurinacional que permita, la autodeterminación de los mapuche, y la colaboración fraternal con el pueblo chileno y argentino desde una condición de igualdad y no discriminación. Colaboración que debe incluir una nueva reforma agraria, una nueva matriz productiva que garantice la soberanía alimenticia, y termine con el desastre medioambiental de los monos productivos forestales en manos de grandes grupos económicos.

También pasa por liberar a todos los mapuche encarcelados, dado que para nuestro pueblo ellos son “presos políticos” injustamente encarcelados por el estado chileno.

Por el respeto a la cultura, idioma y cosmovisión de nuestro pueblo, somos mapuche.

Ratificación de todos los acuerdos internacionales, como el convenio 169 de la OIT y su aplicación inmediata por el estado.

Fin a la militarización del walmapu.

La principal demanda para los mapuche sigue siendo: Tierra, justicia y libertad.

 

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: