Open top menu
Chile – 8 Marzo – Convocatoria a la unidad y a luchar por nuestros derechos laborales

Chile – 8 Marzo – Convocatoria a la unidad y a luchar por nuestros derechos laborales

Ximena Vanessa Goecke S. *

El 8 de marzo conmemoramos la lucha de las mujeres por sus derechos laborales; allí, recordando una tragedia entre muchas, recordamos a muchas mujeres que murieron clamando por un trabajo decente. Una lucha que no termina en la historia, porque hoy, en Chile, vivimos en la precariedad laboral, cotidianamente. Cada día hacemos frente a un sistema que no sólo nos oprime económicamente, sino que también afecta nuestra salud física y menta y nuestra vida en comunidad.

El trabajo es vivido como una carga, como sacrificio de la vida personal y familiar. Y no como debiera ser: un espacio productivo y creativo a través del cual obtenemos lo que necesitamos para vivir y aportamos a la sociedad.

Los malos tratos y las condiciones precarias y abusivas en nuestra vida laboral son una forma de violencia de género. La falta de reconocimiento, perspectivas de crecimiento y de justicia en la retribución de nuestros aportes –muy mermada en comparación con las nuestros compañeros- son también otra forma de violencia de género. La condena a la miseria de las mujeres trabajadoras jefas de hogar y de sus familias, así como la de las mujeres pensionadas, son otras formas de violencia de género.

El 8 de Marzo no es un día de fiesta. Es un día que nos recuerda la importancia de la rebeldía de las mujeres y la necesidad de actuar como un colectivo para luchar por la justicia y nuestros derechos.

Este jueves invitamos a marchar y a alzar la voz a todas las compañeras alzándonos por terminar con las AFP, por lograr una salud digna, por organizaciones sindicales efectivas y comprometidas con las trabajadoras. Sumemos a todas las trabajadoras, nacionales y migrantes, estudiantes, campesinas, pobladoras, aquellas defensoras de la tierra, temporeras, rurales y pobres. Levantemos las demandas de la gran mayoría de trabajadoras de bajos sueldos, aquellas a honorarios y a contrata. Pidamos trabajo decente. Igual paga para igual calificación y trabajo. Estabilidad y bienestar.

Este 8 de marzo nos convocamos, unámonos para hacer frente a un modelo que causa sufrimiento y aislamiento. Apropiémonos de la fuerza que nos da la sororidad. Manifestémonos ese día y en adelante busquemos ser activas luchadoras por una vida mejor. Necesitamos profundas transformaciones sociales que pongan fin a toda forma de violencia de género y  a toda forma de explotación y desigualdad.

 

* Ximena Vanessa Goecke S. es Historiadora, Profesora de Historia e Inglés, y Magister en Género y Cultura.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: