Inicio internacional Violencia en Colombia: “La situación es bastante difícil”, denuncia líder campesina ante...

Violencia en Colombia: “La situación es bastante difícil”, denuncia líder campesina ante la ONU

248
0
Compartir

“Somos muchas las personas amenazadas en este momento por nuestra labor social y política”, dijo a Sputnik Nury Martínez, líder campesina colombiana. Martínez denunciará ante las Naciones Unidas la violencia y represión sistemáticas contra las organizaciones campesinas en Colombia.Este jueves 25 de febrero, Martínez, presidenta de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro) de Colombia —miembro de La Vía Campesina— intervendrá ante la reunión plenaria del 46° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas.

¿Qué denuncia?

Las continuas amenazas selectivas contra defensoras y defensores de la tierra y los territorios.”Nosotros tenemos compañeros y compañeras de la Federación amenazados en los territorios”, advirtió Martínez. “En mi caso recibí una amenaza por parte de las Águilas Negras, un grupo paramilitar, el año pasado, donde no solamente me amenazan a mí, sino que también amenazan a mi familia”, contó la lideresa campesina.

Según información de La Vía Campesina, Colombia vive momentos críticos. Desde 2016 al menos 1.139 líderes y lideresas sociales fueron asesinadas, sumado a torturas y desapariciones forzadas.

Además, la líder campesina considera que “también hace falta mostrar más de estas víctimas, ya que el 77% está en zonas rurales y en el informe del Alto Comisionado solamente se refieren a indígenas y afrodescendientes”, indicó Martínez.Las masacres, que en el último tiempo han aumentado. En los primeros 20 días de 2021 hubo una masacre cada 4 días y un líder social asesinado cada 41 horas. La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) advirtió que desde 2016, cuando se firmó el Acuerdo de Paz, no se registraba un inicio de año tan violento.

El confinamiento y restricciones impuestas a las comunidades por grupos armados, sobre todo en territorios rurales, y donde hay mayor población indígena y negra. “Eso ha sido en connivencia con el Estado”, denunció Martínez.Los consecuentes desplazamientos forzados, dado el nivel de violencia.Los incumplimientos de los Acuerdos de Paz, que “están directamente relacionados a la violencia estatal y paraestatal contra las y los líderes sociales, en particular campesinas y campesinos”, aseguró Martínez.El Estado colombiano tiene que ser responsabilizado por estos incumplimientos y tiene que respetar sus compromisos nacionales e internacionales en materia de derechos humanos y construcción de una paz duradera y digna para su pueblo, asegura La Vía Campesina.

¿Qué solicitan a la ONU los campesinos de Colombia?

“Sobre todo que le exija al Gobierno colombiano la implementación de los Acuerdos”, Martínez considera que cumplirlos significaría avanzar en la resolución de “conflictos sociales de hace mucho tiempo”, incluso el problema de los grupos armados y paramilitares.

También piden que se investiguen los crímenes, que los líderes y lideresas tengan acceso a la Justicia, y que el Estado permita a las organizaciones “verificar la realidad de las violencias que han habido”, ya que actualmente las cifras sobre asesinatos y amenazas presentadas por el Gobierno no son cotejadas.Recientemente las organizaciones de derechos humanos rechazaron la unificación de cifras sobre homicidios de líderes sociales bajo la subordinación de la Fiscalía General de la Nación. Los defensores de derechos humanos consideran que implica un grave retroceso respecto la autonomía que tenía Defensoría del Pueblo, que llevaba sus propios registros, al subordinarse al Ejecutivo.A su vez, la líder campesina considera que “es importante que las NU puedan plantearle al Gobierno colombiano la declaración de los Derechos Campesinos”, que en su artículo 6 estipula que “los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a la vida, la integridad física y mental, la libertad y la seguridad de la persona”.

“Por eso también consideramos importante la intervención, dado que en este país estamos luchando hace mucho tiempo por el reconocimiento del campesinado como sujeto de derecho”, señaló.La representante de Fensuagro participará en los debates de la sesión en ocasión de la presentación del informe anual de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con el apoyo de Amigos de la Tierra Internacional, el Centre Europe – Tiers Monde (CETIM) y FoodFirst Information and Action Network (FIAN) International, organizaciones aliadas con estatuto consultivo en Naciones Unidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.