Inicio sindicatos PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 12 DE AGOSTO DE...

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 12 DE AGOSTO DE 2021

154
0
Compartir
“..Señores, denme permiso para decirles que no creo lo que dicen las noticias, lo que cuentan en los diarios, lo que entiendo por miseria ..”  
       Schwenke y Nilo
*****
1.- Ciertamente que el asunto del trabajo a domicilio – o teletrabajo como le llaman – ya estaba instalado antes de que Piñera dictara la ley 21220 que entró en vigencia el 1 abril de 2020, o al menos se dictaron las  bases para que este ejercicio de sacar las labores de la oficina hasta el hogar del trabajador fuera posible. 
En efecto, la ley 20.940 del año 2016 (gobierno de la nueva mayoría) tiró las primeras líneas al establecer en el nuevo artículo 376 los “pactos para trabajadores con responsabilidades familiares”, que apuntan a que la organización sindical pueda acordar con el empleador  pactos con el objeto que el trabajador pueda acceder a sistemas de jornada de trabajo, en la empresa o fuera de ella.
“Fue la declaración de la pandemia lo que agilizó la puesta en marcha del contrato de teletrabajo, el que debe indicar de forma expresa que las partes han acordado la modalidad de trabajo a distancia, el lugar donde se prestaran los servicios  y el periodo de duración del acuerdo de teletrabajo. Desde abril del año pasado  hasta el 31 de mayo de 2021  la dirección del trabajo había recibido un total de 147 denuncias” ¿cuales son estas denuncias? Según la D. del T. “Las 3 materias mas denunciadas por parte de los trabajadores son no efectuar el pacto respectivo (suscribir el acuerdo) , no proporcionar equipos, herramientas y/o materiales para el trabajo a distancia y no pagar los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y o reparación de equipos de trabajo a distancia o teletrabajo”. 
Esto nos deja claro que no se puede, bajo ninguna razón, dar por acordado el pacto sin la firma del mismo, pacto en donde queden claramente establecidos si habrá o no entrega de implementos para cumplir el teletrabajo o si en su defecto la empresa entregará los mismos, sin descuidar que se establezca claramente que la empresa pagará  los costos de operación y funcionamiento y por ultimo no descuidar lo relativo al horario, ya que el trabajador no debe aceptar quedar a plena disposición del empleador, sino que mantener la jornada que cumplía cuando trabajaba presencial.
 
2.- Según datos proporcionados por el Observatorio del Contexto Económico de la UDP, “en el trimestre móvil diciembre 2019 – febrero del 2020, tan solo el 0.6% de los asalariados – 40.000 personas – realizaban sus labores desde su propio hogar (aún no había pandemia). En momento de la implementación de la ley y las restricciones a la movilidad el 20% – algo mas de un millón de trabajadores – estuvo realizando trabajo a distancia. 
En el período  febrero – abril de 2021, con las nuevas cuarentenas masivas  el teletrabajo llegó al 12.4% – mas de 733 mil personas – y de este total 556.000 corresponden a asalariados del sector privado y 176.000 son del sector público”. Dice el mismo Observatorio  que “los únicos sectores en donde mas de la mitad de sus trabajadores pudo laborar a distancia, son la educación con el 56.9% y actividades financieras  con el 50.6%, sectores que lograron adaptarse y pudieron desarrollar su labor remotamente”. Continua diciendo el observatorio que “el problema es que hubo – y hay – mucha gente que simplemente le es imposible realizar labores desde el hogar. No hay Zoom, Teams o Meet que sirva a la inmensa mayoría de, por ejemplo los trabajadores del sector agrícola, los cuales casi en su totalidad deben estar presentes (99.%). 
Lo mismo pasa en otros sectores donde se ocupa gran cantidad de trabajadores como la construcción donde el 97% esta presencial, transporte (96.5%), manufacturas (96.4%) y minería 95.6%”. “El teletrabajo es un formato de trabajo minoritario, un privilegio de pocos, ya que el 80% de quienes lo cumplen son personas con educación superior completa.
Por ultimo dice  un académico de la UAH que “solo el 17% de los trabajos en Chile son, con alta probabilidad, viables de realizarse en casa.”. 
(Datos tomados de Economía y Negocios de El Mercurio y Pulso de La Tercera)
 
3.- Atentos entonces aquellos pocos que pueden realizar teletrabajo. Que no les pasen gatos por liebres y los comiencen a explotar en sus domicilios.  

*****
Nuestra fuerza la Unidad 
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO 
Secretario C.G.T. CHILE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.