Inicio economía ¡Los precios suben, los salarios deben seguirlos!

¡Los precios suben, los salarios deben seguirlos!

107
0

L’Etincelle (La Chispa), Francia 24 de enero de 2022

Todo está subiendo. El gas, la electricidad, la gasolina… Para algunas personas es imposible calentar toda su casa, tienen que elegir las habitaciones. Para otros, resulta difícil tratarse a sí mismos. Y hay más por venir. Desde el 1 de enero se han aplicado nuevas medidas: aumento del precio de los sellos, subida del precio de los productos frescos e introducción de una tarifa plana de 19 euros para las visitas a urgencias. La inflación anunciada del 2,8% está muy por debajo de lo que pesa en nuestros presupuestos. Los salarios no están a la altura.

En todas partes, los salarios son demasiado bajos
Se trata de todas las profesiones, todos los estatus, los trabajadores fijos y temporales del sector privado y del sector público. Tanto si trabajas en un hospital como en PSA, nadie se imagina trabajar toda su vida, hacer turnos, levantarse a las cuatro de la mañana, dañar su salud en las líneas de producción de automóviles o en departamentos de hospitales desmantelados, y jubilarse con 1.000 euros o menos. Los salarios de los trabajadores son demasiado bajos. Los Chalecos Amarillos ya lo denunciaban en las rotondas hace tres años. Ahora es aún peor.

En todas partes, el botín de los jefes indecentes
Mientras unos cuentan su dinero, otros nadan en beneficios. El índice bursátil de las 40 mayores empresas de Francia ganó un 28,5% en 2021. La fortuna de las 500 personas más ricas del país ha alcanzado el billón de euros. Esto es indecente. Todos los trabajadores saben que es imposible acumular esa suma simplemente trabajando. Philippe Poutou tenía mucha razón al decir que si los ricos son tan ricos «es porque roban». Se llevan de nuestros salarios, se llevan del dinero público, se llevan de la riqueza social que hacemos con nuestro trabajo.

Aumentar los salarios, una necesidad vital
Con Philippe Poutou, defendemos un aumento de al menos 400 euros al mes para todos y un ingreso de al menos 1.800 euros. Esto es lo que necesitamos para vivir. En 2020, los beneficios ascenderán a 140.000 millones de euros, lo que supondrá un aumento de 460 euros al mes para los 25,2 millones de trabajadores. Un poco menos si queremos contratar a todos los parados. Ahí es donde está el dinero. Sin embargo, ningún candidato de la derecha o de la izquierda propone atacar los beneficios de los capitalistas. Sus «soluciones» son siempre meter la mano en nuestros bolsillos para llenar los de los grandes jefes.

La ira estalla en huelgas dispersas
En Arkema, mientras el director general aplaudía los beneficios récord de la empresa, los empleados de los trece centros franceses se pusieron en huelga durante doce días. Obtuvieron un aumento mínimo de 70 euros para los salarios más bajos, y un 2,3% para los demás. En Leroy-Merlin, los empleados obtuvieron un aumento del salario mínimo de 65 euros al mes. Las ridículas propuestas de aumento de la dirección no calmaron el movimiento, y la determinación de los empleados fue suficiente para superar el desprecio de la jerarquía. Las confederaciones convocan una jornada de movilización el jueves 27 de enero. La rabia es grande, debería expresarse colectivamente.

Philippe Poutou, un candidato que es de los nuestros
Al igual que las recientes huelgas, necesitamos un movimiento de luchas generalizadas en el mundo del trabajo para imponer un cambio. Por tanto, nuestro programa no es sólo electoral. ¡Es también y sobre todo un programa de lucha! Apoyar a Philippe Poutou significa afirmar que los trabajadores sólo pueden cambiar su destino luchando ellos mismos contra las grandes empresas, organizándose juntos para cambiar el conjunto de la sociedad.

Artículo anteriorLA SOBERANÍA EN UNA DEMOCRACIA PLENA Y MECANISMOS DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA VINCULANTE COMO GARANTÍA CONSTITUCIONAL
Artículo siguiente«No someterse a la ley de la mentira triunfante que pasa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.