Inicio historia y teoria Libro «El MIR de Miguel»: lanzamiento en Valparaíso

Libro «El MIR de Miguel»: lanzamiento en Valparaíso

171
0

El Porteño 15/01/2022

por Adolfo Mena

El 13 de enero, en el Parque Cultural Ex Cárcel, fue presentado el libro “El MIR de Miguel”. Es un trabajo de 4 tomos (se han editado los dos primeros) cuyo autor es Ignacio Vidaurrázaga Manríquez, de profesión periodista, pero cuya historia vital es la de un revolucionario. Militante del MIR desde su temprana juventud, Ie apresado por la dictadura y pasó 6 años de su vida encarcelado. Estaba preso en Concepción cuando su hermano, también militante del MIR, Gastón Vidaurrázaga, fue asesinado por la CNI, en venganza por el fallido ajusticiamiento del tirano. Ignacio es un sobreviviente, que ha trabajado la memoria no sólo con la finalidad de reclamar el lugar de los luchadores y revolucionarios en la historia, sino que –y acá está su gran logro- para aprender y trabajar, incansablemente, cada segundo, por los mismos sueños de transformación social, procurando contribuir a la comprensión de los errores o aportando a la evidencia de que seguiremos cometiéndolos, pero que ello valdrá mil veces la pena cuando de lo que se trata es de luchar por terminar con la explotación y la miseria. Nos comentó en el lanzamiento de su libro, su preocupación por los temas actuales que interesan a las mayorías y propuso más de una tesis respecto de cómo ello se vincula con las lecturas del mirismo en la época pre golpe.   

El título por cierto es provocador. El autor resalta la figura de Miguel Enriquez como determinante y fundacional en el proyecto rojinegro. Sin Miguel –“Viriato”- el MIR no existe o hubiese sido (o fue?) otra cosa. Por nuestra parte, lo hemos entendido de otra manera. Lo que se analiza es el MIR, en un período en que su programa, su estrategia y táctica se correspondieron con el trabajo de la Comisión Política liderada por Miguel, y apalancada por Bautista Van Schowen, Edgardo Enríquez, Andrés Pascal, Luciano Cruz y Nelson Gutiérrez.

Lo cierto es que el libro, que se presenta como una «crónica», es definitivamente un trabajo absolutamente político, por más que la técnica sea periodística.  Hay un prolijo reporte de los frentes de masas del mirismo, su posición y acción frente al reformismo, su vinculación con la Unidad Popular, el trabajo hacia las Fuerzas Armadas y el problema militar, política de alianzas, etc. Pero también incorpora una novedad que en nuestro país (a diferencia por ejemplo de lo que se ha trabajado en Uruguay o Argentina) no se había presentado: El protagonismo, como relator o sujeto politico, del o la militante de base o cuadros intermedios. Son tratados con delicadeza y pertinencia política, las experiencias personales y las visiones emanadas de historias particulares de numerosos militantes. Esta obra –sin duda la más completa existente respecto de esta joven organización– se sostiene en la vida de sus militantes, de todos ellos, no sólo de los que han trascendido por cualquier razón. En el lanzamiento del libro, en la etapa de las preguntas, todos los que intervinieron hablaron de si mismos, de sus experiencias, de sus fracturas y victorias, pero siempre de su orgullo militante.  Es como si Ignacio nos hubiera invitado, y con su trayectoria impecable de revolucionario, nos abriera la puerta, para que los modestos militantes de base entraramos también a la historia de la organización que nos formó y nos amparó en la idea, real o lírica, de, ni más ni menos, dar la vida por la revolución socialista. 

En la década del 80, para todos los que eramos luchadores antidictatoriales, el fortalecimiento de nuestras condiciones subjetivas era esencial. No recuerdo cuándo ni dónde, me hice de un libro que conservo hasta hoy, titulado «Se vive para darse». Se trata de poemas de un preso politico, ilustrado con dibujos de quien fuera luego un ejecutado político. Uno de esos textos decía lo siguiente: «Somos historia que ya no se detiene. Somos futuro. Aunque al invertirnos en el presente, no vivamos ese futuro».

El autor del texto es Ignacio y el de la gráfica es Gastón Vidaurrázaga. Se lo comenté el día del lanzamiento porque era muy importante para mi. Lo fue también para él, y así lo mencionó en el lanzamiento y también en el espacio de conversación posterior. De eso es, finalmente, de lo que trata el libro. De nuestras luchas, de nuestros aciertos y errores, de nuestra impecabilidad y de nuestra enorme falibilidad; de nuestras fortalezas y nuestras gigantescas debilidades. Pero principalmente, del rojo y negro que nos define hasta el día de hoy, que nos permite reconocernos y que nos invita a seguir, por ahora, como podamos y más temprano que tarde, como debemos.

(El autor pertenece a la Agrupación Octubre, de Valparaíso, organización creada con motivo de los 50 años de la Revolución Cubana, cuyo objetivo es la difusión, promoción y organización de las ideas revolucionarias)

Artículo anteriorLa izquierda asciende en Latinoamérica en un año electoral clave para Brasil y Colombia
Artículo siguienteRosa Luxemburg – Esbozo Biográfico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.