Open top menu
Ley de Subcontratación

Ley de Subcontratación

abajo-el-subvcntrayo

Los trabajadores no tenemos mas opción que luchar

La situación que se ha creado con la negativa de CODELCO a aplicar la Ley de Subcontratación en la empresa, apelando a los tribunales con el apoyo de Bachelet, viene a demostrar una vez mas el doble discurso y el cinismo de los dirigentes de la Concertación y sus gobiernos, como es el caso del actual gobierno encabezado por Michelle Bachelet (supuestamente socialista).
El discurso oficial cuando se lanzó la ley de subcontratación, era que esta ley se estaba implementando para proteger a los trabajadores y terminar con los abusos a que eran sometidos los trabajadores con las políticas de subcontratación aplicadas por la mayoría de los empresarios de este país, para hacer aun más precarias las condiciones de trabajo de sus empleados y los empresarios aumentar sus sobreganancias.

Codelco y la judicialización de los contratos.

La principal empresa del Estado, que es Codelco, es la que se esta oponiendo a la aplicación de esta ley para los trabajadores subcontratados de esta empresa, desconociendo el dictamen de la Inspección del Trabajo.
La excusa utilizada por los ejecutivos de Codelco, es que la Dirección del Trabajo (otro organismo de gobierno, dependiente del Ministerio del Trabajo) ha hecho una interpretación “errónea” de la ley, que ellos no comparten y por lo tanto lo han llevado a los Tribunales de Justicia, para “hacer que se cumpla la ley”, por esto decimos que el cinismo no conoce limites entre los personeros de la Concertación. La idea de judicializar este tema tiene como único objetivo no cumplir con la ley, y la medida tomada por los ejecutivos de Codelco cuenta con el total respaldo de la presidenta “socialista” Michelle Bachelet, un hecho francamente vergonzoso.

Los trabajadores no tienen mas opción que movilizarse.

Ante la provocación de los ejecutivos de Codelco y el gobierno, los trabajadores subcontratistas de esta empresa, no tienen más alternativa que movilizarse para presionar y hacer que se cumpla la ley y se termine con esta burla maquinada por los ejecutivos y el ministro de Hacienda Andrés Velasco y que sentara un pésimo precedente para los demás trabajadores subcontratistas de las empresas privadas del cobre.
La Confederación de Trabajadores del Cobre ha denunciado maniobras intimidatorias, como la presencia de personas ajenas al sindicato en las asambleas, y el aumento importante de guardias de seguridad y carabineros.
Como el gobierno sabe que inevitablemente los trabajadores tendrán que movilizarse frente a la farsa que han levantado las autoridades, están preparando un plan de represión en contra de las futuras movilizaciones, como siempre la única respuesta del gobierno será el uso de la violencia contra los trabajadores.

El rol de la CUT frente a este conflicto y la necesidad de un paro nacional.

Los dirigentes de la cúpula de la CUT se felicitaron cuando se promulgo la actual ley de subcontratación y ayudaron al gobierno para crear falsas ilusiones, de que esta vez si el gobierno empezaba a tomar medidas en favor de los trabajadores.
Lo que esta claro es que no se puede tener ninguna confianza en el gobierno y menos pensar que bastan las negociaciones con él, para solucionar los graves problemas que aquejan a los asalariados de nuestro país.

Si la CUT se comporta como una verdadera central de sindicatos que responde a los intereses de los afiliados, y no de los partidos comprometidos con el gobierno y la Concertación, no se puede limitar a apoyar de forma simbólica las movilizaciones y protestas de los trabajadores subcontratistas, sino que debe entrar de lleno en el conflicto y movilizarse para que otros sectores se sumen a la lucha, como seria el caso de los forestales, los salmoneros y del área de servicios, que sufren los mismos abusos, de trabajo precario sin seguridad.

Esta mas que claro que este es el momento de hacer un llamado a un Paro General para defender los intereses del conjunto de los trabajadores y dejar de crear ilusiones en que negociando tranquilamente con el gobierno se solucionaran los problemas que hoy tenemos, porque en la raíz de los problemas están las políticas en favor de la clase empresarial del actual y de los anteriores gobiernos de la Concertación.
La CUT debe dejar de jugar un rol de arbitro de los conflictos y ponerse claramente la camiseta de lo que realmente debería ser, o sea, los representantes de todos nosotros, del conjunto de los trabajadores chilenos. En caso contrario deberemos sacar las conclusiones del caso, y construir una nueva Central de Trabajadores que no tenga ninguna dependencia con el gobierno, ni con los partidos políticos que gestionan el Estado al servicio de los empresarios.

El neoliberalismo ya tocó techo.


El capitalismo(neoliberalismo) ya toco techo en todo el mundo, tanto en los países capitalistas “avanzados”, como en los mal llamados “emergentes”, las luchas de los trabajadores contra las políticas de contrarreformas del neoliberalismo son el pan de cada día, en prácticamente todos los continentes y claramente la clase trabajadora de América Latina es la punta de lanza de estas luchas y los trabajadores chilenos inevitablemente estamos siendo obligados a tomar la misma senda.
Los trabajadores no tenemos mas alternativa que luchar en contra del actual sistema y plantearnos la necesidad de construir una sociedad socialista democrática.

Celso Calfullan
Socialismo Revolucionario, Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: