Inicio medio ambiente Las razones de por qué en EE.UU. recomiendan evitar consumir salmón producido...

Las razones de por qué en EE.UU. recomiendan evitar consumir salmón producido en Chile

159
0

Antibióticos, resistencia bacteriana, antiparasitarios y piojos de mar. A esto se suma la falta de transparencia e información para los consumidores, así como la existencia de escapes masivos de salmónidos que amenazan la biodiversidad acuática. Estas son algunos de los factores que respaldan la decisión del Seafood Watch, programa de información al consumidor del Monterey Bay Aquarium, para recomendar “evitar” el consumo de salmón proveniente de Chile.


California, Estados Unidos, 12 de enero de 2022 (Ecoceanos News)– Con nota roja fue calificada la producción de salmones provenientes del sur de Chile por el   Seafood Watch, un programa del Monterey Bay Aquarium que examina las condiciones en las que operan las salmoneras en el mundo y que cada 5 años elabora un informe de recomendaciones respecto a la producción de estas especies.

Su último informe es devastador para la producción chilena de salmón ya que recomienda a los consumidores norteamericanos y mercados internacionales evitar el consumo de la mayoría de los salmones cultivados en el país sudamericano.

El estudio advierte que el salmón del atlántico (Salmo salar), el cual constituye el 59 % de las producciones chilenas, ha sido clasificado en la categoría de “evitar su consumo”.

Antibióticos, resistencia bacteriana, antiparasitarios y piojos de mar

Al referirse a las producciones cultivadas provenientes de la región de Los Lagos (archipiélago de Chiloé), y de la patagónica región de Aysén, el Seafood Watch señala que “el alto uso de antibióticos y pesticidas para controlar enfermedades y el piojo de mar son de preocupación crítica”.

El programa del Monterrey Bay Aquarium alerta a los consumidores que el extensivo empleo de antibióticos en la producción chilena de salmón del Atlántico, probablemente contribuye a generar resistencia bacteriana.

La salmonicultura industrial es la actividad que más antibióticos utiliza en Chile, superando en un 300 % a la que se emplea en las producciones de Noruega. El prolongado uso de antimicrobianos genera resistencia bacteriana en los sedimentos marinos a varios kilómetros de distancia de los centros de cultivo, así como en el intestino de aves silvestres migratorias y peces, así como probablemente en la piel e intestinos de los operarios que manipulan estos productos.

Se ha demostrado que la resistencia bacteriana tiene el potencial de difundirse entre patógenos humanos y de animales. La ingestión de peces conteniendo bacterias resistentes, consecuencia de la contaminación lacustre, ribereña y marina con patógenos humanos, favorecen el intercambio genético de la resistencia entre bacterias ambientales, patógenos de peces y de personas.

El actual enfoque “Una Salud / One Health” de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta a los Estados y ciudadanos sobre la amenaza que representa la resistencia bacteriana en el siglo 21, debido a la creciente pérdida de efectividad de los antibióticos en la medicina humana debido al irresponsable empleo industrial de estos fármacos.

El reporte del Monterrey Bay Aquarium que se publica cada cinco años, también expresa su creciente preocupación por los sucesivos escapes masivos de miles de salmónidos desde los centros de cultivo en el sur de Chile, alertando que el salmón Coho ( Oncorhynchus kisutch),-especie carnívora introducida-, pareciera estar en proceso de naturalización mientras aumenta su rango de distribución en los frágiles ecosistemas acuáticos australes.

Centro Ecocéanos: No al Salmón Químico Industrial Chileno

El Centro Ecoceanos señaló que “el reporte del Seafood Watch pone sobre la mesa la creciente demanda de los consumidores, comunidades costeras y la ciudadanía organizada de la necesidad de transparencia y del derecho a acceder a una información veraz y oportuna como elementos claves en el combate contra el irresponsable uso masivo de antimicrobianos, antiparasitarios y antifúngicos cancerígenos de parte de esta mega industria exportadora”

Juan Carlos Cárdenas, médico veterinario y director del Centro Ecocéanos expresó que “valoramos la recomendación del Programa Seafood Watch del Monterrey Bay Aquarium a los consumidores chilenos y norteamericanos para que eviten el consumo del salmón Atlántico proveniente de Chile por razones de salud pública y de protección de los ecosistemas acuáticos de la Patagonia ”.

El Centro Ecocéanos indicó que “esta es una lucha entre David y Goliat donde progresivamente la opinión pública chilena y los consumidores de Estados Unidos, principal mercado de destino del salmón, se han ido informando sobre las sub-estándares condiciones socio-ambientales, sanitarias y laborales detrás de las producciones del ‘Salmón Químico Industrial chileno’”.

La organización ciudadana llama a los consumidores y al movimiento social a informarse y presionar, apoyando la campaña de boykot al consumo de salmón químico industrial proveniente del sur de Chile, y a impulsar en el parlamento los diversos proyectos de ley que contemplan el derecho a acceder a información pública, la salida de esta industria de las áreas protegidas del Estado, así como la no relocalización de centros de cultivos, unida a sanciones efectivas para los escapes masivos de estas especies carnívoras exóticas, entre otros aspectos.

Artículo anteriorPrecisan el número de muertos en los disturbios de Kazajistán
Artículo siguientePatagonia sangrienta: 14 trabajadores y buzos de la industria del salmón murieron durante el 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.