Inicio Derechos Humanos Joven puentealtino asesinado en Panguipulli

Joven puentealtino asesinado en Panguipulli

398
0
Compartir

RICARDO KLAPP SANTA CRUZ

Por imágenes televisivas, obsérvanos que el edificio la Municipal de Panguipulli, el Juzgado de Policía Local y otras dependencias de servicios públicos, ardieron y las llamas aparecen como una expresión de enojo e impotencia, frente a la indolencia y el desprecio por la vida de un joven del pueblo.

Se trata del injustificado asesinato de Francisco Martínez Romero, un muchacho modesto, con familia en Bajos de Mena de Puente Alto. Un artista de las calles y un creador de joyas de orfebrería.

El  Alcalde de Panguipulli y autoridades de Gobierno, más preocupado pregonar el orden público, que de entregar un sentido pésame a la familia del joven. Se suma la primera declaración de Carabineros, mintiendo  sobre la defensa propia, para respaldar al homicida. Las construcciones, los computadores, se pueden reconstruir. Pero la vida de Francisco Martínez Romero, No.

Panguipulli, tiene un historial de impunidades y despojos. Antes de 1973, en el contexto de la reforma agraria, el pueblo intentó construir una vida más justa. Producto del golpe de Estado, en nuestra memoria están presentes los ejecutados y detenidos desaparecidos, las torturas, los fusilamientos de trabajadores agrícolas y forestales. Más de setenta nombres están en las placas del Monumento de Neltume en  Panguipulli.

También, el estudiante del Liceo de Puente Alto, Anthony Araya, quien  sobrevivió en octubre del 2020 y se encuentra en recuperación es sobrino de Francisco Martínez. El pueblo se estremeció ante las crueles imágenes captadas en el puente Pío Nono del rio Mapocho, donde se pudo observar como un Carabinero lanzaba de forma criminal al adolecente de 16 años.

También el año 2016, Macarena Valdés, madre de cuatro niños, que según los informes tanatológicos indican que Macarena no se suicidó, sino que hubo participación de terceros. Hace unos días, falleció su suegro Marcelino Collío, sin encontrar justicia, mientras la carpeta de investigación duerme en algún escritorio de la Fiscalía de Panguipulli. Fiscalía que investigara el crimen del joven Francisco Martínez.

Al velatorio en Bajos de Mena, asistieron miles de puentealtinos, en su mayoría jóvenes, artistas y dirigentes de Derechos Humanos. Vecinos del sector desplegaron lienzos con  las consignas; “sin justicia no habrá paz”, “lo mataron por hacer arte”, “libertad a los presos por luchar”, y “no más represión al pueblo. Justicia para Pancho”. Al anochecer un Zorrillo Policial gaseo el frontis del velorio, donde había numerosos niños y adultos mayores del barrio. Posteriormente pobladores se dirigieron a la Comisaria Bajos de Mena a protestar.

Los restos de “Pancho”, descansan en el Cementerio El Prado de Puente Alto, lugar donde lo despidieron sus cercanos con emotividad e indignación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.