Inicio Internacional Injerencia indebida de Marruecos lesiona soberanía del Parlamento Andino. Por Esteban Silva...

Injerencia indebida de Marruecos lesiona soberanía del Parlamento Andino. Por Esteban Silva Cuadra

163
0


Injerencia indebida de Marruecos lesiona soberanía del Parlamento Andino.
Por Esteban Silva Cuadra


El senador Fidel Espinoza quién ejerce como presidente del Parlamento Andino se encuentra organizando con la Monarquía de Marruecos un insólito viaje de l@s integrantes del Parlamento Andino que pretende sesionar en Marruecos los días 1 al 8 de julio de 2022.

Marruecos asumirá los costos de todos los billetes aéreos, de la estadía y de la infraestructura de la insólita sesión del Parlamento Andino (integrado por parlamentarios de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú) que se realizará por primera vez fuera del continente Latinoamericano.
Según el programa oficial están previstos encuentros políticos, banquetes y visitas turísticas en las ciudades marroquíes de Rabat y Marrakech. Pero la sesión principal del Parlamento Andino se realizaría el próximo 4 de julio en la cautiva ciudad saharaui del Aaiún (Layounne), la capital del Sáhara Occidental que se encuentra bajo la ocupación ilegal, colonialista y militar de Marruecos.

El financista auspiciador del viaje político turístico la monarquía marroquí impuso sus condiciones para invitar a las y los parlamentarios andinos; que sesionarán en la ciudad saharaui del Aaiún con el objetivo de legitimar a nivel internacional la anexión ilegal marroquí del territorio saharaui del Sáhara Occidental. Salvo por el tuiter escrito por el ex presidente Donald Trump el diciembre de 2020 y por el gobierno de Israel (el nuevo y estrecho aliado de Marruecos) ningún país del mundo serio reconoce la pretendida soberanía marroquí en el Sahara Occidental, pues es definido como un territorio no autónomo pendiente de descolonización como lo establece claramente la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Africana.

El viaje organizado por Marruecos en conjunto con el presidente del Parlamento Andino busca legitimar la ocupación ilegal, colonialista y por la fuerza del territorio que pertenece al pueblo saharaui. Estamos ante un desplazamiento y un programa íntegramente financiado por la monarquía de Marruecos, tal como lo reconoció hace pocos días el propio Fidel Espinoza en el diario La Segunda quién al ser consultado acerca del insólito viaje del Parlandino admitió que Marruecos les financiaría toda la operación al señalando explícitamente que: “pasajes y otros gastos son parte del presupuesto del reino de Marruecos» (1).

En consecuencia, interpelamos y preguntamos a la directiva del Parlamento Andino:

¿Por qué un Parlamento de integración que agrupa a países andinos de nuestra América del sur como es el Parlamento Andino tiene que sesionar fuera de nuestro continente trasladándose a Marruecos para sostener una sesión ordinaria?

¿Y por qué una Institución parlamentaria andina hipoteca su autonomía y su soberanía aceptando ser financiada por una monarquía como la de Marruecos que es parte interesada y una de las partes del conflicto militar que enfrenta hoy a saharauis y marroquíes y que busca legitimar la ocupación colonialista e ilegal por la fuerza del Sáhara Occidental?

¿Realizar una sesión institucional en Marruecos para legitimar la anexión territorial y la ocupación colonialista por la fuerza de un territorio que pertenece y que es reivindicado por la República Árabe Saharaui Democrática (país que tiene relaciones diplomáticas con Bolivia, Ecuador y Perú) forma parte de la agenda y del consenso institucional del Parlamento Andino?


Ante la insistencia de imponer una agenda completamente ajena al Parlamento andino las reacciones no se han dejado esperar. Por de pronto, el conjunto de la delegación parlamentaria de Bolivia ha notificado a sus pares andinos que no asistirán al polémico viaje.

La carta de la representante de Bolivia ante organismos parlamentarios internacionales, Martha Ruiz, dirigida al presidente del Parlandino, indica que los delegados bolivianos no irán a Marruecos por la decisión de sesionar en el Aaiún (Laayoune), pese al compromiso de evitar temas referidos al conflicto existente. “Debemos anteponer a cualquier circunstancia nuestra convicción de paz y los principios que guían al Parlamento Andino, por lo que desistimos a la invitación del Reino de Marruecos”, dice la comunicación boliviana.

Por otra parte, Virgilio Hernández, miembro ecuatoriano del Parlandino, señala que sesionar en el Laayoune es inaceptable “para quienes sostenemos y defendemos la lucha por el reconocimiento de la RASD Democrática y por ende a una perspectiva de la lucha contra el colonialismo”. Agrega que si se insiste en que la reunión sea en la ciudad saharaui la delegación ecuatoriana no participará, “lo cual sería muy grave para la vida institucional del Parlamento Andino”.

Por su parte desde el Perú, Aida García Naranjo, ex Ministra de la Mujer del Perú y ex embajadora en Uruguay señala que la idea de sesionar en Laayoune es “improcedente, ilegal, irrespetuosa, impropia e irresponsable, política y diplomáticamente”, así como contraria a la comunidad internacional, incluyendo las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Unión Africana, entre otras instancias, que propugnan la descolonización del Sáhara Occidental. García Naranjo consideró acertadas las decisiones de no viajar a Marruecos de los parlamentarios de Bolivia y de Ecuador porque los pueblos de Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador no han elegido representantes al Parlandino “para que encubran las sistemáticas y graves violaciones a los derechos humanos que se cometen en el Sahara Occidental”, advirtió (2).

El actual presidente del parlamento andino el senador Fidel Espinoza es un conocido aliado de la Monarquía marroquí desde que fue Presidente de la Cámara de diputados y diputadas de Chile hace algunos años atrás. Como ciudadano chileno respetuoso del derecho internacional y solidario con el derecho a la independencia del pueblo saharaui que encabeza el Frente Polisario me permito recordarle lo siguiente:

La República de Chile, integra desde su fundación el Comité de Descolonización (C24) de las Naciones Unidas y en ese marco define la situación del Sahara Occidental como un caso de descolonización pendiente. Nuestro país no reconoce la ocupación de Marruecos en el Sahara Occidental y considera que su descolonización debe ser resuelta en forma pacífica, mediante los mecanismos establecidos por la ONU y de acuerdo con el derecho internacional para alcanzar una solución justa y duradera que considere la autodeterminación del pueblo saharaui con un Referéndum de Autodeterminación. Todo ello en coherencia con la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que consagra el derecho a la autodeterminación de los pueblos bajo dominación colonial en que se basan las Resoluciones de la ONU y de la UA para la descolonización del Sáhara Occidental.

Hace 46 años que el pueblo saharaui sufre una sistemática violación a sus derechos humanos en los territorios ocupados por Marruecos.

El Parlamento Andino no debe ser manipulado ni utilizado para fines ajenos a su orientación para lo cual fue creado. Mucho menos para que con el aval de un presidente chileno pueda prestarse para ser objeto de la manipulación de una monarquía que ocupa por la fuerza parte importante del territorio de la República Árabe Sáhara Democrática, un país que es fundador de la Unión Africana organización de la cual Marruecos también se ha integrado recientemente.



(1) Diario La Segunda de Santiago de Chile, viernes 24 de junio 2022 página 3

(2) https://www.prensa-latina.cu/2022/06/29/destacan-en-peru-renuncia-de-congresistas-andinos-a-cita-en-marruecos
Mostrar texto citado

Fuente: Segundo Paso Como Sur.

Artículo anteriorLa plastibrea es la combinación de derrames petroleros marinos y microplásticos
Artículo siguienteEl precio de los metales se derrumba como no se había visto desde 2008: un primer aviso del riesgo de recesión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.