Open top menu
Felipe Cubillos, Los legionarios y los sarcasmos de la historia

Felipe Cubillos, Los legionarios y los sarcasmos de la historia

Enviado por Mario Galetovic Sapunar

Felipe Cubillos , destacado militante religioso de los Legionarios de Cristo , hijo de un  Ministro de RR.EE. de Pinochet ( el dictador lo destituyó después de su fracasado viaje a Filipinas ) , fue uno de los principales voceros de la Derecha (UDI y RN) que negaban a rajatabla la existencia de los detenidos desaparecidos .Incluso él se burlaba de los familiares que exigían verdad y justicia .  Felipe Cubillos se transformó por aquellos años en un “escudero”  del siniestro Presidente de la Corte Suprema  Israel Bórquez que decía … “los detenidos desaparecidos me tienen curco” .

Cubillos adicionalmente se consideraba un “indignado” ,lógicamente de derecha .Escribió un artículo ” Yo soy un indignado” , donde por supuesto nada dijo de la indignación de los chilenos reflejada en las sucesivas encuestas  que otorgan de manera reiterada un escaso 25 % de apoyo a la gestión del Presidente Piñera y de su Gobierno , llegando el rechazo al 60 % .

El artículo de más abajo  es decidor acerca de la personalidad de Cubillos y de quienes son los verdaderos “dueños” del programa “Desafío Levantemos Chile” .

La tragedia del accidente aéreo en el Archipiélago  Juan Fernández es verdaderamente un sarcasmo de la Historia . De Cubillos desafortunadamente  – con mucha suerte – aparecerá uno que otra parte pequeñísima  de su cuerpo , tal como suecedió con muchos miles de chilenos demócratas que fueron hechos desaparecer por la siniestra dictadura que asoló a la Patria durante 18 años .

Así entonces este sarcasmo de la Historia “unirá”  en el mismo Oceáno Pacífico al desaparecido  Cubillos con aquellos a quienes él les negó su  condición de tales . Los detenidos desaparecidos fueron masacrados y lanzados al mar por los  agentes de la dictadura que apoyó con todo Cubillos y éste  ha desaparecido en el mar producto de un accidente aéreo.

                             &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Comentario a la nota escrita en El Mostrador : “Felipe Cubillos: cómo el mar lo

inspiró para emprender, ayudar y vivir con lo imprescindible”

Aureliano Pérez 
Las vueltas de esta vida son a veces macabras.
Felipe Cubillos, quien probablemente mal influenciado por su padre, justificó y alentó muchos años las violaciones más horribles a los DDHH, que incluso ironizó a principios de los noventa con los restos de detenidos desaparecidos arrojados al mar. Él, quien amara la libertad de emprender pero –como se desprende de su última columna en La Segunda- aborreciera la infinitamente más importante libertad de rebelarse, termina también desaparecido en este Océano Pacífico.
El mismo océano inmenso en que fueron arrojados miles de agonizantes chilenos y chilenas que querían una patria más justa, un país más digno. Un océano a través del cual se destilara sufrimiento y horror hacia ese pueblo humilde y desesperado que, sin descansar, ha buscado infructuosamente durante 38 años a sus hijos, nietos, hermanos, padres y madres. Quizás en los últimos años quisiste reivindicarte Felipe. Tal vez lo lograste. Ojalá haya sido así.Ahora, tus otrora equivocadas moléculas se entremezclan con los átomos dignos y valientes de quienes lucharon por Chile no repartiendo limosnas, sino que educando para que el pueblo no tuviera que volver a humillarse recibiéndolas.
Hoy, cuando supe que tus familiares tendrían que entregar muestras de sangre, tal y como decenas de miles de deudos -que jamás encontraron a sus seres queridos- tuvieron que hacerlo, no dejé de estremecerme.
Ojalá, a diferencia de otros miles de chilenos que despreciaste, tus familiares encuentren tus restos y puedan cerrar su legítimo duelo.Es cierto que en el accidente que te costó la vida posiblemente hubo negligencias cometidas por la FACH. Quizás algún día lo sabremos.
Éste es otro sarcasmo del destino, pero por terrible que esto sea, será más tolerable para tus seres queridos saber que tu muerte se produjo por un desgraciado infortunio, y no por la abyecta intencionalidad genocida que tú y tu círculo justificaron y propiciaron algún día.Te fuiste con gente buena y te vas a encontrar en ese océano con gente muy buena.
¡ Navega en paz Felipe !

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: