Inicio Internacional El Parlamento Andino sería cómplice de una ocupación militar. Por Aida...

El Parlamento Andino sería cómplice de una ocupación militar. Por Aida García Naranjo Morales

592
0

El Parlamento Andino sería cómplice de una ocupación militar.

Por Aida García Naranjo Morales*, desde Perú

Asistí a Colombia invitada como ex ministra de estado por la Coalición Electoral Pacto Histórico, representada por Gabriel Becerra, Secretario General de la Unión Patriótica, responsable de la campaña electoral. Fui parte del proceso electoral presidencial en segunda vuelta, como observadora electoral internacional independiente, que como es de público conocimiento culminó proclamando como Presidente de la República a Gustavo Petro y a Francia Márquez como Vicepresidenta, con 11 millones,281,013 votos, la mayor votación presidencial en la historia de Colombia; mientras la estrategia de la derecha construyó una narrativa de “todos contra Petro”. Es la primera vez que una fuerza política popular, progresista y de izquierda, surgida de un largo proceso de desarme, la paz, la reconciliación y la lucha histórica de decadas por justicia social, justicia ambiental, accede a la presidencia colombiana, derrotando la continuidad marcadamente neoliberal y que enterró lo establecido (establishment) el status quo, por lo que saludamos el significativo cambio en la historia de nuestros hermanos y hermanas colombianos.

Asistí además como integrante de la Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (PLACSO), para dirigirnos al Parlamento Andino (PA), en su calidad de representante de nuestros países de la región, en el caso particular mío del Perú, con la finalidad de expresar nuestra preocupación y rechazo a la Moción en qué Marruecos busca validar su pretendida e inexistente soberanía en el Sahara Occidental territorio no autónomo y pendiente de descolonización, perteneciente al pueblo Saharaui. Dicha moción trasgrede las decisiones de la Comisión de Relaciones Internacionales del PA. Representantes de 13 países de la Sociedad Civil y de organizaciones de solidaridad con el pueblo Saharaui, de países andinos, latinoamericanos y del Caribe solicitamos formalmente un tiempo a concertar, en la sesión en que se aborde el tema de la Cuestión del Sahara Occidental (ver carta y cargo).

La comunidad internacional (Naciones Unidas, Unión Africana, Unión Europea, Corte Internacional de Justicia, Corte Europea de Justicia) no reconocen ninguna soberanía de Marruecos sobre el Sahara occidental.
Tomé conocimiento en Colombia que nuestros representantes peruanos en el PA asistirán del primero al ocho de julio a una sesión plenaria en el continente africano en donde se ubica el reino de Marruecos que incluiría una visita improcedente, ilegal, irrespetuosa, impropia e irresponsable política y diplomáticamente y a la parte del Sahara Occidental y en particular a la ciudad de Laayoune, que Marruecos ocupa por la fuerza militar, sin tomar en cuenta que teniendo el Perú relaciones diplomáticas con Marruecos otras ciudades a considerar, sin generar un conflicto diplomático, podrían ser Rabat y/o Marrakech, ciudades que también visitaran.

El lunes del 4 de julio del 2022 serán trasladados desde Marrakech a Laauyoune nuestros representantes peruanos y sus equipos para una sesión plenaria, en una ciudad ocupada, con lo cual el PA se convertiría en cómplice de una ocupación militar. El Perú no ha elegido representantes al PA como encubridores de las sistemáticas y graves violaciones a los derechos humanos que se cometen en el Sahara Occidental. La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) es un país de pleno derecho de la Unión Africana (UA), por lo que los representantes peruanos en el PA, (igualmente el resto), están obligados al respeto irrestricto de las leyes y normas internacionales vigentes y no crear más focos de tensión en el actual contexto internacional ya de por si complejo y convulso.

En el caso peruano esta visita programada que incluye un territorio ocupado del Sahara Occidental es parte de una estrategia de “hechos consumados” de legalizar la ocupación militar de la cual nuestra nación no puede ser cómplice, mucho más en la gestión del actual gobierno del presidente Pedro Castillo Terrones en que se ha tomado la decisión de reestablecer las relaciones diplomáticas con la RASD, que se iniciaron desde el gobierno del arquitecto Fernando Belaunde Terry y que responden al principio de universalidad de las relaciones diplomáticas. El Perú el 25 de marzo del 2022 emitió una NOTA que trasmite el consentimiento de la apertura de la misión diplomática en el Perú, basada en la Convención de Viena

El Parlamento Andino, creado el 25 de octubre de 1979 en Bolivia, es el órgano supranacional y democrático de la Comunidad Andina, cuya misión consiste en armonizar las leyes de la región, garantizar la participación ciudadana, fortalecer la integración andina y latinoamericana, difundir en la región las buenas prácticas gubernamentales y las políticas de Estado, y consolidar la identidad y las culturas andinas y ha establecido un grupo de trabajo con el Senado de la República Argentina. Además, cuenta con el reino de Marruecos y la República de Turquía como miembros observadores permanentes.
Sólo por poner un ejemplo: no sería razonable, ni políticamente correcto que el Parlamento Africano sesionara en las Malvinas Argentinas, o que los peruanos organizáramos una sesión plenaria del Parlamento Africano en la Bambas, hoy en conflicto.

El pueblo saharaui considera la visita del Parlamento Andino al Sahara Occidental ocupado como una agresión y un atropello a sus legítimos e inalienables derechos reconocidos por todos los estamentos internacionales. Así como, una violación de los principios, sentencias y resoluciones de los organismos internacionales. El regalo de un viaje no debe llevar a los parlamentarios andinos a ser partícipes y manchar el buen nombre de la institución que representan, implicándola en actos que transgreden la legalidad, la ética y la moral que debe presidir la convivencia, la armonía y la buena vecindad entre los pueblos. (WWW.RCSAHARAUI.COM). De ello deben de tomar nota nuestro gobierno, nuestra cancillería y nuestros representantes nacionales al PA, dado que son muchas las voces en diferentes continentes que están condenando y denunciando esta situación. (En Europa, África y América Latina y el Caribe)
Muchas interrogantes debemos respondernos los ciudadanos peruanos y los órganos peretinentes, en relación al respeto de la institucionalidad internacional y diplomática vigente.
¿Por qué será que el PA sesiona en la ciudad ocupada de Laayoune y no en Marrakech o Rabat?
¿Qué gana el Perú con ser un posible cómplice de una ocupación militar e ingresar a un conflicto diplomático, cuando está a tiempo de que ello, preventivamente no se produzca?
Si bien es cierto la Cancillería Peruana no ejerce autoridad sobre los parlamentarios andinos que son autónomos, debe considerar el Canciller de la República que las relaciones entre España, Marruecos, la RASD y Argelia son muy sensibles, por lo que esta situación debe ser abordada con la Presidencia de la Republica que dirige la política internacional, excede al mandato de nuestros representantes al PA.

¿A quién responden políticamente nuestros parlamentarios andinos, que dependen administrativamente del Congreso de la República, actualmente presidido por María del Carmen Alva?
Nuestra Contraloría General de la Republica ¿está informada o ha tomado nota de una (supuesta oferta) de un “tren bala” de Tumbes a Tacna que se habría ofrecido a uno o más parlamentarios andinos peruanos?
¿Cuál es el grado de rendición de cuentas políticas y no solo administrativas y de nuestros representantes al PA, o en este caso nos hace falta saber -cómo es la nuez-? Demandamos transparencia, derecho a la información pública, seguimiento del caso y no atropello al derecho internacional.

*Aida García Naranjo Morales
Integrante de PLACSO, Ex embajadora del Perú y Ex ministra

CC al Presidente de la Republica Peruana
CC a la Cancillería Peruana
CC a la Contraloría General de la República y al Congreso de la República
CC a la PLACSO

Se adjunta oficio al PA y cargo de entrega
Se adjunta agenda de visita oficial al Reino de Marruecos
Bogotá D.C. junio 15 de 2022

Señores y señoras Plenaria Parlamento Andino

Asunto: Solicitud de organizaciones de la sociedad civil al Parlamento Andino, en torno a la Cuestión del Sáhara Occidental

Reciban un cordial y fraterno saludo:

Somos la Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (PLACSO), conformado por organizaciones de la sociedad civil, de países como Brasil, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, Argentina, Panamá, Honduras, Colombia, Venezuela, México, Uruguay, República Dominicana, Cuba, cuyo objeto social es abogar por los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario, los Derechos de los Pueblos y, en específico, por el derecho a la libre determinación e independencia del Pueblo Saharaui, quien aguarda en el exilio una respuesta de la comunidad internacional a sus legítimas demandas, desde hace más de 40 años, a causa de la ocupación de su territorio, por parte del Reino de Marruecos.

Nos dirigimos a ustedes en su calidad de representantes de nuestros países en el Parlamento Andino y como parte de América Latina y el Caribe, con el fin de expresarles nuestra preocupación y rechazo a la Moción que pretende presentar Marruecos ante el Parlamento Andino, los días 17 y 18 de junio de 2022. Moción que ya se ha presentado en plenarias anteriores y que busca validar su pretendida e inexistente soberanía en el Sáhara Occidental, territorio no autónomo, pendiente de descolonización, perteneciente al pueblo saharaui. Esta moción transgrede las decisiones de la Comisión de Relaciones Internacionales del mismo parlamento, además, consideramos que la moción promovida por Marruecos en el Parlamento Andino es completamente ajena a la posición de principios que sobre el Sáhara Occidental sostienen los países andinos, por las siguientes razones:

En 1976, el Frente Polisario declaró la independencia de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que es país miembro fundador de pleno derecho de la Unión Africana (UA) y es actualmente reconocido por alrededor de 84 Estados del mundo.
Todas las organizaciones internacionales reconocen el derecho a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui. (ONU, Unión Africana, MNOAL, Corte Internacional de Justicia). Para la Organización de las Naciones Unidas la cuestión del Sáhara Occidental es un tema de descolonización pendiente. Se trata del derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia de países bajo ocupación colonial.
Frente a la pretensión y ocupación territorial de Marruecos sobre el territorio del Sáhara Occidental, la Corte Internacional de Justicia en su dictamen del 16 de octubre de 1975, sostuvo que el «Sáhara Occidental nunca formó parte de Marruecos antes de la presencia colonial española y, por tanto, no tienen ningún lazo de soberanía con ese país».
Luego de 16 años de guerra, la RASD y Marruecos suscribieron en 1991 un Acuerdo de Paz y cese al fuego bajo los auspicios de la ONU. Para ello, el Consejo de Seguridad de la ONU constituyó la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Sin embargo, debido al boicot y bloqueo marroquí no se ha podido realizar el referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui. Es más, la situación se ha tornado más compleja aún, pues desde el 2020 se ha reanudado el conflicto militar.
En el 2017, Marruecos ingresó a la Unión Africana (UA) de la cual la RASD es Estado Miembro desde su fundación en 2002. Para ingresar a la UA, conformada por 55 Estados Africanos,

Marruecos tuvo que aceptar explícitamente ser parte de una organización que reconoce como miembro en igualdad de condiciones a la RASD.
El reconocimiento y establecimiento de relaciones diplomáticas con la RASD de los Estados latinoamericanos y caribeños se fundamentó en el inalienable derecho a la autodeterminación de los pueblos y no en una concepción ideológica o política determinada. En consecuencia, gobiernos de muy diferentes inspiraciones ideológicas y políticas reconocieron y establecieron relaciones diplomáticas con la RASD.
Por ejemplo, en 1978 lo hizo el gobierno del presidente Omar Torrijos (PRD) de Panamá, En 1979 el gobierno del presidente José López Portillo (PRI) de México, en 1981 el gobierno del presidente Fidel Castro (PCC) de Cuba, en 1982 el gobierno social cristiano del presidente Luis Herrera Campins (COPEI) de Venezuela, en 1983 el gobierno del presidente ecuatoriano Osvaldo Hurtado Larrea (Democracia Cristiana) y en 1984 el gobierno del presidente Fernando Belaúnde Terry (Acción Popular) del Perú. En el Perú las relaciones fueron suspendidas por Montesinos y Fujimori, las que han sido restablecidas en septiembre de 2021 por el gobierno del presidente Pedro Castillo. En Bolivia, el presidente Luis Arce anunció el 18 de septiembre de 2021 el fortalecimiento de las relaciones entre la RASD y el Estado Plurinacional de Bolivia, relaciones que habían sido unilateralmente interrumpidas por el gobierno de facto de Jeanine Añez. Colombia reconoció a la RASD en enero de 1985 durante el gobierno del presidente Belisario Betancourt, aunque las relaciones fueron unilateralmente suspendidas por el gobierno de Andrés Pastrana en diciembre del 2000.
El gobierno de Honduras no solo retoma las relaciones diplomáticas, sino que visita y realiza reuniones con sus homólogos Saharauis
Países andinos como Colombia, pese a “congelar las relaciones con la RASD”, suscribió el 26 de diciembre de 1933 la Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados dentro de la Séptima Conferencia Americana celebrada en Montevideo, siendo ratificada por Colombia en 1936 y que hace parte de los tratados multilaterales de la Organización de los Estados Americanos. Esta Convención establece en el artículo 6 que “el reconocimiento de un Estado meramente significa que el que lo reconoce acepta la personalidad del otro con todos los derechos y deberes determinados por el Derecho Internacional. El reconocimiento es incondicional e irrevocable”.
El Parlamento Andino mediante resolución No. 34 de 2011, aceptó al parlamento saharaui en su calidad de observador permanente del Parlamento Andino

En síntesis, intentar aprobar en el Parlamento Andino una moción en favor de la propuesta de Marruecos, que busca anexar un territorio que no le pertenece como es el Sáhara Occidental, sería contraria al derecho internacional y al derecho inalienable a la autodeterminación del pueblo saharaui. Es importante tener en cuenta la posición oficial de los países andinos ante el conflicto del Sáhara Occidental, así como la política internacional, resaltado que ningún país en el mundo ha reconocido oficialmente la supuesta “soberanía” de Marruecos sobre el Sáhara Occidental; por consiguiente, no es coherente que un parlamento que representa la unión de nuestros países fije una posición contraria al derecho a la libre determinación, máxime cuando ni siquiera los parlamentos africanos lo han hecho.
En razón de lo anterior, PLACSO y las organizaciones abajo firmantes, solicitan:
Que no se avale la proposición maliciosa del Reino de Marruecos.
Que se fije una posición de respeto a la autodeterminación de los pueblos en la Cuestión del Sáhara Occidental, por parte del Parlamento Andino.
Que se invite a la RASD en su calidad de miembro observador del Parlamento Andino, conforme a la resolución 34 de 2011, a ser partícipe de las dinámicas del parlamento.
Que se nos conceda, como sociedad civil de países andinos, latinoamérica y del caribe, un tiempo a concertar, en la sesión que se aborde el tema de la Cuestión del Sáhara Occidental,

para presentarnos y que conozcan la posición de nuestros países, que se ajusta a la normatividad internacional imperante, en torno a esta situación.

De antemano agradecemos la atención y esperamos una pronta y positiva respuesta. Organizaciones firmantes,

Aida García Naranjo M.
Ex Ministra de la Mujer y Desarrollo Social y Grupo Impulso de la Asociación Peruana de Amistad con la RASD Perú
Antonio Velasquez Abdallahy
Presidente de Amigos por un Sáhara Libre,
México
Erick Romero
Comité de Amistad con el Pueblo Saharaui,
Honduras
Esteban Silva y Alonso Salinas
Asociación Chilena de Amistad con la RASD
Chile
Gloria Esther Castillo
Presidente de la Asociación Panameña Solidaria con la Causa Saharaui, APASOCASA apasocasa@gmail.com
Panamá
Jose M Félix
Comité dominicano de amistad con el Pueblo Saharaui República Dominicana
Katheryne Aldana Villalobos
Representante Legal Asociación Colombiana de Amistad con el Pueblo Saharaui Katheryne.aldana@colombiasahara.org
Colombia
Lirio Reyes De Lorza
Presidenta Fundación Sáhara Libre-Venezuela saharalibrevzla@gmail.com
Venezuela
Nora Podesta
Comité de Amistad con el Pueblo Saharaui
Argentina
María José Maninha
Presidente de ASAARARUI –
Brasil
Pablo A. de la Vega M.
Coordinador de la Asociación Ecuatoriana de Amistad con el Pueblo Saharaui (AEAPS)
Ecuador
Ricardo Fuentes Gómez
Presidente. Asociación Mexicana de Amistad con la RAD
México
Ximena Flores Castro
Ex diputada y coordinadora de la Red Ciudadana Bolivia con el Sáhara Bolivia




Artículo anterior26 de Junio: 114 Natalicio de Salvador Allende
Artículo siguienteEl presidente ecuatoriano anuncia la reducción en precio de gasolinas y diésel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.