Inicio internacional “El Consejo de Seguridad y la MINURSO son una parte del problema”.Entrevista...

“El Consejo de Seguridad y la MINURSO son una parte del problema”.Entrevista a Mohamed Salem Ould Salek, ministro saharaui de Asuntos Exteriores.

892
0
Compartir

“El Consejo de Seguridad y la MINURSO son una parte del problema”.Entrevista a Mohamed Salem Ould Salek, ministro saharaui de Asuntos Exteriores.

En Chile el largo conflicto de descolonización pendiente del Sahara Occidental es ignorado o silenciado por los grandes medios de comunicación. La lucha por su independencia que libra el pueblo saharaui conducido por el Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática tiene el apoyo y solidaridad entre las organizaciones sociales y políticas chilenas. Sin embargo, la monarquía marroquí,ocupante ilegal del Sahara Occidental, ejerce un permanente y millonario lobby hacia políticos, parlamentarios y funcionarios para ocultar la verdadera situación de opresión que vive el pueblo saharaui. Un pueblo que habla árabe y español, que sufrió el colonialismo español y que hoy sigue luchando por conquistar su inalienable derecho a la autodeterminación.  Por la importancia que tiene entender la guerra actual en el Sahara Occidental reproducimos una reciente entrevista en Le Soir D’Algerie al canciller saharaui, Mohamed Salem Ould Salek, quién es conocido por amplios sectores en Chile.
(La traducción al español es nuestra)
WR


Le Soir d’Algérie: ¿Cómo ha sido la situación sobre el terreno desde la reanudación de las hostilidades?

Mohamed Salem Ould Salek
 :La guerra se ha reanudado en buena medida por las reiteradas violaciones de Marruecos y su renuncia al compromiso principal que es la solución preconizada por el plan de arreglo que estableció el alto el fuego y la organización de un referéndum de autodeterminación. En este contexto, ¿qué hicieron las Naciones Unidas? No impusieron ese plan de arreglo como debió ser. Intentaron superar el bloqueo sabiendo que la única salida, la única solución justa, pasa por la organización de un referéndum de autodeterminación. Los hechos de Guerguerat constituyen la última violación marroquí. Tenemos que entender bien lo que pasó. Durante las negociaciones de los años 91-92, ambas partes aceptaron que el muro de la vergüenza constituyera una línea de demarcación. Está bordeado, por ambos lados, por espacios de 5 km que son zonas de amortiguamiento. Este muro, que va desde el noreste del Sahara Occidental hacia el suroeste, separa el territorio del Sahara Occidental en una zona ocupada y en una zona liberada. En la región oeste, está la región de Guerguerat que ofrece una apertura hacia Atlántico. En 2001, Marruecos abrió una brecha y nosotros presentamos una denuncia ante la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) por esta violación.Algunos meses después, Marruecos le escribió a la Minurso para decirle que renunciaba a esa decisión. Es necesario comprender que esa zona se encuentra a sólo 5 kilómetros de la frontera con Mauritania. La Minurso no le dio seguimiento al asunto. En 2007, Marruecos comenzó a enviar camiones con contenedores hacia esa dirección, y en el 2009 y 2010, ese país,enfrentando una grave crisis económica, sigue exportando hacia Mauritania el excedente de sus productos agrícolas que no puede vender en Europa, así como algunos otros productos. Las empresas francesas establecidas en Marruecos hacen lo propio. Exportan (textiles, etc.) pasando por Guerguerat.

¿Entonces hubo mucha actividad en el terreno?
Los convoyes superaron los 150 camiones, contenedores y los movimientos fueron diarios. La crisis estaba bien instalada. En 2017, iba a haber una reanudación de la guerra. Nosotros habíamos asumido todas las partes habilitadas. El Consejo de Seguridad decidió crear una comisión de expertos y enviarla al lugar para encontrar una solución. Marruecos se negó y nadie actuó. Hubo una situación de hechos consumados. Con toda la complicidad interna, en particular de franceses y españoles, el Consejo de Seguridad no ha hecho nada. Los saharauis dijimos que aquello no podía seguir así. Durante nuestro XV Congreso dijimos que, si la situación no evolucionaba hacia la organización del referéndum de autodeterminación, se reanudarían las hostilidades. Las violaciones persistieron, y desde la sociedad civil saharaui se organizó una gran manifestación pacífica que bloqueó Guerguerat durante tres semanas. Marruecos reunió sus tropas y atacó. Extendió el muro a Mauritania. Actualmente, por lo tanto, hay un nuevo muro en la zona de amortiguamiento. El 13 de noviembre se reanudaron los combates. Desde entonces, y a lo largo del muro, nuestras tropas han actuado. Hay ataques. La fuerza aérea marroquí también bombardeó nuestras posiciones,hubo bajas en el bando contrario.
¿Hay prisioneros?
Todavía no. Pero sabemos que ya hay una veintena de muertos. También sabemos que dos coroneles perdieron la vida, ¡pero los marroquíes quieren creer que uno murió por el coronavirus y el otro porque fue mordido por una serpiente! Vayan a ver todas las condolencias que hay en las redes sociales marroquíes. Esta guerra tiene un impacto psicológico importante. La mayoría de los soldados que se encuentran detrás del muro nunca han peleado en una guerra, es nuevo para ellos. Huyeron de las primeras balas, por lo que no hubo combates cuerpo a cuerpo en este momento. Dicho esto, el ejército marroquí respondió con todos sus medios.
¿Qué ambiente reina en la población saharaui?
Hay una movilización general. Es la guerra, por supuesto. Las escuelas militares están llenas. Todo mundo ha ocupado su lugar. Los saharauis querían luchar pues se sintieron traicionados por el Consejo de Seguridad y la MINURSO que es supervisada por ese mismo consejo.

¿Qué impacto puede tener el reconocimiento de Israel por parte de Marruecos?
Usted sabe que el Frente Polisario y los saharauis en general condenamos enérgicamente la última declaración de Trump. También habrá notado que la parte de esa declaración que es relativa a la normalización de las relaciones marroquíes con Israel fue bien recibida por Occidente en general, pero todos,con la excepción de Francia y partidos bien conocidos, marcaron la diferencia con el aspecto relativo al expediente saharaui. Esto fue percibido como una violación del derecho internacional. Esta es la prueba que el reconocimiento de la soberanía de Marruecos no fue aceptada. Es necesario comprender que esa es una posición personal de un presidente que está haciendo sus maletas. Es una declaración, no una decisión. Los grandes hecho oír su voz sobre este tema. Son senadores muy influyentes. El líder del grupo demócrata en el Senado también reaccionó. James Baker, Christopher Ross y Bolton también rechazaron esa decisión. Finalmente, el hecho de que Marruecos haya decidido normalizar sus relaciones con Israel en este momento significa que necesitaba apoyo para salir de este lío, pero es un paso hacia la huida.

¿Cree que la llegada de Biden podría marcar la diferencia?
Haremos todo lo posible para reapropiarnos de nuestros derechos. Estados Unidos, que pesa sobre las resoluciones, están hoy frente a un problema. Fallaron en su neutralidad. La declaración de Trump les genera un daño. Deben tomar una decisión, no pueden ser juez y parte al mismo tiempo.El Consejo de Seguridad se reunirá hoy para considerarlos últimos acontecimientos. 
¿Cuál es su comentario sobre esto?
El Consejo de Seguridad ha cosechado lo que sembró durante 29 años. El expediente saharaui está en manos de un grupo que está en el origen de esta situación. El papel de Francia y España ha sido devastador. Lo más grave es que este grupo no fue ni designado ni elegido. El propio Boutros Ghali dijo que era ajeno a esa maniobra que había instalado, se trata de un atraco. Además, la representación geográfica ni siquiera se ha respetado,Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, España… ¿Qué está haciendo España allí? ¿Dónde está Asia? Incluso los rusos ya no se están involucrando. Escuchan y se van. Esto indica su rechazo a involucrarse en esas maniobras. El Consejo de Seguridad es parte del problema, y eso ha sido en gran parte causado por Francia. No quiso imponer la solución, ni cumplir y honrar su compromiso.¿Minurso tiene algún papel actualmente?
Ella no está haciendo nada, el alto al fuego se ha roto. Tenía la prerrogativa de actuar pero no hizo nada. Depende del Consejo de Seguridad. ¿Porqué este último no se reunió cuando hubo una violación en la zona de amortiguamiento? El Consejo de Seguridad y la Minurso son una parte del problema. Incluso empezaron a intentar de modificar el contenido de la resolución, hablando de una “solución pragmática”. Desde el momento que, en París, en Madrid y ahora en Washington de alguna manera percibieron que el referéndum iba a desembocar en una gran victoria saharaui, siguieron a Marruecos.

¿Qué está bloqueando el nombramiento de un nuevo enviado especial de la ONU al Sáhara Occidental?
Marruecos rechazó a tres enviados especiales. Este es un falso problema. Las Naciones Unidas han instalado en el terreno a la MINURSO que tiene un representante especial. ¿Por qué tener un representante personal? Es una manera de desviar la misión de la Minurso. Si fuera para desbloquear, de acuerdo, pero si no, ¿para qué? Por supuesto que nosotros estamos dispuestos a dialogar, pero si cumplen las condiciones y se garantiza la neutralidad. Hoy, nuestro objetivo es de imponer la organización de un referéndum de autodeterminación.¿Cuál es su comentario sobre la apertura de un consulado emiratí en el Sáhara Occidental?
Eso es parte también de un plan para desestabilizar la región. El sábado,el ex Zaire también abrió un consulado en el territorio ocupado, como lo hicieron antes, otros países africanos que ni siquiera tienen embajadas en los otros países y que ni siquiera pagan sus contribuciones a la Unión Africana (UA). Todo eso es obra de Francia, es para la propaganda.

Fuente: Entrevista realizada por Abla Chérif en Le Soir de D’Algerie

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.