Inicio Análisis y Perspectivas El capitalismo global en su situación más peligrosa desde la década de...

El capitalismo global en su situación más peligrosa desde la década de 1930

550
0
Compartir

“En esta época, el capitalismo no es capaz de desempeñar ni siquiera un papel relativamente progresivo en el avance de las necesidades de la humanidad y, de hecho, del propio planeta”

Robin Clapp.

Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

Artículo publicado en The Socialist, semanario del Partido Socialista (CIT en Inglaterra y Gales)

 

Durante más de un año, la pandemia Covid-19 ha causado estragos en todo el mundo, provocando más de 2 millones de muertes y desatando enormes crisis económicas y sociales. El año 2021 ha marcado el comienzo de nuevas cuarentenas en el Reino Unido, Alemania y muchos otros países, mientras que de California a Tokio el virus aún no es controlado y su mutación sigue aumentando.

El Banco Mundial predice que el PIB (producción total) mundial se habrá reducido en un 5,2% durante 2020, un descenso dos veces más profundo que el de la “Gran Recesión” de 2007-09. Esto marca la mayor contracción económica mundial desde 1945.

Los países en desarrollo se enfrentan a un tsunami de deuda, ya que el Banco Mundial estima que los ingresos de los gobiernos africanos se han desplomado entre el 12% y el 16% desde marzo. Zambia se ha convertido en el primero de los varios países de ese continente que probablemente incumplirá su deuda.

El pasado mes de mayo, Unicef advirtió que, si el ingreso mundial per cápita disminuyera en un 20%, lo que parece probable; el número de personas extremadamente pobres en los países en desarrollo podría aumentar en 420 millones, acabando con una década de logros en la lucha contra la pobreza.

Si bien la crisis del Covid-19 está en camino de convertirse en la cuarta peor recesión mundial de las 14 que se han producido en los últimos 150 años, no obstante, sólo ha sido el catalizador para poner de manifiesto profundos desequilibrios estructurales latentes en el capitalismo.

Una nueva desaceleración económica sincronizada ya era muy probable el año pasado, poco más de una década después de que los adivinos del capitalismo trataran de asegurarnos que el crack financiero de 2007 y la recesión que le siguió fueron acontecimientos “únicos”.

En esta época, el capitalismo no es capaz de desempeñar ni siquiera un papel relativamente progresivo en el avance de las necesidades de la humanidad y, de hecho, del propio planeta. Cada vez más esclerótico, no puede aprovechar plenamente las maravillas de la inteligencia artificial ni aplicar programas de acción multilaterales que puedan empezar a contrarrestar eficazmente el cambio climático.

Cuando se adoptan nuevas tecnologías, éstas no conducen inexorablemente a la creación de nuevos empleos, sino al desempleo, al subempleo crónico o a empleos de cero horas que pagan salarios mínimos o menos…

LEER ARTÍCULO COMPLETO

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.