Inicio Economía EEUU sigue usando granos para hacer biocombustibles, a pesar de la crisis...

EEUU sigue usando granos para hacer biocombustibles, a pesar de la crisis mundial alimentaria

51
0

Por Adán salgado Andrade

La ONU ha declarado que el mundo vive “una crisis de hambre sin precedente, ocasionada por el calentamiento global, la pandemia, la guerra y la baja producción, que provocará una catástrofe humanitaria” (ver: https://www.jornada.com.mx/2022/06/25/mundo/023n2mun).

Pero a pesar de esa grave situación, Estados Unidos (EU), insiste en seguir usando granos, como maíz o soya, para hacer biocombustibles, como expone el artículo de The Guardian, titulado “EU, sigue haciendo biocombustibles, a pesar de la crisis alimentaria global”, firmado por Fiona Hervey, quien agrega que “activistas llaman a priorizar que los granos, sean usados para el consumo humano, en lugar de para combustible” (ver: https://www.theguardian.com/environment/2022/jun/24/us-to-proceed-with-production-of-biofuels-despite-global-food-crisis).

Hay que decir que EU es, en buena parte, causante de la crisis alimentaria actual, disparada por la invasión de Rusia a Ucrania, que aquel país fomentó, por sus deseos de incorporar a éste país a la OTAN, con tal de tener un aliado en contra de Rusia, en las fronteras de ésta. EU, también apoya la invasión, sobre todo, porque es un excelente negocio, que ha llevado a sus fábricas de armamentos a subir sus acciones, gracias a la “ayuda militar” de EU a Ucrania (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2022/03/la-muy-lucrativa-y-oportuna-invasion.html).

Por la mencionada invasión, Ucrania y Rusia, no han podido exportar regularmente sus respectivas, tan importantes, producciones de granos, como el trigo.

La otra causa mencionada, el calentamiento global, también ha incidido en la producción alimentaria, pues al no llover convenientemente o irse secando lagos, ríos y presas, las siembras no se dan o, incluso, ni siquiera se puede sembrar. Y los más afectados son los monocultivos, justo como el trigo o el maíz (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2022/03/la-muy-lucrativa-y-oportuna-invasion.html).

Varios países africanos, son los que están sufriendo los estragos climáticos. Y si, de por sí, siempre han padecido hambrunas, por conflictos militares, guerrilleros y sequías, ahora, por tales estragos, estarán peor (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2022/03/africa-la-que-mas-sufre-los-embates-del.html).

Todo eso, la pandemia, lo ha agravado, por supuesto, pues durante las etapas más graves, de masivos encierros en todo el mundo, por la falta de trabajadores y menor demanda, se han producido menos alimentos (ver: https://www.mdpi.com/2073-4395/12/2/531/htm).

Pese a todo lo mencionado, EU seguirá usando buena parte de maíz y soya para producir biocombustibles. es una medida que fue implementada años atrás, cuando ese país tenía que importar mucho petróleo, pues no contaba aún con el contaminante fracking, depredador método para extraer gas natural y licuarlo. Pero ahora que lo explota, no se justificaría que siga empleando granos como maíz o soya, para producir etanol. Tan sólo en el 2010, se tenían sembrados con soya para producir el biodiesel, alrededor de 42,690 km². Y para el etanol, hecho con maíz – del transgénico, producido por las nefasta Monsanto –, se siembran alrededor de 59,386 km² (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2010/05/mas-energia-o-mas-desperdicio.html).

El promedio que genera una hectárea es de unas 8.63 toneladas de maíz, en buenas condiciones (ver: https://farmdocdaily.illinois.edu/2021/06/international-benchmarks-for-corn-production-5.html).

Así que estaríamos hablando de unos 51.25 millones de toneladas. Si estimamos que una persona requiriera unos 300 gramos de maíz por día, con ese maíz que EU usa para etanol, podrían generarse casi 171 billones (170,833,726,666) de raciones, que podrían alimentar a la población mundial de casi 8 mil millones de personas, durante unos 21 días.

Para el caso de la soya, rinde unas 3.89 toneladas por hectárea, también, en buenas condiciones (ver: https://ag.purdue.edu/commercialag/home/resource/2021/06/international-benchmarks-for-soybean-production-2021/).

Así que, en este caso, EU produce unas 16.6 millones de toneladas de granos de soya. Igualmente, si consideráramos una ración de 300 gramos, eso serían casi 55,36 millones de raciones, suficientes para alimentar a la población mundial durante casi 7 días.

Pero, claro, como muchos de los países que sufren más hambre, son muy pobres, no podrían comprar comida, así que EU ve más lucrativo, seguir usando maíz y soya para hacer combustibles.

Jewel Bronaugh, “la secretaria de agricultura, dijo que los granjeros estadounidenses pueden seguir produciendo biocombustibles, sin dañar la producción de comida. ‘Tenemos a la producción de comida, como nuestra prioridad, pero también queremos que se siga promoviendo el biocombustible’, dijo a reporteros en Londres, en donde se reunió con el gobierno inglés, para llegar a acuerdos en cuanto a producción de comida”, señala Hervey.

Muy oportunistamente, EU optó por seguir con eso, ahora que, también, debido a guerra y pandemia, se han encarecido tanto los precios de las gasolinas en el mundo. Por ejemplo, en EU, el precio por galón, va de $4.908 dólares a $5.624, es decir, de 26.34 a 29.75 pesos por litro. Por eso es que muchos estadounidenses, se pasan a México, para comprar gasolina, en donde el precio promedio de la Magna, la más barata, es de $23.48 pesos (ver: https://www.bbc.com/news/world-us-canada-60882442).

Bronaugh justificó con que los biocombustibles ayudan a bajar los precios de los combustibles de petróleo y a reducir las emisiones contaminantes. Ésta última justificación es falsa, pues, al igual que la gasolina convencional, el etanol es contaminante, ya que se produce una combustión, no al nivel de aquélla, pero sí contamina. Si eso fuera cierto, no se estaría buscando sustituir los vehículos de combustión interna por los, igualmente cuestionables, autos eléctricos. Éstos vehículos, no son la panacea para solucionar la contaminación global y constituyen, más bien, otro impulso al consumismo capitalista, disfrazado de intenciones “ambientales” (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2020/09/los-autos-electricos-no-son-la-panacea.html).

También, las razones son políticas, pues granjeros de varios estados de EU, son los que se benefician de que su maíz o soya, sean transformados en biocombustibles y “ahora que Joe Biden tiene tantos problemas, la supresión para comprarles sus cosechas a esos granjeros, podría costarle que los legisladores demócratas perdieran esos estados”.

De todos modos, las críticas están allí. Un estudio, del grupo inglés Transport and Environment (Transporte y Medio Ambiente), halló que “la Unión Europea e Inglaterra, usan el equivalente a 19 millones de botellas de aceite comestible agregados a tanques de autos cada día, a pesar de la severa escasez debida a la guerra en Ucrania. El otro estudio, por el centro de análisis Green Alliance (Alianza Verde), halló que la tierra fuera de Inglaterra, usada para producir bioetanol sólo para este país, podría producir alimentos para que los ingirieran 3.5 millones de personas durante todo un año, y eso bajaría la desnutrición ocasionada por la guerra de Ucrania, en alrededor de 35 a 40%”.

Dice Hervey que “al menos, el gobierno de Inglaterra, sí está considerando bajar el uso de alimentos para producir biocombustibles”, una sensata decisión, en caso de ser cierta, por supuesto.

También Bronaugh tiene pensado discutir con George Eustice, el secretario del medio ambiente inglés, “medidas para que EU incremente los estándares de cómo se tratan a los animales en los rastros estadounidenses, que sean más humanitarios”. A eso, Bronaugh respondió que “tenemos muy altos estándares, pero no estamos cerrados a discutirlos”.

Otra mentira, pues activistas estadounidenses, entre ellos, Direct Action EverywhereDxE, han documentado los brutales tratos que se dan a los animales confinados en esos rastros, masivas instalaciones, en donde se sacrifican de formas inhumanas a miles de animales – reses, cerdos, gallinas, conejos, borregos – a diario, para satisfacer el nada saludable consumo de carne (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2019/12/los-valientes-activistas-en-contra-de.html).

De hecho, DxE, pudo documentar cómo, durante la pandemia, una de esas granjas masivas para la crianza de cerdos, mató a cientos de animales mediante sofocación, pues “no había quién quisiera comprarlos”. Sus consideraciones, no fueron de si millones de personas estaban hambrientas y pudieron haberse alimentado de esos cerdos destruidos, sino que nadie los compraba (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2020/08/rastro-de-eeuu-asesina-cerdos.html).  

Desgraciadamente, vivimos en un sistema, el capitalismo salvaje, en donde hay básicas necesidades, justo como alimentarse, pero si no se tiene dinero para satisfacerlas, hasta se morirá de hambre, enfermedad, falta de casa…

Y esto de los alimentos usados para biocombustibles, es un buen ejemplo de la mezquindad a la que se ha llegado, pues es preferible que el tanque de un auto, esté bien lleno, a que el estómago de una persona hambrienta, pueda alimentarse.

Contacto: studillac@hotmail.com

Artículo anteriorLa dictadura marroquí mata a 37 inmigrantes que huyen del hambre en la frontera de Melilla, y Pedro Sánchez felicita y agradece su labor
Artículo siguienteLos niños soldados de Yemen

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.