Open top menu
Economía Mundial: Crisis de los patrones, los trabajadores pagan

Economía Mundial: Crisis de los patrones, los trabajadores pagan

Striking train workers of Korea Railroad shout slogans during a rally against government policy in front of the Seoul Railway Station in Seoul, South Korea, Thursday, Nov. 26, 2009. About 16,000 unionized workers went on an indefinite strike early Thursday morning after negotiations with the management over financial belt-tightening and working conditions fell through, company and union officials said. (AP Photo/Ahn Young-joon)

Hay que construir una alternativa socialista

Lynn Walsh, Socialist Party (CIT en Inglaterra y Gales)

La economía global está en un profundo problema. Cuando la crisis de la hipotecas subprime[1] golpeó los mercados financieros en agosto, los expertos de la City[2] le bajaron el perfil como un pequeño contratiempo que sería superado prontamente. Pero las largas colas fuera de la sociedad inmobiliaria Northern Rock era un síntoma de peores cosas por venir.

El presidente de la firma de acciones privada, especulativa, Blackstone, dijo recientemente: “El hoyo negro de las subprime se más profundo, oscuro y atemorizante de lo que pensaron.” El colapsó del crédito está dando más y más mordiscos en la amplia economía, amenazando a Estados Unidos, Gran Bretaña, Europa y todas partes con la recesión económica.

Algunos de los más grandes bancos y entidades financieras han sido golpeados por perdidas masivas, el resultado de su especulación imprudente en el mercado de hipotecas de alto riesgo de EEUU, el llamado sector subprime. Las perdidas informadas ya llegan a $60 billones de dólares. Pero eso es nada comparado con la estimación del Royal Bank of Scotland. “Esta crisis de crédito, cuando todo este al descubierto, verá $250 billones a $500 billones de perdidas”.

¿Y que importa?, podría decir alguien. ‘Algunos de los super ricos están recibiendo su merecido. Merecen quemarse los dedos’. Y es cierto, los bancos y fondos de riesgo que especularon en bonos de hipotecas riesgosas merecen lo que obtienen. Pero después de todas sus perdidas, los altos ejecutivos de los principales bancos y fondos de riesgo seguirán siendo súper ricos.

Por ejemplo, el poderoso Citibank recientemente ha anunciado perdidas por las subprime de $11 billones. A pesar de ello el ejecutivo en jefe, ‘Chuck Prince’, se ha ido con $40 millones de dólares (£19 millones) como indemnización, junto con estímulos como asistente personal, un chofer, etc. etc. Stan O’Neil, jefe de inversiones de Merrill Lynch, justo recibió una indemnización de $161 millones dólares después de presidir una ¡perdida por las subprime de $8.4 billones!

El problema es que las enormes perdidas de los bancos, a medida que pase el tiempo, impactarán sobre los trabajadores. A través de los bancos de inversión, muchos fondos de pensión y compañías de seguros han invertido en hipotecas subprime toxicas. Cuando las perdidas se expresen a través de ellos inevitablemente disminuirán el valor de las pensiones de los trabajadores. Algunos fondos pueden irse al garete.

La situación ha sido bien resumida en el London Evening Standard (9 de Noviembre). Bajo el titular “El ciudadano de la calle recibirá la cuenta por las subprime”, Anthony Milton escribió: “Es casi la regla de oro de los mercados financieros que cuando hay perdidas que reconocer, deben caer sobre el público, no sobre los profesionales”.

Cuando el Northern Rock comenzó a hundirse, el Banco de Inglaterra y el gobierno lo detuvieron con £35 billones del dinero de los contribuyentes para salvar a los directivos de sus políticas codiciosas y miopes. Pero no son solamente las riesgosas hipotecas subprime las que están causando problemas.

Debido a la burbuja de percios de las viviendas y a la inmensa carga que ha creado la deuda hipotecaria, el número de recobro por medio de inmuebles en Inglaterra y Gales está aumentando. Cerca de 14.000 hogares fueron incautados en la primera mitas de 2007, comparado con 10.800 en la primera mitad de 2006.

Los bancos y otros prestamistas han presionado a la gente a tomar más y más deudas para impulsar su poder adquisitivo. Esto se está transformando en insostenible para un número creciente de personas.

El presidente de la asociación de cobradores, que actualmente procesa sobre £21 billones de mala deuda, dijo recientemente: “La industria de cobro de deuda ha estado creciendo rápidamente el año pasado. Esta siendo direccionada por el subyacente auge del crédito, pero la crisis en los mercados financieros ha hecho peor la situación. ” (Financial Times, 13 Noviembre)

Como están advirtiendo cada vez más las páginas financieras de los principales periódicos, la mayoría de la gente en la sociedad – antes que la minoría de súper ricos – cada vez se verán más obligados a sufrir las consecuencias. Los trabajadores deben luchar contra este sistema, el capitalismo, que periódicamente descarga estas crisis sobre sus espaldas, y construir una alternativa socialista.

[1] Hipotecas secundarias de alto riesgo.
[2] El centro financiero de Gran Bretaña.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: