Open top menu
Dura crítica al sistema de AFP del diario New York Times

Dura crítica al sistema de AFP del diario New York Times

marcha_afp

Subdesarrollo exitoso de Chile llega al NYT: “La gente debe seguir trabajando después de jubilarse mientras privados obtienen enormes ganancias”

La nota del medio estadounidense explica que el sistema privado, y que ha sido pionero, ha “fallado en proporcionar pensiones aceptables para la mayoría de los jubilados. Si las caídas del mercado de valores o inversiones van mal, los ahorros de los pensionados y de los trabajadores declinan”.

Un duro análisis y cuestionamiento al sistema de pensiones de los chilenos realizó el diario estadounidense New York Times (NYT), cuyo artículo confronta la posición de miles de ciudadanos que están aguantando bajas jubilaciones y criticando a las AFP, al señalar que “han cosechado enormes beneficios al invertir los ahorros de los pensionados”.

Bajo el título “Con pensiones como esta (315 dólares) los chilenos se preguntan cómo van a jubilarse”, el artículo sostiene que “la gente debe seguir trabajando después de jubilarse, mientras privados obtienen enormes ganancias con los ahorros de la seguridad social”

En este contexto, el NYT hace una descripción del sistema de AFP, desde que fuera creado en la década de los 80, hasta las manifestaciones que se han realizado este año y que con consideradas como las más masivas desde el retorno a la democracia, consigna Radio Bío Bío.

La nota periodística menciona el origen de las marchas, la jubilación que recibía Myriam Olate, ex esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, precisando que “la molestia llegó a su punto máximo en julio, cuando los chilenos supieron que la ex esposa de un líder del Partido Socialista estaba recibiendo mensualmente una pensión de 7.800 dólares ($5 millones), luego de jubilarse en el departamento de la policía penitenciaria” (Gendarmería de Chile).

Además, se mencionan declaraciones de personas que asistieron a la movilización del 21 de agosto, citando a Luis Montero, de 69 años, quien resalta que “he trabajado toda mi vida y me gustaría descansar, pero no puedo (…) No tengo idea qué voy a hacer cuando esté más viejo”.

El texto también habla de las seis AFP que existen en el mercado, de las cuales la mitad son de propiedad de empresas extranjeras, y que actualmente administran 171 mil millones de dólares en fondos de pensiones, lo cual representa el 71% del producto interno bruto del país.

Al respecto, la nota explica que el sistema privado, y que ha sido pionero, ha “fallado en proporcionar pensiones aceptables para la mayoría de los jubilados. Si las caídas del mercado de valores o inversiones van mal, los ahorros de los pensionados y de los trabajadores declinan”.

En otra parte, la publicación también menciona que el sistema fue avalado en su momento por el ex Presidente George W. Bush, quien lo tildó en 2006 como un ejemplo a seguir y que señaló que “Estados Unidos debiera tomar algunas lecciones de Chile”.

El diario precisa que “los trabajadores deben pagar el 10% de sus ganancias en cuentas operadas por compañías privadas conocidas como administradoras de fondos de pensiones, AFP. Las administradoras invierten el dinero y les cobran a los trabajadores una comisión por transacciones y otros gastos. Los empleadores y el gobierno no realizan ninguna contribución a la cuenta del trabajador”.

La nota continúa mencionando que los chilenos que ingresaron al campo laboral en 1981 tuvieron que comenzar a imponer en el sistema privado, con excepción de ciertos grupos, como “las Fuerzas Armadas y la policía, que fueron eximidas de este cambio y hoy disfrutan de pensiones varias veces más altas que aquellas que entrega el sistema privado”.

Asimismo, hace mención a las soluciones planteadas tras las masivas marchas, entre las que destacan la creación de una AFP estatal, aumentar la edad de jubilación y establecer una contribución del 5% a cargo del empleador, como también mayores regulaciones a las administradoras.

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: