Inicio Cultura y Arte Aumentan las teorías conspiracionistas y los que en nada creen

Aumentan las teorías conspiracionistas y los que en nada creen

59
0

Por Adán Salgado Andrade

Vivimos en un mundo en el que, tantos medios desarrollados a través de las llamadas redes sociales, nos inundan de información, demasiada. Algunas cosas, son falsas, por supuesto, y las desmienten los informes verídicos que abundan en su contra.

A pesar de ello, hay personas que niegan cuestiones como el cambio climático, insistiendo en la necedad de que no existe o que si lo hay, son “fenómenos naturales” (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2021/08/a-pesar-de-los-megaincendios-forestales.html).

Igualmente, han ocurrido hechos muy sobradamente probados, desde hace años, que no pueden ser puestos en duda, pues mucha gente, hasta los ha presenciado. Es lo que sucedió en Estados Unidos (EU), por ejemplo, cuando fueron derribadas las Torres Gemelas. Ese ataque, se ha teorizado, fue una estrategia de ese país para justificar la invasión a Afganistán, así como iniciar una guerra contra el “terrorismo”, en la cual, las empresas de seguridad estadounidenses, salieron muy beneficiadas, pues se exigió al resto de los países con los cuales EU tenía relaciones, que adquirieran para sus aeropuertos, equipos de seguridad de este país, si querían seguir enviando vuelos a los aeropuertos estadounidenses. Esta teoría, en efecto, tiene muchos elementos que la respaldan (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2007/11/la-amenaza-terrorista-el-nuevo-gran.html).

Pero a pesar de que ese hecho, haya sido obra o no de sectores ultraconservadores de EU, sí existió, muchos estadounidenses, no creen que haya sucedido, al igual que muchas otras cosas, como expone el artículo de AP, titulado “Elija su realidad: la verdad, se desvanece, las teorías conspiracionistas, se incrementan”, firmado por David Klepper, en el que se habla de que cada vez hay más personas en EU que dudan de hechos verdaderos, pero se aferran a mentiras que, incluso, ponen en riesgo la estabilidad social (ver: https://apnews.com/article/covid-technology-health-government-and-politics-new-york-cfb56a95aec23dddbabcf3ebbe839f05).

Klepper comienza citando a Daniel Charles Wilson, un estadounidense de 41 años, quien, entre otras teorías conspiracionistas cree que “los citados ataques del 11 de septiembre del 2001, fueron un ‘trabajo interno’. La guerra en Ucrania, es un ‘guion cinematográfico’ y la pandemia por Covid es ‘totalmente falsa’. ¿El ataque al maratón de Boston? (sucedido el 14 de abril del 2013, cuando dos bombas caseras estallaron, mataron a tres personas e hirieron a cientos, 17 de los cuales, perdieron miembros), ¿los tiroteos masivos en Newton, Connecticut, y Buffalo, Nueva York, y Uvalde, Texas?, ‘montajes actuados por actores en crisis’, señala, muy seguro”.

Wilson, quien vive en London, Ontario, también duda de las “elecciones libres”, de las “vacunas” y de la “insurrección del 6 de enero del 2021” (cuando hordas de enajenados fanáticos de Donald Trump, vandalizaron la Casa Blanca, “protestando” de que las elecciones por las que había ganado Joe Biden habían sido fraudulentas). “Acepta muy poco de lo que ha sucedido durante los pasados veinte años y muy alegremente predice que algún día, el Internet, nos volverá a todos tan desconfiados como a él”.

“Mire, en esta era de la información, y del gobierno oculto, que son los que controlan todo, piensan que ganarán. Pero, no, no ganarán. Nos mienten. Pero vamos a romper con todo esto. Será un buen cambio para todos”, dice, muy convencido.

No está solo. En EU, abundan conspiracionismos como de que hay hombres de negro que tratan de apoderarse del país y darlo a los inmigrantes, o de que Hillary Clinton, manejaba una red para traficar niños, “pues hay un infinito número de teorías conspiracionistas. Y si se hiciera una encuesta, cada uno indicaría algunas en las que cree” (ver: https://www.bbc.com/news/world-47144738).

Señala Klepper que Wilson es uno de tantos que en Occidente han “perdido la fe en los gobiernos democráticos, la prensa libre y que, por ello, han volteado hacia las teorías conspiracionistas, para llenar esos vacíos”.

Aquí mismo, sin ir tan lejos, hay gente que dice que la pandemia fue una “mentira creada por AMLO” o que astronautas nunca han llegado a la Luna, que fue un “montaje”, esto, a pesar de que hay videos que muestran que, en efecto, varios de tales astronautas, entre ellos, Neil Armstrong (1930-2012), pisaron el lejano satélite (“Son montajes en escenarios”, me han dicho algunos).

Continúa Klepper, señalando que, de acuerdo con una encuesta realizada por AP y el NORC Center for Public Affairs Research (Centro NORC para la investigación de problemas públicos), “halló que sólo 16% de los estadounidenses, dicen que la democracia está trabajando bien o muy bien. Y un 38%, afirman que está trabajando regularmente. Otras encuestas, revelan que mucha gente en EU, ahora duda de los medios informativos, políticos, ciencia e, incluso, desconfían uno del otro. La desconfianza es tan profunda, que incluso grupos que aparentemente están ideológicamente alineados, se cuestionan los motivos de los otros. El día anterior al pasado 4 de julio, día de la independencia, de este año, en Boston, un grupo de unos cien hombres enmascarados, portando banderas fascistas, marcharon por la ciudad. Los participantes, orgullosamente subieron videos y fotos de la marcha a redes sociales que apoyan al ex presidente Donald Trump y de los seguidores de QAnon, quienes creen que un grupo de satánicos, caníbales, violadores de niños, secretamente gobierna el mundo”.

¡Nada más véanse lo extremas que son esas “teorías”! Muchas de ellas, por desgracia, han sido propagadas por Hollywood, en donde varias de sus cintas, tienen que ver con tramas que hablan de sectas o grupos de locos que quieren dominar al mundo.

En efecto, sitios como 8chan, propagan tóxicas ideas racistas, que señalan que “EU está plagado de criminales, porque se ha permitido la entrada indiscriminada de inmigrantes” y tonterías por el estilo (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2019/08/cuando-la-libertad-de-expresarse-se.html).

El caso de QAnon es más extremo, pues son los que creen que caníbales y pedófilos regentean una red mundial de niños que son abusados sexualmente y que “Donald Trump, es el único que puede detenerlos. Esos informes, supuestamente, provienen de un funcionario gubernamental de EU, de alto rango, que se hace llamar Q” (ver: https://www.cbsnews.com/news/what-is-the-qanon-conspiracy-theory/).

Los mencionados marchistas, también fueron puestos en duda. Algunos dijeron que eran “agentes del FBI disfrazados” o miembros de “antifa” (esta es la abreviatura de anti-fascistas, los que están en contra de la represión gubernamental) “y que sólo querían desprestigiar a Donald Trump. ‘Son otra falsa bandera’, escribió alguien, que se considera conservador, en Telegram (otra red social que difunde esas mentiras)”.

Así que ni entre esos grupos conspiracionistas se creen.

El problema es que al no haber confianza en los gobiernos y sus instituciones, como señalo arriba, la estabilidad social se fractura. Dice el sociólogo inglés Anthony Guiddens que “la confianza es la base de la estabilidad social”. Confiamos en que el medicamento que tomamos, contenga las sustancias que nos curarán o que el conductor del autobús foráneo que abordamos, sea diestro en su labor. Si esa confianza se rompe, la sustituye la desconfianza, que ya no creamos en nada o creamos menos. Y es cuando se comienza a confiar en mentiras que ocasionan daños y desestabilizan la sociedad.

Cita Klepper al doctor Richard Friedman, psiquiatra de Nueva York y profesor del Weill Cornell Medical College, quien ha escrito sobre la psicología de la confianza y la creencia, quien dice que “la gente, no puede comprobar lo que conoce del mundo. Están inmersos en demasiada información, tanto buena, como mala. Está ansiosa del futuro, pero hay personas perversas con la habilidad de usar a su favor ese temor y esa ansiedad”.

“Esos perversos son los farsantes que venden remedios milagrosos para el Covid u operativos rusos que tratan de desacreditar las democracias occidentales o políticos como Trump, cuyas mentiras acerca de la elección del 2020, impulsaron el ataque del 6 de enero a la casa blanca”, señala Klepper.

Y yo agregaría que las mismas mafias en el poder – los mal llamados “gobiernos” –, tienen mucho que ver en el incremento de las desconfianza social, al ser o haber sido corruptos, represivos, mentirosos, ineptos, que sólo buscan el enriquecimiento personal de los que detentan el poder (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2014/08/la-estructura-mafiosa-de-los-poderes.html).

Muchas de esas teorías conspiracionistas, se contradicen entre sí. “Una investigación del 2012, por citar un caso, analizó las creencias que rodearon la muerte de la Princesa Diana de Gales (1961-1997), cuando murió en un accidente automotriz en 1997. Los investigadores, hallaron que personas que creían fervientemente que había sido asesinada, también estaban muy convencidos de que ella había fingido su muerte”.

Wilson dice que no cree en los derribos de las Torres Gemelas con los aviones, porque “vio en Internet que eso, no era posible”. “Usted tiene que juntar la realidad, que está oculta. El gobierno, no quiere que usted sepa lo que es real”, dice a Klepper.

Y hasta está haciendo un libro sobre todo en lo que cree y no cree.

Seguramente, cuando lo publique, será un bestseller.

Claro, si hay gente sigue creyendo que la Tierra es plana o que no existe el calentamiento global o que la pandemia fue una mentira creada para dominarnos, podrán creer que ya estamos sometidos por alienígenas, que toman la forma de humanos, si ésta fuera una de las teorías conspiracionistas que pudiera anotar Wilson en su libro.

Como ven, privan más la ignorancia, el fanatismo y la manipulación, que la sensibilidad, el conocimiento y el sentido común, por desgracia.

Contacto: studillac@hotmail.com   

Artículo anteriorEn Japón, el conformismo social lleva a extremos, como el asesinato de Shinzo Abe
Artículo siguienteSergio Rodríguez Gelfenstein, combatiente en Nicaragua: «El 19 de julio fue el mejor día de mi vida»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.