Inicio arte y cultura Argentina – Festejos por el campeonato: mucho más que una expresión de...

Argentina – Festejos por el campeonato: mucho más que una expresión de júbilo popular, un acontecimiento político inédito

261
0

convergenciadecombate.blogspot.com

Por Samuel Noyola

Argentina campeón. Una irrupción de masas sin precedentes. Análisis y perspectivas

“fluían multitudes semejantes a ríos, / como el despertar de las aguas con la primavera” (1)

Millones de personas ganan las calles, encarnan una alegría inconmensurable, saltan, gritan, se abrazan, ríen, lloran, cantan, corren. Una liberación de fuerzas fenomenal ha sido desencadenada por la coronación de Argentina en el mundial de Futbol. 

Los medios de comunicación informan que la movilización es la más grande en la historia de nuestro país, sumando más de 5 millones de personas. Hoy podríamos decir que la cifra puede ser escueta, teniendo en cuenta que dicha acción -que tuvo epicentro en Buenos Aires- se repitió en cada plaza del país y se multiplicó en decenas de países, entre los que se destacan Bangladesh y la India. Las preguntas principales son, entonces: ¿Estamos tan solo ante un festejo de carácter futbolístico? ¿Cuál es el alcance político y social de esta acción sin precedentes del pueblo argentino que pasados los días, aún continúa vibrando al compás de la calle?

Para el poder político de turno, el mundial, lejos de ser un catalizador de la crisis del régimen, ha significado un duro golpe a la gobernabilidad, porque puso en evidencia su decadencia. No solo por la decisión del equipo de esquivar cualquier cruce con el gobierno nacional y la oposición patronal, sino porque tensó las disputas internas, dejando traslucir la debilidad del Estado cuando las masas ganan las calles. La auto convocatoria para los festejos no pudo ser frenada por las fuerzas de seguridad, que se vieron sobrepasadas por las multitudes, sumado al hecho de que el pueblo encontró en el equipo de Scaloni lo que desde hace años no logra encontrar en sus representantes de gobierno: una salida, aunque momentánea, a sus pesares, a la desdicha, al desencanto de casi todo lo que le toca vivir.

El gobierno demostró su incapacidad en cuanto a garantizar los festejos, así como su falta de autoridad frente a un pueblo que se auto organizó y garantizó por sí mismo cómo, dónde y cuándo festejar, luego de haber impuesto el feriado nacional. En muchas fábricas y otros lugares de trabajo, el rechazo a asistir se masificó, a pesar del ofrecimiento de horas al 100% o al 200% y las apretadas de encargados y supervisores, ya que la necesidad de ganar la calle -y rebelarse- fue más fuerte, tanto, que para algunos, este hecho se interpretó y asumió como un paro.

En las concentraciones se pudo observar no solo la alegría como un factor por demás positivo, sino que, además, prevaleció la necesidad de cuidarse, extender la solidaridad y la empatía. En palabras de Deleuze: “El poder requiere cuerpos tristes. El poder necesita tristeza porque puede dominarla. La alegría, por lo tanto, es resistencia, porque no se rinde. La alegría como potencia de vida nos lleva a lugares donde la tristeza nunca nos llevaría”.

En Psicología de las masas y Análisis del Yo Freud cita a Le Bon: He aquí el rasgo más notable de una masa psicológica;  cualesquiera que sean los individuos que la componen y por  diversos o semejantes que puedan ser su modo de vida, sus  ocupaciones, su carácter o su inteligencia, el mero hecho de  hallarse transformados en una masa los dota de una especie de  alma colectiva en virtud de la cual sienten, piensan y actúan  de manera enteramente distinta de como sentiría, pensaría y  actuaría cada uno de ellos en forma aislada. Hay ideas y sentimientos que sólo emergen o se convierten en actos en los individuos ligados en masas. La masa psicológica es un ente provisional que consta de elementos heterogéneos; estos se han unido entre sí durante un cierto lapso, tal como las células del organismo forman, mediante su unión, un nuevo ser que muestra propiedades muy diferentes que sus células aisladas.

Aun, cuando la algarabía pudo generar la sensación momentánea de que las barreras de clases fueron borradas, lo cierto es que en pocas horas, luego de los festejos, las trabajadoras y los trabajadores volvieron a sufrir la explotación y el ajuste, y lxs capitalistas a usufructuar el trabajo ajeno. Empero, esto no quita que la composición social mayoritaria de quienes estuvieron en las calles es asalariada, que fue la protagonista de un hecho histórico, un fenómeno que, sin lugar a dudas, con el correr de los meses será procesado de diversas maneras.

Lejos quedó el miedo a reunirse por la campaña del “quédate en casa”, en tanto la recuperación del vínculo social se erigió como el factor determinante. Una de las conclusiones de este acontecimiento es la importancia de unirse en las calles, demostrando la fuerza imparable de la movilización popular y la incapacidad del poder político para controlar las acciones de la mayoría cuando irrumpen de forma decidida. Las horas del festejo constituyeron, en los hechos, un gran “vacío de poder” donde nada ni nadie fueron capaces de llenarlo con un contenido que vaya más allá del motivo de celebración. Esta realidad, nos deja a lxs revolucionarixs la importante tarea de volver a los lugares de trabajo, estudio y barrio con la labor de traducir semejante movilización en tareas políticas.

En lo espontáneo está el germen de lo consciente supo decir Lenin. ¡El pueblo argentino se expresó con fuerza! Queda por delante abrir debates sobre lo vivido con esxs millones de proletarixs, que, con las lecciones del pasado reciente, están en condiciones de hacer uso de esta herramienta de lucha, buscando superar su condición de explotados y explotadas. Será, de acá en más, nuestra tarea la de acompañar y colaborar para llenarlo todo de contenido revolucionario, con un programa político para las luchas que se acercan, agitando la convicción de que tenemos la fuerza y el poder para tomar en nuestras manos nuestro propio gobierno, el de los y las trabajadores.

1.Poema de Lenin.

Artículo anterior5 mil pobladores/as se movilizan hasta La Moneda en contra del acuerdo de los partidos para nuevo proceso constituyente: Exigen que Boric cumpla promesas de campaña en materia de vivienda
Artículo siguienteLos nuestros asesinados en dictadura 30 de diciembre de 1977

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.