Inicio internacional 25 AÑOS DE LOS ACUERDOS DE PAZ EN EL SALVADOR

25 AÑOS DE LOS ACUERDOS DE PAZ EN EL SALVADOR

114
0
Compartir

Artistas o Artesanos de la Paz?

Haciendo un poco de memoria fue en el año 1983, años difíciles en los que la guerra se recrudecía  cuando por primera vez visitó el Papa Juan Pablo II a El Salvador. En ese momento su mensaje fue claro: Ser “artesanos de la paz”. La palabra artesano lleva implícitamente algunos elementos muy interesantes: Su obra es producto de su historia, de su identidad y por lo mismo esta artesanía al igual que la paz es una producción colectiva.

En estas fechas que se conmemora el 25 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz en El Salvador,  pareciera que la definición de paz se ha reducido a un producto de dos protagonistas: La Fuerza Armada y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Pareciera que no existen artesanos de la paz sino artistas de la paz. El artista produce una obra a través de una técnica, usando su talento, creatividad e imaginación pero al final de cuentas es un producto individual, que le pertenece a él y no un bien colectivo.

Al discutirse y firmarse los acuerdos de paz en el Palacio de Chapultepec, México, se acordó el cese al fuego, la desmilitarización de la sociedad y el desarme, también acuerdos políticos para la incorporación del FMLN a la vida política. Sin embargo, no hubo acuerdo en el modelo económico de desarrollo, ni en una nueva Constitución Política, ni siquiera una revisión del marco estructural de la pobreza y exclusión.

Todavía 25 años después, existe una gran deuda con las víctimas (muertas y vivas) que siguen esperando la verdad y la justicia. La verdad porque su historia ha sido y sigue siendo negada; porque los masacrados siguen sin ser reconocidos; porque los desaparecidos siguen desaparecidos aún en la memoria de los hechores; porque los muertos siguen muertos en la conciencia de sus verdugos. Y justicia, no venganza, sino justicia (transicional o restaurativa)la cual no llega a pesar de haberse declarado inconstitucional la ley de amnistía el año pasado.

Después de todas las celebraciones, conciertos y discursos que implican  esta fecha, aún queda la tarea impostergable de reparar a las víctimas, de sumarlas a un proceso colectivo y de convertirnos en artesanos de la paz.

Antonio Hernández*
Red Latinoamericana de Estudios de Violencia, Salud y Paz de ALAMES

San Salvador, 16 de enero de 2017

Integrante del Movimiento Salvador Allende de El Salvador

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.