Open top menu
Vecinos de Río Cisne (Palena) en lucha contra Piscicultura San Joaquín en la Comuna de Hualaihué

Vecinos de Río Cisne (Palena) en lucha contra Piscicultura San Joaquín en la Comuna de Hualaihué

Por Sebastián Ojeda Uribe

La Re-vuelta (Chiloé)

El pasado 5 de diciembre del 2018 se califica ambientalmente un nuevo proyecto de la industria salmonera en la Comuna de Hualaihué, pese a que el día 19 de noviembre del mismo año el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental recomendaba rechazar por no acreditar la no generación de efectos contaminantes en el lecho del Río Cisne.

Ante esta situación los vecinos y la comunidad en general se ha comenzado a organizar llamando a generar distintas actividades en resguardo del patrimonio cultural y natural que representa el Río, para socializar la problemática y fortalecer la unidad entre los distintos actores involucrados que en conjunto están realizando los trámites judiciales y administrativos que dentro de la primera y segunda semana de enero se interpondrán dentro de los plazos de apelación al proyecto.

El Río Cisne está ubicado a 22 km aproximadamente desde Caleta La Arena – Carretera Austral hasta el Cruce El Varal por la ruta V-7, en la Comuna de Hualaihué, Provincia de Palena, Región de Los Lagos. Y separa al Sector de Caleta El Manzano y Hualaihué Estero en su desembocadura hacia el Humedal costero.

Desde el año 2017 está siendo amenazado por la instalación de la Piscicultura San Joaquín, proyecto propiedad de Cultivos Marinos Lago Yelcho S.p.A. que consiste en la instalación y operación en tierra de una piscicultura de Flujo Abierto para la producción de ovas, alevines y smolts de salmónidos, con una producción máxima total proyectada de 1.224 ton/año.

El proyecto se ingresa el día 8 de febrero de 2017 como Declaración de Impacto ambiental (DIA), incumpliendo desde un inicio lo señalado en el artículo 11 de la Ley 19.300, ya que no genera ni presenta uno de los efectos señalados en dicho artículo, sino que todos, y además incumple el Convenio 169 de la OIT(1), ratificado por nuestro país en septiembre del año 2008, entrando en vigencia el 15 de septiembre del año 2009, y que indica el deber del Estado Chileno respecto a realizar Consultas a los Pueblos Indígenas para poner en conocimiento y, si corresponde, llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas -administrativas o legislativas- propuestas, lo cual no se hizo.

Sumado a lo anterior, no se considera relevante los efectos adversos significativos sobre los recursos naturales renovables como son los productos bivalvos presentes en los bancos naturales que por años han sido el sustento de las comunidades del sector, como son Choritos, Navajuelas, Tumbaos, Culengues y Almejas, alterando las costumbres de los grupos humanos presentes y organizados en sus respectivos sindicatos y agrupaciones indígenas dentro de los cuales se encuentra la Agrupación de Recolectoras de Orilla La Estrella,  la Comunidad Indígena El Manzano, Puntilla Quillón y Quiebra Ola, en apoyo de las Comunidades de Puntilla Pichicolo, y los tres Sindicatos de pescadores presentes en el sector.

La instalación de la piscicultura afectaría además el valor turístico y paisajístico del Río y su desembocadura, donde existe un humedal costero que recibe a diversas aves migratorias en especial a los flamencos que año a año llegan para anidar y reproducirse en este, hasta ahora, prístino lugar. En su desembocadura se encuentran además tocones de alerce que debido a la extracción irregular de áridos en los últimos años han sido removidos por la erosión junto con la destrucción de conchales en sus riberas, corrales naturales de pesca y sitios arqueológicos que hablan de la cultura y costumbres de nuestros antepasados en el lugar.

El Río Cisne además es el único Río que abastece de agua a través de una red predial a los sectores de Caleta el Manzano, Hualaihué Estero, Hualaihué Puerto y Cubero. Que en verano sufren por la sequía debido a que no existen proyectos de Agua Potable Rural (APR) para dichos sectores, cuyos derechos de agua actualmente los posee la Empresa con los cuales han generado la falsa expectativa de elaborar un proyecto para solucionar el problema del abastecimiento del agua para dichos sectores siendo esta, responsabilidad de las autoridades regionales y el Estado.

En la comuna existen actualmente 47 centros de la industria salmonera, lo que refleja la evidente necesidad de generar nuevos modelos de desarrollo sustentables para la comuna, de planificación y gestión ambiental, puesto que su no existencia, ha incentivando el arribo de la inversión extranjera y las multiplicación de concesiones marinas y mineras, la extracción de bienes comunes a destajo, favorecidos por la nula fiscalización y poca capacidad y exigencias desde la institucionalidad ambiental, como es el servicio de evaluación de impacto ambiental (SEIA), que ha traído consecuencias nefastas para el ecosistema y el tejido social de la Comuna.

Las comunidades han hecho un llamado a apoyar la demanda por la protección del Río Cisne, por el medio ambiente, el resguardo de nuestro patrimonio cultural y de las comunidades, y convocan a los habitantes de la Comuna de Hualaihué a ser actores enérgicos y activos en la defensa del territorio y la lucha por el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación.

1.- Convenio de la Organización Internacional del Trabajo(OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, tratado internacional adoptado por la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra, el 27 de junio de 1989.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: