Open top menu
SIMONE DE BEAUVOIR HOY MISMO

SIMONE DE BEAUVOIR HOY MISMO

Mucha masa intelectual y moral se ha quedado bajo el “electroshock” para que las poderosas obras emancipadoras de Simone de Beauvoir no se encuentra en las escaparates de las librerías, al menos algunas de ellas.

Esto es todavía más sorprendente, pero sobre todo injusto cuando obras claves para comprender lo que haciendo tambalear la hegemonía neoconservadora.

Y lo está siendo desde el 8 de marzo más feminista que recuerda la historia en la línea de su obra “El segundo sexo”, pero también cuando la llamada “tercera edad está ocupando la calle remitiendo a las cuestiones planteadas por una generación que sabe que el capitalismo es un enfermedad, resucitando viejos ideales como los que impregna otra obra mayor de la autora que penetró en un territorio especialmente vasto: el de la vejez en un mundo en el que los negocios son las medidas de las cosas.

Simone nos habla de ejemplos de ancianidades augustas, de que se envejece como se vive, ahora en ciudades difusas, “sin alma”, en la que la historia de los abuelos queda “superada” por las ínfulas de una “modernidad” que significa lo contrario que saber vivir.

No deja de resultar apabullante que esté siendo la última generación que dio la cara en la calle contra los “grises”(1) la que ahora, medio siglo después, se sienta joven y airada como cuando eran joven. Todo ello en contraste con esa parte de una juventud que todavía permanecen bajo la falda de ésos papás para los que lo importante era que “sus hijos no les falte lo que le faltó”, y le evitaron enseñarla esa lección que ahora le están dando los del 68. Ellos sin necesidad he ver leído a Simone sí están llevando un combate que ella le habría hecho feliz participar.

 

(1) “Grises” apelativo peyorativo a la Guardia Civil franquista en el Estado Español, por el color de sus uniforme de entonces (NdE)

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: