Open top menu
¿QUÉ DEBEMOS TEMER EN 2017?

¿QUÉ DEBEMOS TEMER EN 2017?

El cambio climático es una de las amenazas globales que afectan al mundo.

El cambio climático, una de las amenazas más preocupantes para el planeta.

Los desequilibrios económicos, la polarización social y el cambio climático lideran la lista de amenazas globales a los que debemos enfrentarnos, según el informe realizado por el Foro Económico Mundial (FEM).

El Foro Económico Mundial (FEM) ha divulgado su análisis anual en el que detalla los mayores riesgos globales que debemos tener en cuenta no sólo en el año que acaba de comenzar, sino en la próxima década. Un informe denominado “de riesgos globales 2017” elaborado en su duodécima edición por más de 700 expertos que evaluaron unas 30 amenazas mundiales, así como nada menos que 13 tendencias que podrían agravarlos.

La creciente desigualdad económica, la polarización social y el cambio climático son las tres amenazas principales que pueden afectar a nuestro planeta durante los próximos diez años, según el análisis llevado a cabo por el FEM. El desequilibrio financiero y la polarización social fueron motivos de cambios y modificaciones políticas producidas durante el pasado 2016, y ambas amenazas tienen el suficiente poder como para poder agravar los problemas globales este año.

El Foro, que cuenta con el apoyo de Marsh & McLennan Companies y Zurich Insurance Group, incluyó además al cambio climático, los riesgos medioambientales y los fenómenos meteorológicos extremos dentro de la categoría de “riesgos globales”.

Los desequilibrios económicos son una creciente amenaza global.

Según el informe, el mundo en el que vivimos se encuentra en un escenario de “creciente desafección política” y “disrupción global”. Los patrones negativos persisten y pueden ejemplificarse en la inclusión del medio ambiente en el conjunto del amenazas al planeta y en la incapacidad social que sufrimos para continuar el ritmo de la evolución tecnológica al que nos encontramos sometidos.

Por tanto, la desigualdad económica, la concentración social y el cambio climático son los tres principales problemas globales más preocupantes en nuestra sociedad. Les siguen el elevado nivel de desempleo y la “profunda” inestabilidad social.

El medio ambiente es el que domina el panorama de riesgos mundiales. El cambio climático, segunda tendencia este año, está acompañada por primera vez de nada menos que cinco amenazas medioambientales calificadas de alta probabilidad de amenaza, con los fenómenos meteorológicos extremos emergiendo como riesgo global.

Cooperación internacional, necesaria para enfrentar las amenazas

Si bien es cierto que se han conseguido avances destacados respecto al problema climático gracias a la ratificación del acuerdo de París, el informe adelanta que el cambio político en Europa y Norteamérica podría poner en riesgo estos progresos. El convenio firmado en la capital francesa estableció medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global, con aplicabilidad para el año 2020.

Por otra parte, el informe centra su atención en las dificultades que se encontrarán los dirigentes para llegar a acuerdos solventes que hagan frente a las adversidades globales. Margareta Drzeniek-Hanouz, directora de competitividad y riesgos globales del FEM, recordó que “se requiere que los líderes tomen medidas urgentes para identificar formas de superar diferencias políticas e ideológicas que permitan trabajar unidos para solventar las adversidades”.

La unión global es obligatoria contra las amenazas globales.

La cooperación internacional es necesaria para luchar contra las amenazas globales.

Tras analizar doce tecnologías emergentes, el estudio afirma también que la robótica y la inteligencia artificial tienen el mayor potencial para ofrecer no sólo beneficios, sino también consecuencias negativas que requieren una regulación imprescindible en sus métodos de uso. La construcción de sociedades más incluyentes puede ser una resolución efectiva. Para ello, se necesita una cooperación internacional de dirigentes y países y un pensamiento a largo plazo.

“El impulso experimentado en 2016 para hacer frente al cambio climático demuestra que es posible y nos hace pensar que también podríamos conseguir una acción colectiva para hacer frente a otros riesgos”, asegura Drzeniek-Hanouz.

Las consecuencias de fenómenos meteorológicos extremos podrían ser causantes de catástrofes que podrían afectarnos en nuestra vida. Un temporal de lluvia puede hacer añicos tu vehículo causando daños que pueden ser compensados gracias al consorcio de compensación de seguros, gracias a la nueva normativa impuesta el pasado mes de julio. Te animamos a que te informes en nuestro artículo sobre la nueva ley para resolver tus dudas.

La tierra no es sólo nuestro planeta, también nuestro hogar y el lugar en el que habitamos. Qué menos que ponernos de acuerdo entre todos para intentar protegerlo por todos los medios. Y no sólo es responsabilidad de los dirigentes políticos con poder. Todos debemos poner de nuestra parte.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: