Open top menu
NO TODO EL MUNDO PUEDE PRESUMIR DE TENER UNOS PADRES ANARQUISTAS

NO TODO EL MUNDO PUEDE PRESUMIR DE TENER UNOS PADRES ANARQUISTAS

Pepe Gutierrez Alvarez, Estado Español

Cuando yo le conocí allá por 1962, los años treinta e incluso la aventura del “maquis” en la Francia ocupada, quedaban como leyendas que ayudaban a soportar la destrucción de todo un mundo. Después de la derrota sin paliativo de la República –tan dura con los anarquistas y tan timorata con sus enemigos de la derecha-, llegó la traición de las democracias al acabar la II guerra Mundial cuyo momento cumbre para Francesc fue aquel de los primeros tanques que entraron en el París liberado con letreros en los que se podía leer “CNT”, y “FAI”…En aquellos momentos, llegó a creer que era posible un regreso por encima del cadáver del franquismo, pero esta ilusión fue desmentida después una resistencia heroica, pero de la que apenas quedaban vestigios.

Francesc, también conocido como “Seisdedo” por una razón que saltaba a la vista, regresó en solitario, dispuesto a desarrollar por vías graduales una tentativa ahora presidida por unas reflexiones que caminaban en sentido opuesto a la de que aquellos que seguían atado a los criterios del pasado. Ahora tenía muy clara la importancia de la pedagogía, los jóvenes que veníamos al mundo de las ideas nacíamos en una realidad muy distinta, había que reanudar la tarea de Sísifo, y para ello eran muy importantes algunos criterios.

Él quería sus ideales más quizás que su vida aunque quizás menos que a Lola, su compañera en todos los sentidos, la única persona que había llenado el vacío de su orfandad. Pero los ideales no estaban colgados de las nubes, tenían que vivir en la lucha, en el movimiento, y lo importante era servir a este. Las ideas valían en la medida en que contribuían a que dicho movimiento fuese lo más radical, abierto, pluralista y participativo posible.

Murió en un asilo con graves problemas derivados de una infancia sin padres, con pesadillas concentrionarias preguntándose que quedaba de aquel sindicalismo de combate en las mejoras sociales estaban ligadas a la cultura, a todo lo que nos hacía mejor.
L´Hospitalet le dedicó una calle de la que sales antes de entrar, pero eso no le habría importado.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: