Open top menu
La sorprendente relevancia de la ‘Teoría de la Revolución Permanente’ de León Trotsky

La sorprendente relevancia de la ‘Teoría de la Revolución Permanente’ de León Trotsky

Los movimientos revolucionarios que sacuden Sudán y Argelia, y los levantamientos de masas en otras partes del mundo neocolonial, subrayan la relevancia de la ‘Teoría de la Revolución Permanente’ de León Trotsky. Este es particularmente el caso del movimiento obrero internacional y de los socialistas revolucionarios, y de las heroicas masas que luchan por un cambio fundamental en Argelia y Sudán, y en toda África, Asia y América Latina.

Tony Saunois

Comité por una Internacional de los Trabajadores, CIT.

La devastadora crisis económica y social en Asia, África y América Latina está produciendo convulsiones sociales y devastando las vidas de millones de personas.

La matanza de millones de personas en guerras en Oriente Medio y África, las consecuencias directas de la intervención de las potencias imperialistas, junto con las miserables condiciones económicas, es la realidad de la vida sobre la base del capitalismo y el latifundismo en estos países. Para millones de personas, el capitalismo significa “horror sin fin”.

Rebeliones en en Sudán y Argelia

Sin embargo, la cuestión crucial a la que se enfrentan las masas es cómo ponerle fin. Al dar una respuesta en los países del mundo neocolonial, la “teoría de la revolución permanente” de Trotsky proporciona la clave para entender las fuerzas de clase involucradas, y el programa y las tareas que enfrenta la clase obrera.

Tras los acontecimientos de la primera revolución rusa en 1905, Trotsky -que desempeñó un papel dirigente en la capital, San Petersburgo- pudo sacar conclusiones que anticiparon brillantemente las fuerzas de clase implicadas en el resultado victorioso de la revolución rusa en octubre de 1917. Rusia entonces, al igual que la India y otros países hoy, era un sistema semifeudal que significaba esclavitud para la masa de la población, que se veía obligada a subsistir en estrechas franjas de tierra. En los centros urbanos, que habían visto el rápido desarrollo de la industria, la clase obrera industrial era explotada y oprimida sin piedad.

En ese período, Rusia no había completado las revoluciones democrático-burguesas de países como Inglaterra, en el siglo XVI, y Francia, en el siglo XVIII. Las principales tareas históricas de estas revoluciones consistieron en la eliminación de las relaciones feudales y semifeudales sobre la tierra y la unificación del país en un Estado-nación.

El surgimiento de la clase obrera

Estos cambios en las relaciones sociales y económicas allanaron el camino para el eventual desarrollo de la industria y la clase obrera. Junto con estos acontecimientos, se introdujeron los derechos democráticos burgueses básicos, incluyendo el derecho al voto, la libertad de prensa y la elección de un parlamento, que por lo general se ganan como consecuencia de las amargas y largas luchas de las masas. Las tareas de la revolución democrático-burguesa, sin embargo, no fueron completadas por la clase dominante rusa, al igual que aún no han sido completadas plenamente en el mundo neocolonial de hoy….

Leer artículo completo

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: