Open top menu
EL OTRO MUNDIAL

EL OTRO MUNDIAL

Escribe: Milcíades Ruiz

Esta semana se han reunido en Davos- Suiza, los poderosos influyentes de la economía mundial, para conferenciar sobre el curso que está tomando el capitalismo global, los problemas de la persistente recesión mundial, las tendencias del desarrollo capitalista cada vez más tecnológico, los factores gravitantes en el desarrollo de los negocios globales, la competitividad en el mercado global y, las dificultades que limitan la dominación capitalista. Es el Foro Económico Mundial al que acuden los estadistas de las principales potencias económicas y, ejecutivos de empresas transnacionales globales. Juntos, los mayores depredadores mundiales.

La humanidad depredada también debería tener una reunión anual similar pero en sentido contrario a fin de defenderse mejor de los depredadores y tomar iniciativas soberanas para un desarrollo equitativo y armonioso. Pero por lo menos, deberíamos dar una mirada a la situación internacional para saber a qué atenernos en el 2018, como país dependiente de las economías depredadoras. El apogeo del capitalismo depredador de nuestros recursos mineros nos trajo ilusiones y corrupciones pero la secuela de la crisis del capitalismo global nos alcanza sin haber guardado pan para mayo ni haber invertido para el futuro. No sabemos vivir sin nuestros opresores.

En el escenario mundial, intervienen fuerzas de toda índole pero no todas tienen la misma trascendencia. Las fuerzas con mayor poder son las que prevalecen sobre las demás y determinan el curso de los acontecimientos. Lo que suceda con nuestro país depende en gran parte de lo que hagan los países poderosos. El Perú está bajo la influencia política de EE UU y aunque, el gobierno peruano actual lo adula comprándose el pleito de aquel con Venezuela y con Corea del Norte, hay indicios razonables de que se avecina un nuevo orden mundial capitalista.

El declive de EE UU será más pronunciado el 2018. “Primero EE UU” ha dicho Trump, en señal de que ya no puede cargar con toda la defensa militar del capitalismo. Es más, ya no lo puede hacer. Quiere deshacerse de toda carga pesada, retirándose de instituciones mundiales pero se empantana más. Quiere deshacerse de los migrantes y no lo dejan. Norcorea le falta el respeto y lo desafía sin que pueda hacer nada. Ya los hicieron correr una vez. Ha perdido la condición de líder de la industria bélica siendo superado por Rusia.

Latinoamérica ya no es el “Patio Trasero” de EE UU. Allí está ahora China y Rusia como socios comerciales y de inversión en diversos países. Entre enero y noviembre de 2017, las exportaciones de China a América Latina y el Caribe llegaron a 125.232 millones de dólares, un aumento del 18,3 %, (artefactos eléctricos y mecánicos de alta tecnología) mientras las importaciones chinas desde la región alcanzaron los 122.149 millones de dólares, un alza del 26,4 por ciento. (Materias primas y productos agropecuarios). Todo un récord histórico.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que las exportaciones de América Latina y el Caribe terminaron 2017 con un aumento del 13 por ciento, gracias a los mayores envíos a China. (30% de las exportaciones a China y 10% a Estados Unidos). Latinoamérica siempre le ha reclamado a EEUU la competencia desleal por los subsidios indirectos que perjudican a los productores nacionales y siempre rechazó este reclamo. Quien creyera. Hoy EE UU la sufre, pide protección y protesta por la competencia desleal acusando a China de subsidios fraudulentos.

Ahora ya no quieren tratados de libre comercio porque saben que no puede competir en muchos rubros. El que tenía con México está siendo revisado y anuncia que implementará medidas de salvaguardia ante la importación de lavadoras y paneles solares surcoreanos, Un arancel del 20% para 1,2 millones de unidades de lavadoras Samsung y LG y un arancel de 50% para las unidades que excedan dicha cuota. A los paneles solares de más de 2,5 gigavatios se aplicará una tasa del 30%. Si esto hace EE UU, con mayor razón lo hará el resto del mundo y entonces tendremos un viraje de 180 grados hacia el proteccionismo con la clara oposición de China.

Al mismo tiempo, el dólar está perdiendo hegemonía en las transacciones comerciales mundiales y su demanda pierde sostenibilidad con una tasa de cambio poco favorable. En cambio, la moneda china, el Yuan, está pesando cada vez más en la cartera de divisas de muchos países. Trump acusa a China de manipulación de la tasa de cambio de su moneda pero hasta el FMI incluyó desde 2016 al yuan en su canasta de divisas de reservas oficiales. El tipo de cambio del yuan se fortaleció en 6,72% el año pasado, siendo el más alto en nueve años. En tanto que el índice del dólar, que mide la posición del billete verde frente a seis importantes monedas, descendió 0,81 por ciento en el mes de diciembre.

Mientras aquí postulamos a que paguen más impuestos los que más ganan, en cambio en EE UU a propuesta de Trump el Congreso ha aprobado una drástica reducción de impuestos para las grandes corporaciones, bajándoles el impuesto a la renta del 35 al 20 por ciento, el nivel más bajo en tres décadas. La finalidad es atraer inversiones; un cambio que denota desesperación. Nunca habíamos imaginado a EE UU pidiendo por favor que inviertan allí

En contraste China obtuvo una cifra récord en inversión extranjera directa (IED) en el 2017, sumando 878.000 millones de yuanes (135.000 millones de dólares) pues el año pasado se establecieron allí 35,652 compañías extranjeras, un aumento del 27,8 por ciento respecto al año anterior, según reporte oficial. Pero también, los inversionistas chinos en el mundo poseen más de 6 mil empresas en 174 países. La balanza comercial con China es negativa para EE UU y las restricciones para revertir la tendencia choca con la legislación internacional pero la guerra comercial está en curso.

Como reflejo de este debilitamiento de EE UU, el Departamento estadounidense de Defensa emitió el viernes pasado un esquema de su Estrategia de Defensa Nacional 2018, diciendo que Estados Unidos ha estado perdiendo ventaja militar y se enfrenta a una fuerte competencia por parte de otros países. “Durante décadas EEUU ha disfrutado de una superioridad indiscutible o dominante en cada esfera de operación”, afirma el documento. “Podíamos desplegar nuestras fuerzas cuándo queríamos, reunirlas dónde queríamos, y operar cómo queríamos”.

“No cumplir con nuestros objetivos de defensa resultará en la reducción de la influencia global de EEUU, la pérdida de cohesión con aliados y socios, y un acceso reducido a los mercados que causará una disminución en nuestra prosperidad y condiciones de vida“, advierte el documento. En tanto que el Director de la CIA, Michael Pompeo ha declarado que “el gobierno de EE UU debe hacer frente a Rusia en cualquier lugar del mundo donde Moscú pueda ejercer influencia, toda vez que Vladimir Putin está obsesionado con devolver a su país la gloria de la extinta Unión Soviética”.

En esta perspectiva, el poder global estaría trasladándose hacia Asia Pacífico, toda vez que también India está emergiendo con mucha fuerza colocándose como la quinta economía mundial, superando a Francia e Inglaterra. Y según la consultora internacional PwC podría convertirse en las próximas dos décadas en la segunda economía mundial después de China, superando a EE UU pues, teniendo en cuenta la diferencia en el poder de compra entre los países, el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos habrá caído al tercer lugar.

En el 2017, La India con una población de 1,317 millones de habitantes ha tenido un crecimiento mayor al 7% en tanto que China con una población de 1,391 millones ha crecido 6.9%. Muy atrás está la Unión Europea con un 2,4% y menos aún EE UU con un 2,1% según el FMI. En estas circunstancias, EE UU está centrado en recuperar el sitial que ha perdido pero ya es muy tarde y lo que observamos, como el afán de construir un muro a lo largo de toda la frontera con México quizá sea manotazos de ahogado.

Pero claro, todo puede cambiar si aparecen fuerzas inesperadas como los casos de conflictos bélicos y otros factores imprevistos. El cambio climático puede ser un factor determinante para parar frenar la contaminación del desarrollo capitalista. Entonces nuestra suerte cambiará en concordancia con la nueva situación. Mientras tanto, el neoliberalismo tropieza ya con muchos fracasos y los pueblos oprimidos también han evolucionado. La defensa de los derechos humanos es ya irreversible. Cada vez hay más movilizaciones sociales hasta en el mismo EE UU.

Lo dicho es solo una pincelada desde un ángulo personal pero ayudaría mucho tener otras apreciaciones que nos proporcionen los elementos de juicio para nuestro manejo. Tenemos que ver más allá de​l  entorno​

​¿No les parece? ​

Ustedes que dicen.

 

Enero 2018

 

Otra información en https://republicaequitativa.wordpress.com/

 

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: