Open top menu
EL CASO TURING: CÓDIGO ENIGMA – ver la película

EL CASO TURING: CÓDIGO ENIGMA – ver la película

EL CASO TURING: CÓDIGO ENIGMA (The Imitation Game, RU, 2014) de Morten Tyldum que se apoya en un sólido guión de Graham Moore (que a su vez se inspira en la obra de Andrew Hodges). Se trata de un “biopic” de un personaje en nada convencional: el matemático británico Alan Turing, famoso por haber descifrado los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados.

Lejos de ser admirado como un héroe, Turing fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952. Todo ocurrió poco tiempo después de que se revelara el gran aporte patrio del genio que también inventó las computadoras: descifrar Enigma, el código usado por los nazis para coordinar las maniobras militares a lo largo de Europa. Dicen que estas operaciones —reveladas por el gobierno inglés 50 años más tarde— acortaron la Segunda Guerra Mundial en 2 años, salvando más de 14 millones de vida. Pero Turing estuvo lejos de ser reconocido como un héroe de guerra. Debido a su homosexualidad, fue sometido a una castración química que lo debilitó físicamente y provocó su suicidio, en 1954, a los 41 años de edad.

La película acentúa esta paradoja que impulsó a la Reina Isabel II a pedir disculpas públicamente hace dos años. Comienza con Turing en un interrogatorio, recreando ante un agente británico su experiencia durante la guerra al mando de un grupo de criptólogos (entre ellos, una joven interpretada por Keira Knightley), y va saltando, mediante flashbacks, hacia algunos momentos de su infancia, cruciales para comprender su visión de mundo. Benedict Cumberbatch acoge muy bien las contradicciones del personaje, un tipo duro y ensimismado que se irá volviendo más humano a medida que avanza el metraje.

Su notable desempeño se ve complementado por una factura impecable en la que se mezclan detallistas recreaciones de época con un material de archivo que nos va recordando las dimensiones históricas del relato. Pero más allá de sus méritos, el director Morten Tyldum parece obstinado en construir una de esas películas hechas para el Oscar (misión cumplida: cuenta con ocho nominaciones).

Un biopic muy británico pero no por ello menos apasionante, en el que todo parece perfectamente calculado, especialmente un remate final en el que se concentra todo el peso emocional y la música de Alexandre Desplat alcanza su punto más solemne, el personal interesado lo tiene a la mano desde el youtube en buenas condiciones. Hubo una primera aproximación al personaje encarnado por Derek Jacobi (Yo Claudio,) en una adaptación para el cine llamada “Breaking the code” (RU, 1996).

La imagen puede contener: 5 personas
Ver la película

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: