Open top menu
Ecuador – Artillería Pesada

Ecuador – Artillería Pesada

Artillería pesada

Xavier Lasso

La derecha sacará siempre el mejor de los provechos ante cualquier resquicio. Ahora van, no logran ocultarlo, por los más progresistas del gobierno de Lenín Moreno. Por ahora enfilan su artillería más pesada contra la Ministra de Relaciones Exteriores. Disparan desde sus periódicos, desde sus canales de televisión, desde sus medios, desde sus redes, sus ‘trolls’, sus falsas noticias, su irresponsabilidad, su miseria; ahí tienen apostados tanques, portaaviones, misiles, bombas que lanzan sin escrúpulos; son de tinta negra, muy pocas veces sus opinadores gráficos -cómo les gusta caricaturizar la realidad- usan colores: blanco y negro es la realidad que nos ofrecen en sus relatos. Lo quieren a Julian Assange desamparado, que los británicos y su Policía le pongan el guante para luego deportarlo a Estados Unidos y que ahí se pudra en una cárcel, o muera ejecutado. Dejar a Assange librado a ese destino sí que sería la más baja traición de nuestra política exterior.

Pero es que esa derecha no entiende de soberanías, hacer lo que ordena el patrón del norte es lo único que cabe en sus conciencias aún colonizadas. Que se vaya, porque si no es lo uno, siempre será algo nuevo. Ahora ella, la ministra Espinosa, es la responsable del pronunciamiento inicial de la CIDH, la comisión, y la ida a Costa Rica bien se hubiera podido evitar. ¿Cómo? Nunca lo dirán, ese no es el punto, el objetivo es la ministra. Quieren a uno de los suyos en la 10 de Agosto y Carrión, uno que resulte muy servicial y, de tanto, verdadero esperpento. Esos abundan y siempre circulan por los meandros del poder.

En la casa de un tal señor Najas, lo más rancios diplomáticos la llaman el palacio, la misma de la 10 de Agosto y Carrión, al frente de los talleres de una conocida automotriz, en donde tiene su despacho la ministra, no se puede respirar un poquito de sosiego, la actividad es frenética y los rumores lo son todavía más. Los que pugnan por entrar son de miedo, ya han hecho campaña y han dado entrevistas para hacerse presentes, se dan las vueltas por si acaso y, aunque nosotros hemos preferido olvidar, como escogiendo partes de nuestra memoria, su sola mención nos devuelve a pretéritas y espantosas pesadillas. Si la política exterior pierde la orientación soberana, entonces sí que habríamos caído en un claroscuro atormentador. Las fuertes lluvias de los recientes días lo habrían enlodado todo.

http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/15/artilleria-pesada

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: