Open top menu
Debates dentro del partido de izquierda alemán,  DIE LINKE

Debates dentro del partido de izquierda alemán, DIE LINKE

Por Sascha Staničić,

Vocero nacional del SAV [1] , CIT en Alemania.

Delegado al congreso del DIE LINKE (Partido de Izquierda)

En el presente debate dentro del Partido de Izquierda defendemos la presente política de migración contra los intentos de Sahra Wagenknecht y otros para reemplazarla por una política que abiertamente significa restricciones, aceptación de deportaciones, etc.

El segundo gran problema es el intento de Wagenknecht y Lafontaine de formar un nuevo “movimiento” fuera del Partido de Izquierda junto con políticos del SPD, los Verdes y otras personalidades para pedir un cambio de política. Este “movimiento de concentración” se ve correctamente como un proyecto competitivo contra el partido que tiene el objetivo de formar un nuevo partido en el futuro que estaría a la derecha del Partido de Izquierda o colocar a prominentes miembros no partidarios en las listas electorales del Partido de Izquierda, tratando de mover a los grupos parlamentarios del partido hacia la derecha.

Este debate está sacudiendo al partido y ha llevado a un realineamiento de la cooperación y las alianzas de las diferentes fuerzas en el partido, que a menudo por desgracia no se basan en posiciones de principios, sino como parte de una lucha de poder. El conflicto estalló en el congreso del partido donde los delegados usaron por primera vez su derecho a formular preguntas después de un discurso de uno de los líderes prominentes para criticar su política. Esto sucedió después del informe de Sahra Wagenknecht sobre el trabajo del Partido de la Izquierda en el Bundestag, que notablemente solo recibió aplausos por menos de la mitad de los delegados. Tres delegados, incluido un miembro de SAV, plantearon críticas y preguntas, algo que condujo a un cambio en el orden del día impulsado por un voto estrecho que luego dio lugar a un debate de una hora sobre los problemas donde 100 delegados dieron su nombre para hablar.

El congreso dejó en claro que, si bien la mayoría de los delegados no apoyaba a Wagenknecht, los problemas no se resolvieron. Esto a pesar de que se adoptó una resolución que refuerza bastante claramente las posiciones del partido sobre la migración. Pero debido a que la resolución solo exige fronteras abiertas y no explícitamente para abrir las fronteras “para todos”, Wagenknecht y sus seguidores ahora intentan interpretar esto a su manera.

En general, sin embargo, el congreso del partido significó cierto cambio hacia la izquierda en el sentido de que la resolución principal adoptada contiene muchas demandas importantes y describe al partido de izquierda como un partido de los movimientos sociales, rechazando la idea de que el partido sea un sustituto de la movilización de masas. Un aporte de la Izquierda Anticapitalista (AKL – la corriente de izquierda en la que están activos los miembros del SAV) que llama a la nacionalización de los centros decisivos de la economía fue aceptado por una mayoría como una resolución que exige que los líderes del partido actúen sobre la base del posiciones acordadas del partido.

Las elecciones al comité nacional del partido no vieron cambios importantes en el equilibrio de fuerzas, pero probablemente un cierto cambio leve hacia la izquierda. La miembro de SAV Lucy Redler fue reelecta para el organismo en la primera ronda de las elecciones de los candidatos para el comité (los presidentes y los miembros ejecutivos son elegidos por separado) con más del 51 por ciento de los votos y la segunda mejor votada. Otros miembros de la izquierda anticapitalista también fueron elegidos y Sebastian Rave, el segundo candidato que es miembro de SAV, solo perdió por poco el haber sido elegido, por siete votos.

Los miembros generales de SAV y AKL tuvieron un impacto bueno e importante en el congreso y se vendieron casi 100 copias del diario Solidaridad de SAV.

SAV ha publicado una declaración con siete propuestas para el partido que incluyen:

  1. Concentración en la implementación de la campaña acordada sobre los problemas del sector de la salud y la vivienda
  2. Una defensa de las posiciones del partido sobre la migración, la solidaridad con los refugiados y la intensificación de la campaña contra la militarización y la deriva a la guerra
  3. Organizar un debate a fondo y democrático sobre la cuestión de la política de migración del partido
  4. Un final a los conflictos públicos y la aceptación de las posiciones del partido por parte de los dirigentes
  5. La preparación de una campaña electoral combativa contra la Unión Europea para las próximas elecciones europeas en 2019
  6. Poner en tela de juicio la participación gubernamental, especialmente teniendo en cuenta las próximas elecciones en los diferentes estados federales el próximo año, donde se plantea la continuación de coaliciones gubernamentales o nuevas coaliciones.
  7. Un debate sobre el contenido político de la propuesta de Wagenknecht para un nuevo movimiento y la no apertura de las listas electorales del partido a los candidatos que no apoyan plenamente los manifiestos electorales del partido

Si el partido actúa en este sentido, podría ser posible fortalecer a DIE LINKE tanto en términos electorales como, lo que es más importante, en términos de miembros e impacto en las luchas y movimientos sociales. El SPD se ha mantenido débil desde su mal resultado electoral en septiembre pasado, las encuestas generalmente muestran una disminución continua en su apoyo, algo que le da una oportunidad al Partido de Izquierda DIE LINKE. Mientras que el Partido de Izquierda ha aumentado ligeramente en las encuestas recientes, no ha podido registrar ganancias significativas, aunque en Berlín ahora es a menudo el partido más grande en las urnas. De hecho, el futuro del partido se ve amenazado tanto por la política de coalición defendida por el ala derecha del partido como por el intento de Sahra Wagenknecht y sus partidarios de cambiar su posición de principios en la política migratoria y crear un nuevo movimiento “progresivo” en competencia. Los miembros de SAV intensificarán sus actividades para ayudar a defender a DIE LINKE como un amplio proyecto socialista mientras que al mismo tiempo luchan por un programa socialista claro, una política combativa del partido y una mayoría interna de principios para las fuerzas de izquierda y anticapitalistas.

 

[1] SAV, Socialistische Alternativ (Alternativa Socialista) es la organización del Comité por una Internacional de Trabajadores CIT en Alemania. Forma parte de DIE LINKE.

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: