Open top menu
Coimas por carne adulterada, un nuevo escándalo en Brasil

Coimas por carne adulterada, un nuevo escándalo en Brasil

EL UNIVERSO, Ecuador. Domingo, 19 de marzo, 2017 

Dos grandes empacadoras de carne brasileñas sobornaron a inspectores para mantener en el mercado productos putrefactos, acusó la policía al emitir decenas de órdenes de arresto, mientras que un juez acusó al Ministerio de Agricultura de traicionar al país.

Parte del dinero de los presuntos pagos de las empacadoras JBS y BRF fue canalizado a dos partidos políticos importantes, al PMDB del presidente Temer y a su aliado PP, dos formaciones igualmente embarradas en el gigantesco esquema de sobornos de Petrobras.

Brasil, primer exportador mundial de carne bovina y avícola, trataba de tranquilizar a los mercados tras desmantelar la red que vendía carne adulterada, incluso con productos cancerígenos.

Temer convocó para hoy a una reunión de emergencia junto a ministros y representantes de frigoríficos para tratar el escándalo. Según la investigación, inspectores sanitarios supuestamente recibían sobornos para autorizar la producción de alimentos no aptos para el consumo.

El nuevo escándalo impacta de lleno en otro sector clave de la primera economía latinoamericana, sumida en la peor recesión de su historia y con sus principales constructoras implicadas en Petrobras.

La operación incluyó 27 órdenes de prisión preventiva y condujo al apartamiento de tres funcionarios públicos y al cierre de tres frigoríficos.

Hay además 21 establecimientos bajo sospecha.

Una de las unidades cerradas se dedicaba al sacrificio de pollos y las otras dos fabricaban mortadelas y salchichas.

Las autoridades advirtieron que el caso es un fuerte golpe a la imagen internacional del sector agroindustrial de Brasil, con el cual el Gobierno cuenta para ayudar al país a recuperarse de la recesión.

El investigador Mauricio Moscardi Grillo dijo que las dos empacadoras de carne utilizaban sustancias químicas para mejorar la apariencia y el olor de las carnes en mal estado. Señaló que al menos un ejecutivo reportó que la carne putrefacta era mezclada con carne en buen estado para ser vendida a los consumidores.

Productos más baratos como agua y harina de mandioca también eran mezclados con la carne vendida por las dos compañías, señaló Grillo. Tres plantas fueron cerradas, añadió.

Algunos niños que asisten a escuelas del estado sureño de Paraná fueron alimentados con carne peligrosa.

La policía dijo que las empacadoras de carne influían directamente en el Ministerio de Agricultura para poder escoger a los inspectores que visitarían sus plantas. Esos inspectores entregaban certificados sanitarios a pesar de la adulteración de los productos, añadió.

Las dos compañías rechazaron la adopción de prácticas relacionadas con la adulteración del producto. (I)

Polémica
Investigación

Exportación a Europa
Parte de la carne caducada fue exportada a Europa. Cuatro contenedores de BRF con carne contaminada con salmonela fueron detenidos en Italia en 2016.

Bloqueo a empresas
La justicia determinó el bloqueo de $ 320 millones de las empresas investigadas, entre ellas JBS (dueña de las marcas Big Frango y Seara Alimentos) y BRF (Sadia y Perdigao).

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: