La Confech, No + AFP, el Movimiento de pobladores Ukamau, la Aces, el Colegio de Profesores y el Movimiento por el Agua y los Territorios, hacen un llamado de unidad y convocan a la marcha estudiantil y contra las AFP’s, este 19 y 22 de abril.

A menos de un mes que Sebastián Piñera asumiera la Presidencia de la República por segunda oportunidad, la pposición al Gobierno ya se comienza a articular. Los movimientos sociales que fueron protagonistas de las marchas más concurridas el año pasado, hoy unen fuerzas y hacen un llamado a “seguir manifestándonos con la masividad necesaria y con la radicalidad suficiente”.

Con la resolución del Tribunal Constitucional, la cual, dejó sin efecto el artículo 63 de la Reforma Educacional que prohibía que los sostenedores de las instituciones de educación superior pudieran lucrar, el movimiento estudiantil y la Confech, se reactivaron y salieron a manifestarse en distintas oportunidades.

Hoy, en conjunto con otros movimientos sociales, el vocero Confech de las universidades privadas, Rodrigo Rivera, anunció que tendrán “un estrecho vínculo con organizaciones sociales y si eso implica salir a la calle las veces que sea, lo haremos. El gobierno sabe lo importante que es la calle, esperamos que su respuesta no sea únicamente la represión”.

Además, agregó que “es deber de los movimientos sociales hacer entender a Piñera y al gobierno, que Chile no es una empresa, y para eso, la unidad de los actores sociales es fundamental para construir un país distinto”.

Por su parte, el titular del Colegio de Profesores, Mario Aguilar dijo que “nuestra intención no es sólo plegarnos a las distintas movilizaciones, tanto estudiantiles como No + AFP, sino que queremos derechamente converger y hacer un trabajo unitario con ellos”.

Durante la misma jornada, la vocera del movimiento de pobladores Ukamau, Doris González, también alzó la voz y dijo que “el gobierno no ha mostrado ninguna voluntad de avanzar con los movimientos sociales y las organizaciones, entonces, nuestra única posibilidad es seguir levantando espacios de lucha y manifestándonos con la masividad necesaria y con la radicalidad suficiente, para que el gobierno diga, bueno, hay que avanzar en soluciones, hay que conversar, hay que dialogar”.

Y tras la marcha organizada por distintos movimientos de pobladores el pasado 24 de marzo, la cual convocó a más de 10 mil personas, González anunció que la “la fuerza de la articulación de los pobladores estará presente en todas las convocatorias. Durante este año tenemos un desafío muy grande como movimientos sociales, más que nunca necesitamos unidad”.

Tambièn, tras los dichos del ministro del trabajo, Nicolàs Monckeberg, quien dijo que el sistema de pensiones “funcionaba, pero no para todos”, el vocero del movimiento No + AFP, Luis Mesina, dijo que esperaba que los dichos del ministro “se traduzcan en propuestas serias”, ademàs, advirtiò que “ hay una confluencia de restituir y reivindicar el legítimo derecho a tener garantizado en este país los derechos fundamentales, cosa que no ocurre hace 45 años” y que “no es un capricho estar reivindicando el derecho a la seguridad social, ya que es un derecho fundamental reconocido en todos los países del mundo”.

“Constitucionalmente este país niega el derecho a la legislatura a la sociedad, solamente lo reconoce al Congreso. En circunstancias que en otras naciones de mayor desarrollo, la gente con una determinada cantidad de firmas, puede tener iniciativa popular de proyecto de ley, entonces hay que ir rompiendo esta especie de armadura que generó la constitución política y que nos impide ejercitar derechos elementales, derechos fundamentales. Ese es el camino”, sentenció.

Finalmente, las organizaciones presentes dejaron en claro que se plegarán a la marcha estudiantil de 19 de abril y a la movilización contra el sistema de pensiones el 22 de abril. Además, explicaron que todas las próximas convocatorias serán de carácter multisectorial.