Open top menu
Chile – LA CRISIS DEL PARTIDO COMUNISTA A RAIZ DE SU INGRESO A LA NUEVA MAYORIA. 

Chile – LA CRISIS DEL PARTIDO COMUNISTA A RAIZ DE SU INGRESO A LA NUEVA MAYORIA. 

El Partido Comunista ha perdido todas las Federaciones de Estudiantes, perdió las elecciones en la CUT, pero el golpe más duro que han recibido es perder ahora en noviembre el Colegio de Profesores, justo un mes después de las elecciones municipales, donde perdieron más de 100 mil votos, claramente son los que están pagando los costos más altos por las políticas neoliberales llevadas a cabo por el gobierno de la nueva Mayoría y su actual triunfo en la ANEF no les alcanza para superar la serie de derrotas que sufrieron este ultimo año, solo les da un leve respiro.

Todo lo anterior son buenas noticias para los sectores que hoy están luchando para realizar cambios en Chile, cada vez más el aparato que dirige el Partido Comunista pierde su capacidad de frenar las luchas de los estudiantes y trabajadores. Dar gobernabilidad mediante control de los movimientos estudiantiles y sindicales, fue la principal razón que esgrimieron las élites gobernantes para incorporarlo a la Nueva Mayoría y al gobierno.

Lo más relevante de todo obviamente es el cambio que se producirá en el Colegio de Profesores. Al salir del control del Partido Comunista, también podríamos ver cambios en la CUT, dado que el gremio de los maestros es uno de los pilares fundamentales en la central sindical, precisamente con el cambio en el Colegio de Profesores, podríamos ver cambios de fondo en la dirección de la CUT en el próximo periodo.

Claramente hoy estamos viendo una crisis que está creciendo entre los dirigentes del PC y su base militante popular, estas dos sensibilidades se enfrentan de manera creciente. Su participación en la Nueva Mayoría no le da viabilidad al PC, es una propuesta que se agotó. Los militantes de base creyeron en el discurso que les vendió su dirección y esta era que a través de su participación en la Nueva Mayoría realizarían los cambios que tanto necesita este país.

Todas las promesas y expectativas o no se han llevado a cabo o se han convertido en leyes que profundizan las desigualdades y el lucro, y han terminado defraudando al grueso del electorado que votó a la presidenta Bachelet. Si a eso unimos los permanentes escándalos de corrupción que golpean al conjunto de la casta política, y que salpican directamente a la presidenta Bachelet, tenemos una Nueva Mayoría desprestigiada y el PC está pagando los costos por este desprestigio. La política de estar en el gobierno y a la misma vez en la calle es percibida como doble estándar y poco creíble entre la gente.

El NO AL LUCRO en la educación se ha transformado en gratuidad con más transferencias de recursos a las Universidades privadas. La reforma tributaria termino con tantas vías de elusión que se recauda muy poco más, el crecimiento de la economía se ha ralentizado, y cada año tenemos un crecimiento más bajo y aumenta el trabajo precario y con bajos ingresos, el gobierno no responde al clamor de la gente que pide terminar con las AFP y mejorar las pensiones, incluso las vagas promesas que hizo Bachelet después de las primeras marchas multitudinarias no se han concretado.

Lo que se hace evidente es que mucha de la militancia de base del PC no entiende mucho esta presencia en el gobierno. Un gobierno que sistemáticamente chutea las soluciones y propuestas a los grandes problemas sociales para adelante, y muestra una incapacidad incluso administrativa sorprendente. Los militantes comunistas no ven  las reformas prometidas y solo perciben las complicaciones relacionadas que se han presentado en el último periodo y el rechazo que viven en las organizaciones sociales.

Muchos confiaban que las propuestas de Bachelet había que apoyarlas, pero ahora entienden que es un proyecto que se agotó, en buena medida debido a sus propias contradicciones. El problema es que los trabajadores y las organizaciones sociales adelantaron a la Nueva Mayoría por la izquierda, pero carecen de una representación política honesta para disputar el poder a la clase dominante, y cada vez más militantes del PC abandonan la tienda de Tellier pero en ausencia de alternativa creíble se marchan defraudados a sus casas.

Socialismo Revolucionario.

Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: