El general director de Carabineros Hermes Soto ya habría presentado su renuncia este jueves al ministro del Interior Andrés Chadwick, responsable de la seguridad pública del país.

La dimisión de Hermes Soto sería por la responsabilidad jerárquica que le compete en la seguidilla de mentiras de los involucrados en el crimen del joven mapuche de 24 años Camilo Catrillanca.

Al general Soto no sólo le mintieron los excarabineros involucrados, sino que también funcionarios de apoyo como un abogado institucional, también desvinculado.

Y éste fue con la información-mentira ante el ministro del Interior y éste le entregó los datos a Piñera que en su primera intervención pública luego del crimen de Camilo Catrillanca apoyó a Carabineros señalando textual “ratificamos deber de Carabineros de perseguir delitos y su derecho a defenderse cuando son atacados”, creyendo que los policias habían sido atacados a balazos por un grupo de delincuentes en La Araucanía. Pero todo era mentira.

Y ratificado por los propios policias que participaron en el crimen y también por los videos dados a conocer en las últimas horas.

Datos conocidos por Cambio21 consigna que el cambio de mando se iba a realizar este miércoles pero debido a la graduación de los nuevos oficiales de Carabineros , que estaba agendada desde hace meses con la presencia de Piñera, se decidió anunciar el nuevo jefe de la policia uniformada para las horas de la tarde de este jueves o las primeras horas de este viernes.

Una muestra clara que el General Hermes Soto pasaría a retiro, este jueves no asistió a la reunión de seguridad en La Moneda y lo que aumentó las dudas sobre su renuncia inminente.

Los que podrían asumir son el General Inspector Álvaro Altamirano Sánchez -segundo en el mando- o el General Inspector Kurt Haarmann Ritter.