Open top menu
Chile – Presentación de la segunda edición del libro DE LA BRIGADA SECUNDARIA AL CORDON CERRILLOS

Chile – Presentación de la segunda edición del libro DE LA BRIGADA SECUNDARIA AL CORDON CERRILLOS

Guillermo Rodriguez

Compañeras y compañeros, amigas y amigos, les cuento que por el interés despertado en torno al lanzamiento de la segunda edición del libro DE LA BRIGADA SECUNDARIA AL CORDON CERRILLOS que se realizara el próximo jueves 20 en la FECH, se está trabajando para hacer tres lanzamientos adicionales, uno en la Población San Luis de Maipú, otro en Independencia y otro en Valparaiso. Agradezco enormemente los mensajes y el interés demostrado y los dejo con un par de párrafos escritos en el prologo del libro por Rafael Agacino.

“…Allende en su soledad – y así se trasluce en sus palabras- asumía la derrota final de su ensayo institucional, pero, me arriesgo a afirmar, mantuvo la esperanza en las posibilidades del proceso en curso; por ello, en esas horas definitivas, apeló a Miguel, buscando una suerte de posta política que relanzara las fuerzas gigantescas de los trabajadores y el movimiento popular por los carriles de la resistencia. Y en esas horas cruciales, cuando el reformismo obrero fracasaba y las tesis de la izquierda revolucionaria se realizaban como tragedia, cuando llegaba el día para el que siempre nos habíamos preparado, cuando el propio presidente – ese que recibió y protegió a los combatientes de Guevara, que amnistió a los presos políticos del gobierno de Frei, que recibió y protegió a los combatientes de Trelew, que ofreció al MIR conformar su guardia personal, ese que en ese instante combatía en la Moneda- enviaba su mensaje ¿dónde estábamos?

Miguel y la mayoría de la CP, días antes, enterados del llamado a Plebiscito que haría Allende, pensaron en la capitulación del Gobierno y la clausura del ensayo institucional de la UP, pero nunca en la derrota del proceso; a fin de cuentas, eso era lo que todos esperábamos como resultado inevitable de la política reformista. El putsch se hacía innecesario o bien tomaría la forma de un “golpe blanco”, pero éste siguió adelante. Otros sectores del MIR, ya desde la conformación del “gabinete UP-generales” en noviembre de 1972, y sobre todo luego del tancazo de junio de 1973, denunciaban el cambio de carácter del Gobierno –ya ni siquiera un gobierno reformista obrero, sino objetivamente burgués- y reclamaban preparar la insurrección; varios GPM, comités regionales y locales fueron intervenidos por la dirección. Al interior del propio Partido se vivía un agudo debate que no tomó la forma orgánica requerida – un Congreso- que pusiera en juego las diferentes perspectivas y tácticas para el periodo. Así, atravesados por una pugna interna latente y en muchos casos sujetos a la censura, cuando debimos estar si estuvimos… pero como fragmentos y como militantes individuales, por supuesto. Pero no como voluntad colectiva, entera, armada, asumiendo la dirección y dispuesta a sobrepasar al reformismo y al propio Allende. No fue así cuando la marinería denunciaba la conspiración del almirantazgo, no fue así el 29 de junio ni tampoco en la madrugada o en la mañana del mismo 11 en que un llamado a la resistencia generalizada y de todo el pueblo, aun cuando las FF.AA. no se quebrarán y el golpismo triunfara, sin duda hubiese teñido la historia de otros colores. Incluso – y perdonen la crudeza de la afirmación- me atrevo a sugerir que la propia derrota se viviría – tanto ayer y hoy- como un desenlace de un combate abierto, como epopeya de un pueblo en lucha, y no como resultado de embate sobre un pueblo perplejo, disperso, desorientado, desmoralizado y victimizado.¨

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: