Ante la presunta participación en tráfico de caballos pura sangre, fue trasladado el oficial cargo de la Escuela de Caballería “Gral. Oscar Cristi Gallo”.

La acción ilícita se efectuaba adulterando los certificados, de esta manera los caballos de la escuela de caballería eran reemplazados por equinos que se encontraban moribundos, así los primeros eran vendidos al extranjero. Pero los culpables no contaban con la detección de los chips asociados a cada animal, los cuales finalmente develaron el delito.

La institución afirmo desde un comunicado público que “debido a la aplicación de diversos mecanismos de control interno que está realizando la Institución, se detectaron en la Escuela de Caballería determinadas situaciones que generaron instancias de revisión asociadas con procesos administrativos”.

El alto mando afrimó que hay una investigación en proceso.