Open top menu
Brasil – El 3º Congreso de la CSP-Conlutas reafirma independencia de clase y su carácter obrero, sindical y popular

Brasil – El 3º Congreso de la CSP-Conlutas reafirma independencia de clase y su carácter obrero, sindical y popular

Luiz Carlos Prates *

CSP-Conlutas

http://cspconlutas.org.br/

Traducción de Laura Sánchez

Fueron cuatro días de intensos debates y votaciones que, al final, reafirmaron a la CSP-Conlutas (Central Sindical y Popular-Conlutas) como un instrumento de lucha, clasista e independiente de los gobiernos y de los patrones.  El 3º Congreso Nacional de la CSP-Conlutas, realizado entre los días 12 y 15 de octubre en Sumaré (SP), reunió luchadores de todo el país, expresando las principales luchas que ocurren hoy, como la movilización contra los despidos llevada por los obreros de Unilever al interior de Sao Paulo, la lucha de los indígenas Gamela de Maranhão, o la batalla contra la precarización de los servidores públicos de Río de Janeiro.

Definió, incluso, un calendario de luchas para el próximo período, destacando el día 10 de noviembre, día de luchas y huelgas contra a reforma laboral y de pensiones, que será encabezado por los metalúrgicos.

En total estuvieron presentes 2664 participantes, siendo 1953 delegados electos por la base en asambleas, 264 observadores, 24 invitados, además de 113 invitados internacionales. En el 2º Congreso Nacional, realizado en el 2015, se habían inscritos 2639 participantes, con 1702 delegados electos. Este congreso marcó, incluso, el regreso de corrientes como Unidos Para Luchar y la CST-Combate, además de nuevas organizaciones que anunciaron su afiliación a la central recientemente, por ejemplo, los trabajadores rurales de Duartina (San Pablo), el Movimiento Quilombola de Maranhão (Moquibom) y el Movimiento de Resistencia Popular (MRP).

Bastaba recorrer los espacios del recinto Árvore da Vida, en aquellos días de intenso calor para poder ver, sentir la fuerza de la unión de los sectores obrero, popular, indígena y quilombola, que la CSP-Conlutas agrupa desde su fundación. Danzas típicas quilombolas se alternaban con manifestaciones de pueblos originarios, además de consignas de obreros metalúrgicos, activistas sin techo, estudiantes y militantes do hip hop.

Coyuntura y Plan de luchas

Una de las improntas de la CSP-Conlutas es su funcionamiento democrático y, en este congreso, no fue diferente. Paneles sobre la situación internacional, nacional, el balance y el funcionamiento interno de la central, entre otros temas, eran intercalados con grupos de discusión, donde las diferentes visiones y propuestas eran discutidas. Si las propuestas en los grupos alcanzaban al menos 10% de los votos, eran llevadas para ser votadas en el plenario.

Reflejando el debate que atraviesa la izquierda hoy, se confrontaron dos visiones sobre la coyuntura nacional. La de que Dilma fue víctima de un golpe, provocado por una ofensiva de la derecha, que colocó a la clase trabajadora a la defensiva y el análisis aprobado por la mayoría del congreso, que no ve al gobierno de Dilma como un “mal menor” frente a los otros gobiernos, y que exacerba, en realidad, una enorme polarización social que, si por un lado tienen profundos ataques de los gobiernos y de la burguesía, por otro encuentra gran resistencia y lucha por parte de los trabajadores.

La mayoría de los delegados ve el balance de la CSP-Conlutas, hasta aquí, como muy positivo, fundamental para los recientes procesos de lucha, como los días 15 y 30 de marzo último, y la realización del 28 de abril, la mayor Huelga General que este país haya vivido. Eso porque, aunque minoritaria, la central juega un importante peso en la realidad, por su actuación combativa y clasista, luchando y presionando por la unidad de acción en las luchas.

El congreso aprobó, además, una dura crítica a las direcciones de las grandes centrales sindicales, responsabilizándolas por la no realización de la Huelga General del 30 de junio, lo que podría haber sido un paso adelante hacia la Huelga General del 28 de abril y que, en caso de concretarse, derrotaría la reforma laboral, que fue aprobada pocos días después.

Para destrabar ese proceso de luchas, fue aprobada la organización del 10 de noviembre, convocado por los metalúrgicos como día de luchas y huelgas contra las reformas laborales y previsional. El calendario de luchas incluye, además, al 19 de octubre como día de lucha por la educación y el 27 del mismo mes como día de lucha, en defensa del servicio público.

“Estamos saliendo de un congreso extremamente victorioso. Un congreso que decidió mantener y profundizar el carácter de frente único de los sindicatos, de los movimientos de lucha contra el racismo, el machismo, la LGBTfobia, de todos y todas, que quieren, en esta sociedad, transformar el país y nuestra vida, rumbo a la construcción de una sociedad socialista, queremos reunir aquí, con base en la democracia obrera, para acabar con la explotación y la opresión capitalistas“, señaló Zé María (José María de Almeida) de la Dirección Nacional del PSTU (Partido Socialista dos Trabalhadores Unificado).

Internacionalismo

Otro aspecto que se convirtió en distintivo y está siempre presente en los congresos de la central, es su fuerte internacionalismo. Además de las representaciones internacionales, se aprobaron mociones de solidaridad a la lucha del pueblo catalán, por la independencia y por la aparición con vida del argentino Santiago Maldonado. Sobre Venezuela, la resolución aprobada ataca al gobierno de Maduro y a la oposición de derecha del país, solidarizándose con los trabajadores del país que viven una dramática depresión económica.

* Dirigente del Sindicato de los Trabajadores Metalúrgicos de São José dos Campos y miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas.

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: