Open top menu
Brasil – ¡Derribar las contrarreformas y a Temer juntos!

Brasil – ¡Derribar las contrarreformas y a Temer juntos!

¡Elecciones directas y generales ya!

¡Tomar las calles y construir una huelga general de 48 horas!

 

DECLARACIÓN DE LSR, LIBERTAD, SOCIALISMO Y REVOLUCIÓN, CIT EN BRASIL.

Michel Temer y la banda que ocupa el Palacio del Planalto penden de un hilo!

El presidente ilegítimo fue filmado promoviendo personalmente, ante el empresario Joesley Batista de la JBS, el pago de sobornos para que el ex presidente de la Cámara Eduardo Cunha, hoy preso en Curitiba, mantuviera la boca cerrada en relación a sus negocios corruptos.

La delación y las grabaciones hechas por el empresario no sólo comprueban la responsabilidad criminal de Temer, sino que además hieren de muerte al senador Aécio Neves, hasta ayer presidente del PSDB. También fue grabado pidiendo 2 millones de reales a la JBS con el objetivo de costear su defensa ante las acusaciones de corrupción.

El presidente golpista insiste en decir que no renunciará. Pero, Temer y su banda están al borde del precipicio. Nuestro papel es dar el empujón final, derribar este gobierno y todo lo que representa. ¡Hay que tomar las calles por millones hasta que el gobierno caiga definitivamente!

Las movilizaciones que están sucediendo en varias ciudades deben confluir en grandes manifestaciones el próximo domingo, 21 de mayo, en todo Brasil. La marcha sobre Brasilia el 24 de mayo debe ser reforzada y transformarse en una gran movilización de masas contra Temer y sus contrarreformas.

Y lo más importante: ¡es necesario que las centrales sindicales marquen la fecha de una nueva huelga general, esta vez de 48 horas, para enterrar de una vez este gobierno y las contrarreformas laborales y de la previsión!

¡Pero, atención!

Fue la clase dominante, los banqueros y grandes empresarios, que nos impusieron a Temer a través de una maniobra golpista. Su objetivo era, en el contexto del agravamiento de la crisis capitalista, lograr aprobar sus contrarreformas y ataques a los trabajadores.

Si ahora se ven obligados a aceptar la caída de su gobierno, eso no significa que nuestra victoria ya está completa. ¡Tendrán que entregar los anillos para mantener los dedos!

Su objetivo principal nunca fue mantener a Temer a cualquier precio, sino garantizar la aprobación de las contrarreformas en tramitación en el Congreso.

Si Temer de hecho cae, buscarán promover otra maniobra institucional para que un nuevo presidente sea nombrado indirectamente por el propio Congreso Nacional con el objetivo de mantener la tramitación de los proyectos de contrarreformas.

Tendrán que dar un aire de legitimidad a ese nuevo presidente buscando una figura que aparente provenir de fuera del escenario político, alguien de la Justicia o un economista, etc. Sería una personalidad supuestamente neutra, movida por razones técnicas y no “ideológicas” y que reflejara un esfuerzo de “unidad nacional”, bla, bla, bla.

¡Patrañas! Continuarán tratando de hacernos tragar las contrarreformas a través de ese discurso mentiroso de que son necesarias y que no hay otra salida.

Ellos saben que no pueden someter a la consulta popular las atrocidades que quieren aprobar en el Congreso e implementar contra los trabajadores y el pueblo brasileño.

¡Hay que decir alto y claro que no aceptaremos eso! ¡Ni la nominación indirecta de un presidente por este Congreso corrupto y sin moral, ni la continuación de la tramitación de las contrarreformas de la previsión y laboral en el Congreso!

¡Nuestra alternativa es que la gente debe decidir! ¡Exigimos elecciones directas ya para presidente y para el Congreso! Elecciones organizadas a partir de reglas efectivamente democráticas.

Quien quiera pleitear la presidencia de la república tendrá que asumir públicamente una posición sobre las medidas de ataque y contrarreformas de Temer. Tendrá que enfrentarse a una opinión pública ampliamente contraria a esas medidas.

Lo mismo vale para el Congreso Nacional. La mayoría de los diputados y senadores fueron financiados en sus campañas por un pequeño grupo de grandes empresas que son dueñas de sus mandatos y promueven los vergonzosos esquemas corruptos.

La defensa de elecciones directas y generales ya, reivindicando la soberanía popular, representa un obstáculo a la aprobación de las contrarreformas.

Pero nuestra lucha tiene que ir más allá. Necesitamos ofrecer una alternativa de la clase trabajadora ante la más grave crisis de la historia del país en muchas décadas.

Es necesario denunciar todo ese sistema político quebrado, un sistema basado en el control de las instituciones políticas por un puñado de grandes empresas y bancos. ¡Queremos una reforma política radical, democrática, popular y anticapitalista!

Pero la lucha por una democracia real en nuestro país es también la lucha por el derecho al trabajo, la vivienda, la salud, la educación. Es la lucha por otro sistema económico. Debemos comenzar suspendiendo el pago de la deuda pública a los grandes tiburones capitalistas y avanzar hacia el control de los trabajadores sobre los sectores clave de la economía.

En este escenario, también debemos construir en caliente, en las luchas de los trabajadores y del pueblo, una alternativa política unificada de la izquierda socialista, una alternativa que responda a los planes de ataques de la derecha neoliberal, pero que también rechaza la política de conciliación de clases del PT y del Lulismo. Una nueva etapa intensa y dura de la lucha de los trabajadores se inicia.

(*) LSR, CIT en Brasil, es una corriente del PSOL

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: