Open top menu
Apple se lleva a China la producción del Mac Pro y no fabricará ningún producto en EEUU

Apple se lleva a China la producción del Mac Pro y no fabricará ningún producto en EEUU

Poco le han importado al gigante tecnológico las presiones de Donald Trump o la guerra comercial que mantienen ambos países: montará su ordenador más potente fuera de casa

AUTOR: ANTONIO MARTÍN Contacta al autor@antoniomg16

  • EL CONFIDENCIAL

Poco han importado años de presiones de Donald Trump, la guerra comercialentre Estados Unidos y China o el aumento de los costes laborales en el gigante asiático: Apple ha decidido trasladar la producción del Mac Pro y ya no montará ninguno de sus dispositivos en casa.

El nuevo ordenador, el más potente que ha hecho Apple nunca, fue presentado a principios del mes de junio, y sus ventas son poco relevantes, pero era el único producto que podía presumir de llevar estampada la frase «Fabricado en Estados Unidos». No lo hará más.

Jonathan Ive, el jefe de diseño de Apple, deja la compañía tras casi tres décadas

M. A. MÉNDEZ Jonathan Ive, el hombre detrás del diseño del iPod, el iPhone, el iPad, el iMac y prácticamente todos los productos de Apple de las últimas décadas, deja la compañía

Apple ha llegado a un acuerdo con Quanta Computer para llevar hasta su planta de Shanghai la producción de su ordenador de sobremesa, tal y como ha revelado ‘The Wall Street Journal’. La zona elegida no es casualidad, pues en las inmediaciones se fabrican muchos de los pequeños componentes que lleva en sus tripas el dispositivo. Acercando todas las piezas del puzzle se mejoran los tiempos y se recortan los costes logísiticos a partes iguales, por lo que a nivel financiero la jugada tiene todo el sentido del mundo.

El Mac Pro es un producto muy enfocado a un tipo de usuario profesional y que además tiene unas exigencias muy altas en cuanto a prestaciones. De ahí su alto precio, su baja demanda y las pocas ganas de Apple de que sea un producto cuyos márgenes no estén bien ajustados.

Pese al traslado, no se puede acusar a Apple de no haber intentado darle una pequeña alegría a Donald Trump. En el año 2013 la compañía de Cupertino invirtió 100 millones de dólares para poner a punto una planta de producción en Austin, la capital de Texas, y firmó un contrato con Flex para que se encargaran de la gestión y fabricación de la anterior generación del Mac Pro.

AME7473. NEW YORK (ESTADOS UNIDOS), 27 06 2019.- Fotografía de archivo fechada el 1 de agosto de 2018 que muestra a un hombre mientras pasa junto al símbolo de Apple, en una tienda de Nueva York (EE.UU.). La revisión de Apple la cual afecta a 458.
AME7473. NEW YORK (ESTADOS UNIDOS), 27 06 2019.- Fotografía de archivo fechada el 1 de agosto de 2018 que muestra a un hombre mientras pasa junto al símbolo de Apple, en una tienda de Nueva York (EE.UU.). La revisión de Apple la cual afecta a 458.

Las cosas no fueron como estaba previsto. Problemas con el personal contratado, con los ritmos de trabajo o con el ‘stock’ de componentes fueron provocando que Apple dedicara una carga de trabajo cada vez menor a estas instalaciones, que poco a poco se fueron convirtiendo en una suerte de taller de reparación a donde llegaban sobre todo productos derivados por Intel.

La imposición de tarifas a las importaciones desde China están dañando las finanzas de Apple, pero todavía sale a cuenta fabricar en el país asiático: es más barato y más rápido. Poco han importado las promesas de Tim Cook, CEO de la compañía, a Trump, al que en 2017 regaló los oídos con unos planes para construir «tres grandes plantas de producción» de los que a día de hoy no sabemos nada.

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: