Open top menu
AFP: Que el Pueblo decida

AFP: Que el Pueblo decida

Imagen: Gráfico  – Cuadro de Pensiones, promedio y mediana de pago según densidad.

AFP: El problema de fondo. Plebiscito o Consulta Nacional sobre qué sistema de Seguridad Social queremos

Marco González Pizarro *

  1. Nuestra lucha, las razones y las cifras.

Nuestra lucha acecha al fracasado sistema privado de pensiones, y hoy nos proponemos recuperar nuestro dinero, para pensiones dignas, eliminando el lucro de las AFP, y de las administradoras de fondos de inversión, reemplazándolas por un sistema público, de reparto, sin fines de lucro, tripartito y solidario.

Desde que el Estado asume como garante de derechos de las personas y los trabajadores, las pensiones se constituyen con rango de derechos fundamentales, y su regulación es parte de las garantías contenidas en la Constitución Política del Estado.

Nuestro Movimiento ha hecho hincapié en esta regulación, sosteniendo que la Seguridad Social es un derecho fundamental, actualmente conculcado por el sistema privado de pensiones en Chile.

En este horizonte, nuestro Movimiento trabaja sobre la necesidad de que la ciudadanía exprese este anhelo en un Plebiscito o Consulta Nacional, para que los trabajadores decidamos en Libertad, el derogar la facultad de administración de fondos de pensiones a las AFP, y volverla a un sistema de reparto público, tripartito, solidario y gratuito.

El dilema, de suyo simple, requiere poco análisis a esta altura, que no obstante, sintetizamos a continuación.

  1. Comisión de AFP y comisiones a fondos de inversión. Los insostenibles costos por la administración privada de las pensiones.-

La estructura de comisiones del sistema privado, se compone de dos fuentes de lucro del sistema. Una, las comisiones que se pagan a las AFP, junto con la cotización mensual de cada trabajador, hoy en promedio ascendente al 1,4% del salario imponible del trabajador; y la otra, que se carga al fondo de pensiones global, vale decir, lo cotizado por todos los trabajadores, para pagar a los fondos privados de inversión en mercados financieros nacionales y extranjeros.

La primera comisión, cobrada por las AFP, por su “gestión”, representa al año la suma de US$ 1.204 millones. En efecto, el 10% de cotización del sueldo imponible representa en total de cotizaciones al año la suma de US$ 8.611 millones[1]. Donde las AFP captan a su vez el 1,4% en promedio del sueldo imponible, el cual representa la suma de US$ 1.204 millones señalada.

La segunda comisión (llamada oculta, y fruto de la reforma de multifondos en el año 2002 bajo el gobierno de Ricardo Lagos), se cobra directamente al fondo de pensiones, para pagar a los fondos de inversión privados, que las AFP subcontratan en Chile y el extranjero. En datos de la Fundación Sol, alcanzan a 422 millones de dólares anuales[2].

En consecuencia, las comisiones privadas del sistema, suman US$ 1.626 millones de dólares.

  • Pensiones pobres pagadas por las AFP, versus costos de comisiones por administración.-

Según el cuadro que exponemos más abajo, las pensiones para trabajadores con 30 a 35 años de cotización regular, alcanzan un promedio de 11 UF para la mujer, y de UF 16 para el hombre, vale decir, 13,5 UF de promedio, equivalente a 360 mil pesos[3]. Esta pensión apenas está sobre la PMAS a la fecha de hoy es de $310.000.-

Bajo los 30 años de cotizaciones, que según apreciamos en la gráfica, constituyen la inmensa mayoría de trabajadores, están condenados a pensiones bajo el umbral de la PMAS, por ende, sujetos de beneficios del Estado.

Cuadro Pensiones, promedio y mediana de pago según densidad.

El sistema privado es entonces un completo fracaso, pues empobrece a los trabajadores al pensionárseles.

En total por estas pensiones pobres, hoy las AFP pagan como pensión de Retiro Programado, la suma de US$ 1.710 millones de dólares[4]. Si tomamos el total acumulado de los fondos de pensiones, tan propagandizado por los defensores del sistema, ascendente a US$ 170 mil millones de dólares, el sistema paga como pensión anual por retiro programado, el 1% del total acumulado por los trabajadores.

Según se ha expuesto en numerosos instrumentos de estudio de Fundación Sol y Cenda, centros de estudios serios y no cuestionados en el país, las pensiones por Retiro Programado, se pagan en un 90% bajo $ 156 mil pesos en promedio[5].

Esto implica que 589.561 trabajadores pensionados afectos a esta modalidad, de los cuales un 67% son mujeres[6], perciben pensiones que apenas alcanzan la mitad del salario mínimo[7].

Sin embargo, si sólo eliminásemos los costos del sistema privado, vale decir, las comisiones señaladas más arriba por US$ 1.626 millones de dólares, podríamos perfectamente sumarlos a pago de pensiones, y con ello aumentar prácticamente en un 95% las pensiones por esta modalidad de Retiro Programado. En efecto, si a los US$ 1.710 Millones de dólares que hoy pagan en total las pensiones por Retiro programado, agregamos US$ 1.626 millones de dólares que se eliminan como costos del sistema, las pensiones perfectamente pueden aumentar en el 95% señalado.

Eliminar estos costos entonces, es crucial hoy para aumentar las pensiones, y eliminar estos costos, significa eliminar la administración privada de pensiones, vale decir las AFP. Y eliminar esta administración privada, implica su sustitución por un sistema público, de reparto, solidario, que no depende ni invierte en el mercado financiero, por ende, no está sujeto a estas gravosas condiciones de costos, y que resguarda el volumen total de contribuciones, en renta fija, según analizaremos más abajo.

Pero además, eliminar los costos privados escandalosos, permitirán un ahorro considerable al Fisco, que hoy, para paliar este déficit de pensiones pobres del sistema privado, paga con cargo a impuestos US$ 641 millones de dólares en Aporte Previsional Solidario (APS), que se paga al 60% de la población pobre del país, para impedir que por sus ingresos por pensiones pobres, aumenten el % de pobreza en el país[8].

Nuestra propuesta es sustentable, y deja en el suelo la campaña sucia de AFP Provida, que pretende cargar el déficit de pensiones, al Estado, a través de impuestos generales, señalando que las pensiones pobres bajo el umbral de la PMAS, constituyen un déficit no imputable al sistema de pensiones privado, sino a la estructura de empleo y salarios en el país, que en definitiva determinan baja densidad de cotizaciones, o lo que es lo mismo, muchas lagunas de los trabajadores (períodos sin cotizar).

Sin embargo, mientras sostienen esta campaña, asimismo señalan que el sistema de AFP es necesario para permitir generación de empleos al financiar los proyectos de las empresas privadas en el país. Un doble discurso por cierto insostenible, pues este empleo creado por estas empresas es de mala calidad, y es el inicio del empobrecimiento de la clase trabajadora, para además hundirla en deudas de largo plazo, esclavizándolos del sistema financiero, igualmente financiado con nuestros fondos de pensiones.

En consecuencia, nuestra propuesta, es la única viable para solucionar el problema de las pensiones pobres, y superar el mito que la inversión privada genera crecimiento y empleos de calidad, pues en verdad el desarrollo que han generado es uno de los más desiguales del planeta, con pésima redistribución de estos fondos, que sólo benefician a las empresas, y pagan ingresos muy bajos a los trabajadores.

Nuestra propuesta es la única que además de aumentar las pensiones, sin costo fiscal, permite un ahorro fiscal inmediato, de US$ 641 millones de dólares, y redistribuye mejor los recursos según veremos a continuación.

Las pensiones pobres además, se benefician de inmediato con el sistema de reparto, porque al eliminar los costos privados del lucro, de inmediato se va ese dinero a beneficios, y de inmediato se pueden doblar estas pensiones pagas por las AFP, de Retiro Programado, hoy muy pobres.

  1. Pensiones privadas de ingresos altos y sistema de Reparto.

Por su parte, los contribuyentes de alta densidad y regularidad, ascienden al 13% de la fuerza de trabajo[9], sobre los que el sistema privado quiere cantar victoria, no tienen sin embargo, un buen presente y futuro en materia de pensiones.

Lejos de ello, los saldos promedio para este nivel de ingresos, según el sistema de transacciones computacionales, SCOMP, donde se transan las jubilaciones autofinanciadas, en promedio, está en el rango sobre 80 millones de pesos, una cifra modesta para el sistema[10].

Este saldo, conduce a pensiones pobres igualmente, según este nivel de ingresos.

Según el Informe trimestral citado más arriba, pero desagregado por género, para cotizantes con más de 35 años de contribuciones, la pensión se paga en 23 UF para el hombre, y 17,5 UF la mujer. En promedio sistema UF 20,25 UF, el equivalente a $ 540.675. Alrededor de dos mil cotizantes en Chile alcanzan hoy ese estándar, y su tasa de reemplazo es de 27%[11].

Las pensiones de ingresos altos, en consecuencia, son igualmente pobres en Chile.

Estas pensiones, además se pagan en Rentas Vitalicias, donde las compañías de seguros extraen igualmente jugosas ganancias, disminuyendo la capacidad de pago de pensiones, en favor del pago de utilidades de los privados.

También acá eliminando esas utilidades y comisiones privadas las pensiones pueden aumentar, ya no 100%, como las pobres, a las cuales aplicamos la comisión por cotización de las AFP, sino, en una escala del 50%, pudiendo pagar con tasas de reemplazo acordes a las pagadas en los países de reparto, de un 35 a 50%.

  1. La solidaridad en el reparto es la única solución a pensiones pobres de mujeres y hombres, de baja densidad contributiva y asistenciales.

Según hemos revisado, las mujeres son más lesionadas que los hombres en la capitalización, pues su empleo es peor remunerado, y menos regular en el tiempo.

Así los saldos promedio de las mujeres son aún más bajos que los del hombre.

Sin embargo, en Chile existe regularidad de una importante masa salarial, permite que el fondo de pensiones sea muy voluminoso, según hemos señalado, en el orden de los 170 mil millones de dólares.

Esta densidad de cotizaciones totales, permite disponer de sumas para mejorar de inmediato las pensiones, de mujeres.

  1. Solidaridad de Género.

Se puede tomar un uno por ciento de ese monto, US$ 1.700 millones, sin que se dañe el Fondo total, y aplicarlo a Reparto, sobre el total reasignado una vez abolidas las comisiones privadas. Vale decir, al aumento de cien por ciento de pensiones, se agrega en igualdad de género, un doble Reparto a la mujer, para equiparar la pensión de la mujer con la del hombre[12].

  1. Solidaridad con pensiones pobres, contributivas en todos los tramos salariales, y asistenciales.

Todavía, en régimen de Reparto, podemos tomar otro uno por ciento del fondo y destinarlo a mejorar las pensiones de los ingresos por pensiones de todos los tramos salariales de la clase trabajadora, bajos, medios y altos, para consolidar una Tasa de Reemplazo en el orden de 50 a 70% real en Chile.

Este dos por ciento del total del fondo, para nada lesiona la magnitud de lo ahorrado por los trabajadores, pudiendo incluso tomarse otro uno por ciento, de US$ 1700 millones de dólares, y destinarlo a mejorar las pensiones de quienes tuvieron muy poca o nula capacidad de ahorro, y mejorar con este uno por ciento las pensiones asistenciales en Chile.

Vale decir, con un tres por ciento del Fondo de Pensiones, se pueden aumentar considerablemente las pensiones en Chile, dejando para Seguridad Social, un % de Gasto Social para mejorar salud y vivienda, elevando de inmediato el desarrollo con equidad en el país.

  1. Crecimiento y desarrollo.

Según las cifras claras que hemos revisado, con un dos por ciento del total del fondo, superamos la pobreza en los pensionados, e inyectamos un caudal de circulante que estimula la demanda interna, y por ende el crecimiento. Es así de simple, mayor liquidez al mercado interno, y crecemos más rápido y seguro.

Por eso los países desarrollados no tocan sus sistemas de seguridad social, y ya es claro que la administración financiera privada tiene costos incompatibles con la seguridad social.

  • Conclusión, que decidan los trabajadores en un Plebiscito vinculante para el Estado.

Hoy es fundamental como país decidir esta cuestión y exigir el término de estos altísimos costos privados de las AFP. Una consulta nacional es incluso pedida por sectores de las AFP, que aseguran que los chilenos decidirán por ellos.

Las cartas están sobre la mesa.

Exigimos un marco institucional para un Plebiscito o Consulta Nacional sobre la Seguridad Social en Chile, que nos permita decidir en Libertad sobre nuestro sistema de pensiones.

Al mismo tiempo esta “industria” que trabaja con nuestros ahorros para pensiones, 37 años después de la creación del sistema, reconoce que “calcularon mal” el porcentaje de cotizaciones, y promueve elevar la cotización o contribución obligatoria, con cargo al salario de los trabajadores, además de elevar la edad de jubilación, ambas cosas, sostienen, permitirían que el saldo de ahorro se incremente, para financiar mejores pensiones en el futuro.

Así, con total desparpajo por 37 años de fracaso, con un sistema mal diseñado, con “expertos” que hipotecaron el futuro de varias generaciones de trabajadores, responden a la demanda de nuestro movimiento.

Lo cierto es que el sistema tambalea en sus pobres cimientos, pues todos los actuales estudios serios sobre la materia, condenan este sistema privado, incluso en las bases institucionales que dieron lugar a pretenderlo un ejemplo para el mundo.

En este sentido, la Comisión Presidencial de Pensiones 2015, fue clara en identificar para Chile, en las próximas décadas, pensiones aún más pobres que las especificadas en los actuales estudios de la Oecd, recomendando en general eliminar el sistema de pensiones pagados por las AFP de Retiro Programado, por ser altamente regresivo, y generar una enorme carga fiscal para sostenerlo.

Por su parte, dos premios nobel en Economía, en general partidarios de reformas privadas en el pilar voluntario, señalan que el Informe del Banco Mundial en 1994, que generó recomendaciones para para un Pilar contributivo privado, según el modelo chileno, señalan que esos estudios adolecen de severos problemas de diseño, y que es necesario evitar seguir recomendándolo como sostenible para el futuro.

Nuestro movimiento, desde nuestras propias estructuras de estudios y enlaces asociados, hemos demostrado además cómo este sistema comete numerosos fraudes en la administración de fondos de pensiones, además de cobros escandalosos, a través de un complejo sistema de comisiones, que, como veremos a continuación, suman el equivalente al total de pensiones que perciben hoy nuestros trabajadores jubilados.

Estas complejas cuestiones ya son parte del cotidiano de nuestros viejos, trabajadores jubilados, que se ven empujados a seguir trabajando con salarios de hambre, o sostenerse con aportes estatales mínimos para no caer bajo la línea de la pobreza, por efecto de un sistema perverso, que usa nuestros dineros para los empresarios y el lucro de la codicia financiera, lejos de los compromisos de seguridad social para lo que se debe usar este dinero.

Según señalamos, nuestro propósito es terminar con este sistema, exigiendo a la autoridad que permita a los trabajadores decidir sobre la continuidad de las AFP a través de un Plebiscito, tarea a la que nos avocaremos con toda fuerza en adelante, para terminar con esta oscura industria del lucro con nuestro dinero para pensiones.

( * )   Marco González Pizarro *

Abogado, Mg Cs. Sociales, Master Economía y Sociedad UE.

Departamento de Estudios,  Movimiento de Trabajadores No Mas AFP

Notas:

[1] http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=46 OPCION: VARIACION PATRIMONIAL DE LOS FONDOS DE PENSIONES. Ver: Tabla, Ingresos: Cotizaciones.

[2] http://www.adnradio.cl/noticias/economia/comisiones-desconocidas-de-afp-sumaron-us-422-millones-en-2015/20160811/nota/3214607.aspx

[3]http://www.safp.cl/portal/informes/581/articles-11192_recurso_1.pdf P.11

[4] http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=46 OPCION Variación patrimonial de los Fondos de Pensiones (anuales)

[5] http://www.fundacionsol.cl/2016/07/quien-sirve-negocio-las-afp/

[6] http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/.si.php?id=inf_estadistica/afipen/mensual/2017/03/t032.html Total pensionados según AFP, sexo y tipo de pensión de vejez.

[7] http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=45 OPCION Número y monto promedio en U.F. de las pensiones pagadas por Retiros Programados en el Sistema Previsional (anuales)

[8] Ver Presupuesto Nacional 2016, en Partida 15 Capítulo 09 Programa 01: http://www.dipres.gob.cl/595/articles-155182_doc_pdf.pdf

[9]http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/paginaCuadrosCCEE.php?menu=sci&menuN1=cotycot&menuN2=saldoci OPCION Número de cotizantes según saldo de la cuenta de capitalización individual e ingreso imponible

[10] http://www.spensiones.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=46scomp OPCION Número de nuevos pensionados, saldo promedio y mediana del saldo por trimestre de pensión e intermediación.

[11] http://www.spensiones.cl/portal/informes/581/articles-11214_recurso_1.pdf P. 4,5.

[12] Vid Tabla anterior, opción Disminuciones, Traspasos a Cias de Seguros.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: